Cómo lograr que su hijo sea un gran lector

A todos los padres le encantan que sus hijos lean porque además de conocer nuevos mundos, la lectura en la infancia favorece un mejor desarrollo afectivo y psicológico y facilita el mejor uso de la palabra.

Foto: pixabay

Ana María Mora fundó hace seis meses la librería infantil Había una vez, en Cajicá. Sin embargo, su amor por los libros estaba inscrito en su ADN. Su abuelo, sus padres y su tía fueron dueños de grandes librerías de Bogotá y desde muy pequeña creció leyendo aventuras de personajes fantásticos, en medio de grandes bibliotecas, amigos autores que desfilaron por su casa y ferias del libro. Con Había una vez, creó un lugar donde la familia entera puede reunirse al calor de un chocolate caliente y una buena historia. Su sueño es inspirar a grandes lectores para el futuro. Por esta razón Ana María trae algunos consejos: 

(Le puede interesar: ¿Por qué debes leer cuentos a tus hijos?)

1. Leer al bebé desde que está en el vientre materno. La lectura infantil es una actividad vital. Empieza desde el vientre, con los arrullos de la mamá, que le permiten al bebé saberse seguro. Sigue con la canciones de cuna, con las rimas y los cánticos que mantienen ese baile rítmico e íntimo entre madre e hijo y que perdurará para siempre.

2. Acercar a los niños desde pequeños a los cuentos. Hay que dedicar un tiempo para leer a los niños. Puede ser al acostarse, cuando las luces se apagan y los celulares deberían dejar de sonar. Durante ese instante, en que un papá o una mamá lee a su hijo, éste reconoce que tiene toda la atención de sus seres queridos y convierte al libro, como por arte de magia, en un lugar conocido al que siempre querrá volver.

3. Un niño debe ver a sus papás leyendo. Todo en ellos se aprende por imitación. Entonces ¿qué mejor que un niño que ve a sus papás disfrutando de los libros? Visitar librerías debería ser también una costumbre que se inculque a los chicos. Si los padres lo disfrutan, seguro que los niños también lo disfrutarán tanto como ir al parque.

4. Nunca imponer un tema. No importa si son fantasmas, zombies, extraterrestres o piratas. Hay que permitir que el niño o la niña elija qué le apasiona y lo busque con esa curiosidad inmensa de la que solo ellos son dueños. Durante la infancia las ganas de aprender son infinitas, no debemos ser los adultos quienes frustren su instinto que los lleva a devorarse el mundo.

5. No hay que establecer horarios fijos. Hay que buscar lugares y tiempos propicios para la lectura, donde tanto niños y adultos estén concentrados. Pero no sugiero que la lectura sea algo impuesto. Todo lo que es obligado resulta aburrido y pronto habremos perdido la oportunidad de crear grandes lectores.

6. La calidad sí importa. A veces los padres compramos cualquier libro de semáforo a los niños, porque los subestimamos. La realidad es que esos pequeños tienen grandes mentes y necesitan de libros que los cautiven y los reten. Por eso, es importante buscar buenas editoriales, las cuales han hecho una curaduría de los textos y las ilustraciones. Cuando un niño o una niña descubre un gran texto en el momento adecuado, jamás volverá a separarse de los libros.

7. El libro es un hermano mayor. Los libros nos ayudan ponernos en los zapatos de otros, a entender sus costumbres, sus creencias y sus diferencias. Pero también nos ayudan a ver que en otros países y mundos, por lejanos que parezcan, hay personas que sufren y ríen por los mismos motivos que nosotros. Un buen libro nos entiende, nos escucha y jamás nos juzga. Por eso es que una historia puede ser la mejor herramienta para atravesar momentos difíciles .

871742

2019-07-19T10:58:38-05:00

article

2019-07-19T11:19:29-05:00

mcamacho_250931

cromos

Redacción Cromos

Estilo de Vida

Cómo lograr que su hijo sea un gran lector

43

3784

3827

Temas relacionados