El robot guardián

Una compañía lanza robot equipado con cámara de video para una total vigilancia, asistencia y control. 
El robot guardián

Llevamos años escuchando que en el futuro los robots serán parte importante de la vida diaria. Pues bien, para Gostai –una empresa especializada en inteligencia artificial–, el futuro es ahora; la compañía acaba de lanzar el Jazz, un robot equipado con cámara de video que puede ser manejado con control remoto a grandes distancias. Aunque no tiene brazos, el jazz es bastante útil como guardia de seguridad, ya que las cámaras instaladas en su cabeza giratoria le permiten mantener vigilado cada rincón de la casa. Por si fuera poco, puede enviarle a su dueño mensajes de texto o e-mails si detecta algún movimiento sospechoso.

 

De interés:

Amigos y rivales

Una ventaja enorme que tiene el Wii, de Nintendo, sobre el Xbox, de Microsoft, es que los controles del primero se pueden recargar mientras que los del segundo funcionan con baterías. Y aunque existen diferentes estilos de cargadores para Wii, nunca habíamos visto uno con la imagen del principal rival de Mario Bros –la estrella de Nintendo– Sonic the Hedgehog. El popular erizo azul, creado por Sega en 1991, surgió como respuesta al enorme éxito que por entonces tenía Mario. Y ahora, gracias al cargador, se une para colaborarle a su viejo enemigo. 

El super ratón

Ya lo sabemos: jugar en el computador agobia porque es difícil manejar las teclas o porque, en ocasiones, debemos conectar dispositivos demasiado grandes y dispendiosos. Pensando en ello, la gente de Shogun Bros ha creado este mouse que, en la parte inferior, viene equipado con el clásico control de las consolas de video. Además de ser práctico y sencillo, el Chameleon X-1 se conecta a cualquier computador sin necesidad de cables. Gracias a sus 14 botones, ahora será mucho más fácil jugar frente a la pantalla de su PC. 

Muy “retro”

Ahora que el mercado está lleno de teléfonos inteligentes, no está de más recordar que, no hace muchos años, estos aparatos eran mucho más básicos de lo que son en la actualidad: un teclado de números, un cable y una bocina. Nada más. Para quienes aún suspiran por el pasado, la empresa japonesa Hashy Topin presenta este novedoso ‘gadget’ que les permite convertir el iPhone en uno de aquellos teléfonos fijos que se usaban en los noventa. Disponible en cinco colores –negro, blanco, azul, rosado y amarillo– el iPhone X es la herramienta ideal para aquellos que conservan un espíritu muy ‘retro’.