Maquillaje radiante y fresco

Sin tener excesos o un rostro sobrecargado en color, este tutorial es ideal para un look joven.
Maquillaje radiante y fresco

1.Base. Es importante usar una adecuada para el rostro. Aquellas líquidas son recomendables. Así que sólo necesitas esparcir en las áreas delineadas para cubrir imperfecciones. Con tus dedos limpios esparce uniformemente.

2. Con una brocha, espolvorea con un movimiento rotatorio, polvo translúcido debajo de los ojos, sobre los párpados y debajo de la quijada. Esto otorgará textura a la piel.

3. Colorear las cejas. Un tono fuerte pero uniforme da sensación de ojos mucho más expresivos y grandes. Así que usa tu color favorito de lápiz para hacerlo. Recuerda al final cepillarlas para darles forma.

4. Luces. Con un lápiz blanco hacer puntos de luz al interior del ojo, a la mitad del párpado y debajo de las cejas. Esto creará ilusión de brillo. Así mismo delinea la mitad de la línea inferior del ojo. No en su totalidad pues sí se hace, los ojos lucirán pequeños.

5. Con un delineador negro haz una suave línea en las pestañas, no arriba de ellas. Al hacerlo, otorga el efecto de volumen.

6. Sombras color durazno. Toma con la huella de tu dedo un poco de ella y espárcela por el párpado. Con un pincel de sombras, aplicar el mismo tono pero en la parte interior inferior. Todo se trata de dar fusión a la piel y al color. Así que no es bueno sobresaturar. Menos siempre será más.

7. Con un tono de sombra café, aplicar con el pincel pero esta vez en la parte inferior externa. Fundirla hasta tocar el color durazno.

8. Encrespa las pestañas y usa pestañina de tu preferencia.

9. Con una brocha gruesa, toma tu color de rubor favorito. Pero en este caso es recomendable usar un pomarrosa. Aplicar al exterior de las mejillas para darle contorno y calidez al rostro. Lo hará lucir brillante.

10. Labial. Usar uno con brillo por su efecto translúcido. Pondrá color pero no opacará el natural de los labios.

¡LISTO!  

 

últimas noticias

Trece instrucciones para volar en parapente

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?