Toda la verdad sobre la sexualidad femenina

A pesar de la revolución sexual que se dio hace unas décadas y el derrumbe de muchos prejuicios, la sexualidad femenina sigue influenciada por mitos y temores. Hoy en día muchas mujeres no disfrutan por desconocimiento y vergüenza.
Toda la verdad sobre la sexualidad femenina

Carolina Londoño Gutiérrez (C.L.), médica sexóloga del Centro Psicopedagógico Integrado, y Flavia Gomes dos Santos (F.D.S.), sexóloga de Canal Caracol, nos hablaron sin tapujos de las mentiras y verdades de la sexualidad femenina. ¿La primera relación sexual siempre duele? ¿En qué nos diferenciamos de los hombres? ¿Cuál es la edad en la que alcanzamos nuestra plenitud sexual? Descúbrelo.

¿Cuáles son las diferencias con la sexualidad masculina?

F.D.S. Nosotras necesitamos de preliminares prolongados porque nos demoramos más en calentar. Somos horno a leña y ellos microondas. Ellos son visuales, se estimulan observando, en cambio nosotras escuchando. El hombre que entienda esa diferencia tiene la mitad del camino recorrido.

C.L. La respuesta sexual de hombres y mujeres es igual en el sentido de que ambos pasamos por las mismas fases –deseo, excitación, meseta, orgasmo, resolución y período refractario–. Sin embargo, los ritmos son distintos. Las mujeres requerimos de un buen preámbulo en el que no importe la duración sino la calidad. Necesitamos estímulos sexuales-efectivos que nos permitan excitarnos y tener los cambios corporales necesarios para que al momento de la penetración no haya dolor. Adicionalmente debemos identificar y compartir con nuestra pareja nuestros diferentes patrones orgásmicos para poder lograr una buena satisfacción sexual. Sobra recordar que no eyaculamos, por lo que nos es más fácil fingir, lo cual es innecesario y contraproducente para el vínculo con nuestra pareja.

¿Qué significa tener una sexualidad sana?

F.D.S. Que la mujer no tema ni se avergüence de buscar su propio placer y explorar su cuerpo, que disfrute el sexo sin tabúes.

C.L. La sexualidad integra los aspectos biológicos, psicológicos, emocionales, trascendentales y espirituales del ser humano. Cuando esto se logra se puede hablar de sexualidad sana. Sin embargo, también hay otros factores como la ausencia de disfunciones sexuales, la no victimización, el cambio en los roles estereotipados y la autoaceptación.

¿Cuáles mitos se niegan a desaparecer?

F.D.S. Toda mujer que busca placer es ninfómana o vagabunda. Eso es el reflejo de una sociedad machista a la que le es conveniente controlar el deseo femenino.

C.L. Varios: que nos debe doler la primera relación sexual, que es normal que las mujeres tengamos disfunciones y que la mujer no es la que debe proponer.

¿Cuál es la edad dorara en la sexualidad femenina?

F.D.S. Creo que a partir de los 45 años cuando la mujer ya está segura de su cuerpo y deja de luchar con los estereotipos. Muchas mujeres descubren que son multiorgásmicas después de los 50.

C.L. Todas, siempre y cuando seamos congruentes con lo que sentimos y jamás hagamos algo que no deseemos o por las razones equivocadas. Se dice, sin embargo, que es la menopausia, etapa en la que no hay riesgos de embarazo, los hijos se han ido, la mujer se conoce y sabe lo que le gusta. Adicionalmente, el vínculo con la pareja se fortalece, haciendo de esta etapa una de las más satisfactorias.

¿Qué hace falta que revolucione en materia de sexualidad femenina?

F.D.S. La pena. Las mujeres tienen que dejar de sentir vergüenza por su sexualidad y su cuerpo, y aprender a expresar qué quieren y qué no quieren. La cama es un terreno de negociación pero muchas mujeres tienen miedo de perder a su pareja si hablan abiertamente. Lastimosamente aún se dejan influenciar por la opinión ajena.

C.L. Trabajar por una sexualidad basada en valores y derechos, sin radicalizarnos hacia un machismo y un feminismo que hace más mal que bien. Buscar igualdad en derechos y deberes sin desconocer la diferencia que existe entre unos y otros.

¿Cuál es la edad propicia para que las mujeres empiecen a explorar su sexualidad?

F.D.S. Siempre. La exploración empieza en la niñez con el descubrimiento de los genitales. En la adolescencia a través de la masturbación se empieza a conocer el propio cuerpo y entender cómo responde al estímulo. En la edad adulta las exploraciones continúan de acuerdo con el deseo de descubrir nuevas formas de placer.

C.L. Cuando tengan un buen conocimiento sobre su propia sexualidad, con bases para ejercerla de manera libre y responsable. Lo más importante es que se sientan preparadas y no permitan que las presiones personales y culturales las obliguen a hacer algo que no desean.

¿Cómo es la sexualidad de la mujer colombiana?

F.D.S. Llena de curiosidades y lista para experimentar.

¿Qué es lo que más temen las mujeres?

F.D.S. Depende de cada mujer. Algunas la soledad, otras el rechazo sexual y otras la dependencia. Pero yo diría que la mayoría de las mujeres tienen alma de guerreras y luchan duro a pesar de los temores.

C.L. La infidelidad, el dolor emocional y físico, la separación, la soledad, el qué dirán, y por último, ser juzgadas por su pareja si proponen cosas nuevas.  

 

últimas noticias