Joyas en acrílico y tela, la nueva tendencia

Las hermanas Serna tienen en común el gusto por lo inusual. Dejaron atrás el oro y la plata para dedicarse a las telas y a los acrílicos siendo ésta la estética oficial de Pixel Púrpura accesorios.
Joyas en acrílico y tela, la nueva tendencia

Andrea Serna vive en un apartamento de una torre nueva al norte de Bogotá. Es dueña de un perro con moños negros de nombre Precioso, de un celular morado, de un mouse de Hello Kitty y de la marca de accesorios Pixel Púrpura.

Un colectivo de ideas, bosquejos, ilusiones y metas que comenzaron a tomar forma hace cinco años con la ayuda de su hermana Angie y de un hobbie bien cultivado. Su carrera es la arquitectura, así que siempre percibió la naturaleza de las cosas con cierta presteza. Así fue como lo urbano sirvió como copa inspiradora para forjar accesorios que no se ven en otros sitios.

La ciudad de Armenia fue cuna de Pixel Púrpura. En ese lugar comenzaron los sueños con un local enteramente dedicado a los accesorios de las hermanas Serna. Ahora en Bogotá, se abren paso gradual pero fuertemente. La Ropería, Housecat, JohnBandera y Minimal se convirtieron en lugares de acogida para esta diseñadora.

El concepto base de los accesorios fue establecido desde el inicio, tomando la mezcla de diversos materiales “y colores para ofrecerle al público algo divertido sin dejar en lado el enfoque a gente más seria”, afirma Andrea tomando su cabello corto hacía atrás. La estética de la ciudad impregna su visión al ver que usa o que le falta a las personas. Así pues, toma su cuadernillo de bosquejos tamaño media carta esbozando ideas para luego ayudarse con el programa de diseño Corel a la hora de pasar todo a un nivel digital.

Las revistas de moda europea son, a parte de la tela y el acrílico, lo que más toca sus dedos. Las tendencias mundiales son bases primordiales para un desarrollo pleno de la estética propia. Conocer como se mueve el mundo es tarea base de aquel que se concibe en el oficio.

Por eso las piezas de esta marca son únicas. 24 piezas por colección para mantener la singularidad. Sí la pieza de arete en forma de gato se lanza al mercado una vez, es muy raro volver a encontrar una misma después. Topo de tacones, diademas, moños de telas de mil colores son ejemplos de la inspiración que asume la diseñadora a su alrededor. Generar accesorios para la mujer joven-adulta que busque dejar llevar su espíritu con la elegancia de la cotidianidad.

El futuro de Pixel Púrpura se vislumbra claro como agua en sol, una tienda en Madrid o en Nueva York “empezar a crear ropa, blusas, gafas… todo lo que complete el atuendo femenino” confiesa Andrea con cierto deje de emoción.

Temas relacionados