Miss finanzas

Claves para organizar las finanzas del 2019

Con las cifras de inflación y la reforma tributaria, saque lápiz y papel para ver cómo se afectarán sus gastos. Tenga cuidado si le picó el bicho de endeudarse en dólares.

Foto: iStock.

Terminaron las vacaciones y es hora de arrancar el año con la organización de sus  finanzas. Ya se conocen varias cifras e indicadores que son necesarios para saber cómo cambiarán algunos de los gastos, como el incremento del salario mínimo para el 2019 y la inflación registrada en el 2018.

Aquí le presentamos algunas claves para tener en cuenta en sus presupuestos, desde aspectos tan cotidianos, como el arriendo, hasta  otras obligaciones que incluyen el pago de impuestos.  

El salario mínimo
En diciembre pasado, de forma concertada –salvo por parte de la Central Unitaria de Trabajadores, que no suscribió el acuerdo–, el salario mínimo fue definido en 828.116 pesos, lo que significa un aumento del 6% con respecto a la remuneración que rigió en el 2018.

Este incremento significa un alza en los salarios que los empleadores deben pagar, en los ingresos que reciben cerca de dos millones de trabajadores, pero también un aumento en elementos indexados, como el costo del Soat, los comparendos y las tarifas de grúas y patios.

La inflación
Los precios al consumidor en el 2018 subieron un 3,18 %, según reportó el Dane, el pasado 5 de enero. La cifra estuvo por debajo de la mayoría de las estimaciones, que preveían una variación entre el 3,2% y el 3,4%. 

Suben a partir de este mes los peajes a cargo del Invías y otros costos, como el arriendo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el aumento para la vivienda en alquiler no es automático, sino a partir de cumplido el año de contrato (12 meses). 

La reforma tributaria - IVA
Otros de los cambios que vienen este año en materia financiera son producto de la Ley de Financiamiento, que consistió en una reforma a los impuestos, aprobada por el Congreso de la República, en diciembre pasado. 

Si bien la ampliación del IVA en su totalidad no prosperó, uno de los puntos que mayor polémica generaron es la ampliación de ese impuesto a las bebidas azucaradas y gaseosas, que ahora se cobrará en toda la cadena de producción y comercialización. 

Según los gremios, esa alza generaría un incremento en los precios al consumidor entre 5% y 15%, mientras que otros, menos fatalistas, consideran que el incremento no será significativo, para no desestimular su consumo. ¿Cuál de las dos partes tiene la razón? El tiempo lo dirá.

Patrimonio y renta
Las personas que tengan un patrimonio que supere los 5.000 millones de pesos deberán tributar el 1%. Asimismo, habrá impuesto al consumo del 2% sobre las ventas de vivienda que superen los 918 millones de pesos (26.800 UVT).

En cuanto a la renta para personas naturales se plantearon diferentes tarifas, que van de 0 al 39%. Quienes más pagarán serán quienes cuenten con una renta gravada anual mayor a 297,1 millones de pesos hasta 650,1 millones (35%); 37% para la renta gravada mayor a 650,1 millones de pesos hasta los 1.062,4 millones; y, finalmente, 39% para renta gravadas para los mayores a 1.062,4 millones de pesos. 

Para declarar renta, las fechas límite empiezan a cumplirse el 6 de agosto. Las primeras serán para cédulas terminadas en 99 y 00. Las últimas serán las cédulas terminadas en 01 y 02, máximo el 17 de octubre.

Así mismo, recuerde que no están obligados a declarar renta quienes, al 31 de diciembre del 2018, no cuenten con un patrimonio bruto superior a 149’202.000 pesos. Tampoco si en el año no tuvo ingresos brutos, consumos con tarjeta de crédito, compras o acumulados en consignaciones bancarias, depósitos o inversiones superiores a 46'418.000 pesos.

Esto aplica solo para los asalariados, que no son responsables del impuesto a las ventas (IVA) del régimen común y cuyos ingresos brutos provienen, por lo menos, en un 80% de pagos originados en una relación laboral.

¿Cómo se comportará el dólar?
Según los analistas, el dólar seguirá por encima de 3.000 pesos, durante este año. Por lo tanto, es bueno que tenga eso en cuenta a la hora de endeudarse en esta moneda –comprando a través de Internet, por ejemplo– o viajando a países como Estados Unidos. 

Sin embargo, no todo es malo con un dólar caro, pues puede ser un incentivo para los productores que exportan y, como contó El Espectador en sus proyecciones de principio del 2019, mientras no haya cambios bruscos en el comportamiento de esa divisa, no habría un impacto considerable en la inflación.

 

últimas noticias

Alimentos para mejorar la salud capilar

Cómo lograr que su hijo sea un gran lector