¿Por qué mi pareja está perdiendo el deseo sexual?

No dejes que el deseo sexual se apague en tu relación, conoce las causas de este problema y las posibles soluciones. ¡Atención!

Factores como el tiempo, la monotonía, los hijos, las peleas y la edad, son causas que contribuyen a la disminución del deseo sexual en las parejas. Ese desgano en el deseo sexual hace que uno de los dos miembros de la pareja se pueda ver  obligado al acto sexual sin disfrutarlo plenamente. Es un problema más común de lo que parece y tiene solución.

El psicólogo y sexólogo, Dr. Laurent Marchal Bertrand,de la Fundación unversitaria Konrad Lorenz con un Master en familia de la universidad Catholique de Louvain en Bélgica, experto en el tema, comenta que despertar el deseo sexual  en la otra persona, es muy importante pues es el primer paso para disfrutar de una relación sexual placentera.

Sin embargo, no todas las parejas experimentan este deseo , pues muchos factores pueden alterar o disminuir esta situación.

 

¿Qué deben hacer las parejas que llevan muchos años juntas?

Es normal que un hombre y una mujer que llevan muchos años juntos, sosteniendo relaciones sexuales en el mismo lugar y bajo las mismas circunstancias, experimenten la perdida del deseo sexual. Esto puede ser causado en gran medida por:

La monotonía, llega cuando el sexo siempre se hace de la misma manera, por eso hay que innovar.

El nivel de ocupación de la pareja, si cada tiene muchos temas por resolver es probable que dejen el sexo a un lado y empiecen a perder el interés sexual por su pareja.

La llegada de los hijos en la pareja, ya que el nacimiento altera las hormonas de las mujeres, inclusive la prolactina, hormona fundamental para la producción de leche materna es un inhibidor de la respuesta sexual. También parece afectar las hormonas del deseo masculinas (la testosterona)  disminuyéndolas;  el cambio de rol, el cambio en la estructura física típica del embarazo y la invasión a la intimidad.

Los cambios relacionados con la edad, la menopausia en la mujer y la "andropausia" en el hombre, también pueden tener como consecuencia una disminución en el deseo sexual.

La aparición de alguna enfermedad crónica que involucre un cambio de hábito y una ligera discapacidad.

Las disfunciones sexuales son también elementos que influyen en el deseo y por lo general una disfunción sexual, tanto en el hombre como en la mujer, pueden provocar simultáneamente un trastorno del deseo.

 

¿Cómo aumentar el deseo sexual?

Existen muchas formas de luchar contra esta inapetencia. El Dr Laurente Marchal nos dejó algunos consejos:

Mantener una buena frecuencia sexual. El deseo se incrementa con la práctica y se disminuye con los periodos de abstinencia. En lo posible tener varias relaciones sexuales a la semana, variando el lugar, las condiciones, la posición, las ayudas sexuales etc.

Evitar en lo posible la rutina. No hay nada más aburridor que mantener una relación sexual siempre en el mismo lugar. La pareja debe buscar formas para innovar, lugares fuera de lo común y momentos inesperados.

Tener un espacio de intimidad. Buscar un momento para el sexo. Aprovechar los momentos libres de la pareja para estimularse sexualmente.

Provocar estos encuentros, prepararlos con antelación, y provocar situaciones eróticas con mensajes de texto, llamadas, juegos entre otros.

Todo tipo de recursos como juguetes, disfraces, entorno, roles, funcionan de maravilla porque son novedosos, y puede presentarse un descubrimiento sexual muy placentero.

Hablar de frente sobre el problema y consultar, si es necesario, a un profesional, todo esto debe hacerse en pareja. No se puede concebir este problema sin la colaboración de los dos integrantes de la relación.

Recuerda que no siempre una pareja estable es una pareja sin problemas. Muchas veces este tema no se habla por temor a producir inestabilidad. Pero es vital para mantener una relación placentera donde el sexo juega un papel fundamental para la relación. 

 

Foto: Istock. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?

Sexo oral en la primera cita ¿sí o no?