¿Cuándo es necesario llevar a un niño a urgencias en época de lluvias?

En esta época de lluvias debes aprender a prevenir cualquier enfermedad respiratoria. Pero lo más importante, saber en qué momento es necesario asistir a urgencias.

Foto: iStock.

Durante el 2017 se atendió un promedio de 1'089.281 pacientes por urgencias a los diferentes centros de salud, es decir que al día fueron 3.242 personas través del Plan de Beneficios en Salud PBS. Por esta razón y por la gran afluencia de pacientes a hospitales y clínicas es importante saber cuándo acudir a urgencias.

Durante esta época invernal se presenta un incremento de casos de Infección Respiratoria Aguda (IRA), los cuales se mantienen en el promedio histórico y dentro del comportamiento esperado por las autoridades. Según cifras oficiales del Instituto Nacional de Salud INS, para Colombia, en el primer trimestre del 2018 se han reportado 1'489.562 consultas externas, urgencias y hospitalizaciones por IRA.

De acuerdo con María Alexandra Sánchez, gerente de la Cohorte Respiratoria de Compensar EPS es importante el autocuidado y la prevención frente a las enfermedades respiratorias; especialmente con los más pequeños. Un lavado de manos con agua y jabón frecuente para adultos y niños, esquemas de vacunación completos especialmente para niños, adultos mayores y gestantes, alimentación con leche materna exclusiva durante los primeros 6 meses.  Evitar en lo posible el contacto con personas que tengan tos o gripa, evitar cambios bruscos de temperatura, cubrirse nariz y boca al salir de lugares cerrados, consumir alimentos sanos y naturales como frutas, en cantidades suficientes y procurar permanecer en espacios o lugares libres de humo.

Siguiendo las anteriores recomendaciones de autocuidado, se evita la afluencia de personas en urgencias quienes en muchas ocasiones solo presentan síntomas de un resfriado común. Recomendamos que los menores deben acudir a los servicios de salud de manera inmediata, cuando se presenten los siguientes síntomas:

 

Si es menor de 2 meses

- Aumento o disminución de la temperatura.

- Respiración más rápida de lo normal.

- Sonidos en el pecho al respirar.

- Somnolencia o no se despierta con facilidad.

- Ataques o convulsiones.

 

Si tiene entre 2 meses y 5 años

- Fiebre de difícil control, mayor de 39°C.

- Fiebre durante más de tres días.

- Decaimiento a pesar de no tener fiebre.

- Respiración más rápida de lo normal.

- Hundimiento de las costillas al respirar.

 

La infección respiratoria aguda afecta a adolescentes y adultos, pero generalmente los más afectados son los niños. Por eso, es mejor no llevarlos al colegio cuando estén resfriados. No olvides el autocuidado y la prevención.

 

últimas noticias