El pelo que los hombres quieren tener

El cuidado capilar ya no es exclusivo de las mujeres. Volumen, cuerpo y brillo son asuntos a los que los hombres también prestan atención

 

 

Durante mucho tiempo el pelo de los hombres fue considerado un tema menor. Los estilistas y peluqueros parecían sólo dedicados a las largas y abundantes cabelleras femeninas y la industria capilar no se interesaba en ofrecer productos para el cuidado de ellos. El mito fue siempre uno: cuidarse el pelo no fue nunca un asunto muy viril.

 

Por suerte para muchos, las cosas han cambiado. El look masculino, los cortes y la salud del pelo son cuestiones que con el tiempo van tomando más importancia. Hoy, los hombres buscan asesoría y establecen rutinas de cuidado con su propio pelo porque cada vez más se convierte en un aspecto determinante a la hora de hablar de la imagen personal. Consejos para que esos pelos luzcan de película.

 

Según Juvenal Sánchez, peluquero y estilista con más de 25 años de experiencia, la moda de los años 80 es, en buena parte, es culpable del estado del cabello masculino en la actualidad. El uso indiscriminado de geles a base de alcohol causó una caída de pelo masiva y es el causante del 80% de la calvicie actual. Los estudios demuestran que el pelo tiene memoria y esos productos usados durante años fueron acabando con el pH natural de los hombres.

 

 

 

Este especialista recomienda la siguiente rutina:

 

 

Es importante tener mínimo tres marcas diferentes de champú en la ducha.

 

Lavar diariamente el cabello intercalando cada champú. (Si la persona se lava diariamente el cabello debe elegir un champú para uso frecuente).

 

Uno de ellos debe ser anticaspa para controlar el pH.

 

Los productos deben ser libres de alcohol.

 

Si se usa acondicionador, debe ser sólo en las puntas.

 

En lo posible controlar la temperatura del agua. Las duchas muy calientes favorecen la caída del cabello.

 

Masajea para activar la circulación sanguínea. Esto ayuda para que el cabello esté fuerte y a prevenir la caída.

 

A la hora de peinar, el mercado ofrece gran variedad de productos especialmente diseñados para hombres, que van desde cremas de peinar hasta espumas y geles. Es importante buscar productos que ofrezcan un look moldeado pero no mojado.

 

 

 

 

El look: un asunto masculino

 

Para fortuna de los hombres modernos, la apariencia personal es hoy tan importante como la higiene y la salud. Verse bien no es sólo lograr un look natural sino dejarse ayudar por las nuevas tendencias y productos que ofrecen versatilidad a la hora de peinarse.

 

Para Juvenal Sánchez la moda está totalmente abierta. Esto quiere decir que hay plena libertad para llevar un corte en forma de hongo, estilo Emo, largo o totalmente calvo. En realidad hay que tener en cuenta el ángulo de la cara, la edad y la personalidad.

 

 

 

Tintes

 

Para el estilista, es muy importante el uso de productos especializados. En el mercado hay varias marcas de tintes especiales para uso masculino. Cuando el hombre usa tintes para mujer, se obtienen tonos más rojizos y naranjas porque el pH es diferente.

Recomienda no tinturar nunca el 100% del cabello sino en ciertas partes para disimular el porcentaje de canas.

 

 

 

Una barba sexy

 

La barba fue considerada por mucho tiempo como un rasgo que aumentaba años y que fue siempre más usada por hombres mayores. Hoy es un look que a muchos les encanta y que a ellas les parece ¡absolutamente sexy!

 

Las barbas varían de acuerdo con la cantidad de pelo, al porcentaje de rostro que ocupan y a los cortes. Según el estilista, las barbas actuales no deben ser espesas. “Una barba de cinco días es suficiente”.

 

¡El bigote está out! “El look Vicente Fernández está mandado a recoger”.

 

Para afeitarla, hay que tener en cuenta el ángulo de la cara. Si es un rostro cuadrado hay que redondear y si es redondo hay que marcar los bordes para encuadrarla. 

 

 

Foto: Getty.

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente