Electrodomésticos esconden hongos peligrosos para la salud

Un hongo potencialmente patógeno y resistente vive agazapado en muchos utensilios de uso común, según un estudio realizado por científicos de la universidad de Liubliana.
Electrodomésticos esconden hongos peligrosos para la salud

La invasión de estos hongos negros en el hogar supone un potencial riesgo para la salud, según el estudio, publicado en la revista británica Fungal Biology.

La investigación, encabezada por la microbióloga eslovena Nina Gunde-Cimerman, se centró en los lavavajillas, que ofrecen un entorno húmedo y cálido y en los que los hongos Exophiala dermatitidis y E. phaemuriformis demostraron una tolerancia inusual al calor, a las elevadas concentraciones de sal, a detergentes agresivos y al agua tanto ácida como alcalina.

Según el estudio, fueron hallados diversos hongos en la cinta de goma de la puerta en el 62 por ciento de los lavavajillas analizados en 101 hogares de seis continentes.

En el 56 por ciento estaban presentes Exophiala dermatitidis y E. phaemuriformis, dos levaduras poliextremotolerantes negras que pueden causar infecciones, sobre todo en personas inmunodeprimidas o débiles, como ancianos y niños.

"Hasta ahora no se sabía que (estos hongos) vivían en los lavavajillas y además parece que han evolucionado y pueden formar nuevos genotipos en estos electrodomésticos", dijo Gunde-Cimerman.

Los hongos, que a simple vista aparecen como un moho negro, proliferan en combinación con distintos detergentes, sobre sellos de goma y los cajones del detergente, señaló la científica.

Y aunque sigue investigándose qué enfermedades pueden causar, se sabe que pueden infectar a las personas al ser ingeridos -permanecen sobre los platos y cubiertos lavados-, inhalados - una vía especialmente peligrosa para los que ya sufren fibrosis quística, una grave enfermedad pulmonar-, y cuando entran en contacto con una herida, por ejemplo cuando uno se corta al romperse un vaso en el lavavajillas.

"De momento, la mejor prevención es sobrecalentar el lavavajillas de vez en cuando y lavar los platos a mano si uno se encuentra enfermo", dijo Gunde-Cimerman.

La solución es utilizar temperaturas más elevadas para el lavado y cambiar las gomas del lavavajillas, aunque son los fabricantes los que deberían remediar el problema, probablemente con un programa adicional en vacío que permitiera desinfectar el aparato a temperaturas muy altas, añadió.

También han sido aislados hongos en lavadoras, máquinas de café, el fregadero de la cocina y en cuartos de baño.

La presencia generalizada de estos hongos en electrodomésticos de uso común sugiere que estos organismos se encuentran en un proceso evolutivo extraordinario que puede suponer un riesgo significativo para la salud humana en el futuro, señala el estudio.  

 

últimas noticias

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?

Sexo oral en la primera cita ¿sí o no?