El baño, minimalismo en la ducha

Los baños pasaron de ser segundones a la hora del diseño a ser los protagonistas de la casa. Zona de confort.
El baño, minimalismo en la ducha

Desde hace siglos las civilizaciones antiguas de Egipto, Grecia y Roma tenían muy claro para qué servía un baño. Era una mezcla de placer, poder y riqueza donde hasta la religión y la medicina tenían cabida. Hoy en día este lugar de la casa tiene un espacio y una decoración digna de admirar, y aunque no tiene el tamaño de los baños de Nerón, donde cabían hasta 2.500 personas, sí es un lugar para además de asearse, descansar, relajarse y arreglarse. Muchos sitios en uno.

Por eso a este lugar arquitectos, diseñadores y hasta los nuevos inquilinos de una casa le dedican especial atención. Porque además de la tendencia minimalista, los baños también tienen la última tecnología: la utilización de planchas enteras para revestimientos de pared a pared, sin uniones, lo que facilita la limpieza (unos de los contras de los baños), conservación y estética. Los materiales que se usan para lograr estos efectos son derivados del acrílico, acero, y aluminio, entre otros. Otro punto a favor de la tecnología es que algunos baños vienen con superficies antibacteriales, lo que para los obsesivos con el orden y la limpieza son una gran ventaja.

Para vestir esas paredes, los arquitectos piensan primero en la efectividad a la hora de guardar los productos del baño de manera ordenada y práctica. Los baños con muebles parecen destinados a imponerse, con cajones escondidos debajo de los lavamanos y las bañeras para aprovechar todos los espacios. Busque muebles que le den a su baño un toque de diseño y contemporaneidad y que hagan mucho más agradable el ambiente. El mercado realmente ofrece una gran variedad en materiales y diseño: madera, acrílico y acero inoxidable son los más usados.

Los metros cuadrados que se le dan a este espacio están tomando gran importancia. Tanto que las casas generalmente tienen uno o dos baños más grandes de lo normal, hasta con dos duchas, y en los apartamentos muchas veces se unen dos baños para quedar con uno que llame realmente la atención. Para que se haga una idea los accesorios para remodelar su baño pasan de los $200.000 a los $2’000.000 fácilmente en una grifería. Por eso el baño es un sitio de lujo para muchos.

Los arquitectos de Dipot –Gabriel Lián, Andrés Aitken y Silvia López– nos hablan de estas tendencias : “Los baños se interpretan como espacio de relajación y en esa medida tienden a ser abiertos y llenos de luz. La naturaleza se incorpora para lograr una sensación de tranquilidad. La grifería adecuada juega un papel muy importante para el resultado final de un baño. A la hora de hablar de iluminación, la calidez de la misma es muy importante. La iluminación blanca pasa a categorizarse como industrial mientras que la luz amarilla y cálida es la preferida para el hogar. La iluminación difuminable permite crear ambientes diferentes y por ello estará dentro de las peticiones principales de los clientes. Los pisos cada vez son menos sofisticados. Los acabados rústicos y bruscos se abren campo. La facilidad en la limpieza y en el mantenimiento son los factores más importantes a la hora de decidir. El microcemento estará muy de moda”.

El sitio de la casa donde se ubique este cuarto debe tener muy buena ventilación y luz. Para darle un toque natural muchos baños tienen matas, ventanas o láminas de vidrio que le dan amplitud y modernidad al espacio. Porque otra de las tendencias es que este espacio por su efecto de relajación tenga una vista a paisajes naturales o incluso en los apartamentos loft el baño y el cuarto no tienen puerta sino una lámina de vidrio que no logra privacidad sino integración.  

 

últimas noticias

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?

Sexo oral en la primera cita ¿sí o no?