¿Cómo tener una excelente relación jefe-empleado?

La experta en inteligencia emocional Silvia Damiano da las claves para que todo fluya de modo armonioso entre jefes y empleados.
¿Cómo tener una excelente relación jefe-empleado?

¿Cómo conseguir que las personas se impliquen a fondo en su mundo laboral? ¿Cómo hacer para que aporten lo mejor de sí mismos? La experta en neuroliderazgo Silvia Damiano nos da tips muy puntuales para conseguir una excelente relación entre jefes y empleados.

Esta bióloga argentina radicada en Australia ha investigado los últimos hallazgos sobre neuroliderazgo para entender qué es lo que ocurre en el cerebro humano  cuando las  personas se implican en su trabajo y ha conseguido que su blog  “aboutmybrain.com” sea seguido por cientos de personas interesadas en entender la neurociencia y su aplicación en la vida.

¿APOYADOS O EXCLUIDOS?

“Cuando nos excluyen de un grupo social o nuestro jefe nos ‘ningunea’,  sentimos lo mismo que cuando nos duele algo,  porque el rechazo social ocupa el mismo nivel cerebral que los males físicos”, subraya Damiano, que ha recopilado en su ensayo “Implícame” todas las investigaciones científicas sobre el cerebro y  las relaciones  laborales, así como las emociones que determinan nuestra conducta laboral.

“Por el contrario, cuando nos elogian en nuestro trabajo, se produce un aumento de la dopamina en el cerebro, una sustancia química que nos produce bienestar” subraya Damiani,  que este año ha sido nominada para el prestigioso premio “Telstra Business Woman Awards”.

Por este motivo, la aprobación social estimula las mismas zonas que cuando recibimos una recompensa monetaria, según se constata en este ensayo, a tenor de las  investigaciones de dos científicos de la Universidad de California, Lieberman y Eisenberg.

 Damiano ha entrevistado también a un total de veinticinco personas de distintas edades, profesiones y procedencias en su libro  "las 25 caras del compromiso", que explican sus reflexiones y actitudes ante el trabajo bien hecho, entre las que destaca  el concepto de “fluir”, que define a la perfección un  dramaturgo corporativo y director ejecutivo al que Damiano llama simplemente “David”.

  “Estoy totalmente implicado en mi trabajo cuando me fusiono con la tarea, cuando me olvido de que el tiempo pasa y cuando lo que hago me llena de energía. No me siento fatigado en absoluto ni desconcentrado y me resulta fácil enfrentarme o cualquier reto que aparezca”, subraya este profesional en “Implícame”.

El MITO DE LA MULTITAREA

"Las investigaciones cerebrales más recientes sobre la "multitarea", demuestran que el ser humano  no puede manejar más de cuatro conceptos a la vez y que cada nueva misión se ha de compaginar con tres inconscientes", explica Damiano, acabando asi con el "mito de la multitarea".

En este sentido, la experta  confirma la sensación de que las mujeres pueden diversificar más su atención, "porque el cerebro femenino tiene más flexibilidad, mientras que el del hombre está más focalizado".

En relación con las nuevas tecnologías y el cerebro, esta bióloga constata que las "neuronas-espejo", responsables de captar las emociones que intervienen en el trabajo entre otros hechos,  "nos hacen patente que el ‘cara a cara’ y el contacto  humano no se puede cambiar en su totalidad por  la tecnología, porque disminuiría  nuestra atención.”

"Tanto cuando hablamos por teléfono como cuando nos conectamos por una videoconferencia, manejamos solo una parte de nuestro potencial comunicativo,   por lo que es aconsejable que los miembros de un equipo mantengan el contacto personal y se reúnan,  como mínimo, una vez al mes", recomienda.

Silvia Damiano, especialista en diseño e implementación de estrategias de aprendizaje organizativo, critica a los empresarios por no esforzarse en detectar los "puntos fuertes" de sus colaboradores para conseguir lo mejor de sí mismos nada más que en las entrevistas de trabajo, y que luego olvidan sus fortalezas.

También aconseja que el individuo tenga la percepción de que puede tomar decisiones y de que puede organizar su trabajo por sí solo "porque si el ambiente es emocionalmente negativo, tú dejas de buscar el compromiso y de implicarte".

NUEVOS MÉTODOS LABORALES DE LA “GENERACIÓN C”

Para Damiano, la actual "Generacion C", la de los menores de 26 años que han nacido ya con la tecnología en el cerebro, no concibe un sistema de trabajo de ocho horas frente al ordenador, "porque les parece una fórmula laboral ya caduca y arcaica".

"El cerebro de la 'Generación C' ha cambiado con respecto al nuestro porque posee una forma muy diferente de trabajar y quiere hacer sus labores con autonomía, responsabilidad y cumpliendo objetivos, no por espacios de tiempo", asevera Damiano.

Sobre su experiencia sobre los líderes sajones y latinos, Damiano constata que "en Australia, los líderes son más lineales, más objetivos, más organizados y más obedientes, pero menos creativos, mientras que los líderes latinos pueden llegar a ser totalmente caóticos, pero más desafiantes y mucho más flexibles".

Silvia Damiano creció y estudió en Buenos Aires, aunque ha trabajado en diferentes países de América del Sur, Sudáfrica y Australia para empresas de variados sectores: telecomunicaciones, banca, farmacéutico, de la salud  y multinacionales de la consultoría.

  En el año 2006 ganó  el Premio a la Excelencia en Aprendizaje y Desarrollo (Learning and Development Excellence Award) para el mejor proyecto del AITD (Instituto Australiano de Capacitación y Desarrollo) y actualmente trabaja en Australia como  consultora, speaker y profesora de la prestigiosa Mt. Eliza Executive Education, perteneciente a la Melbourne Business School.

  Damiano ha publicado dos libros en ingles, ¿"What did your parents teach you about emotions?” y  la autopublicación “Me Engage”, con 4.300 ejemplares ya vendidos en Australia.

  Esta experta nos da unos  decálogos tanto para el jefe que no implica, como para el lìder que implica, así como para el empleado implicado, fruto de su experiencia:. 

  DECÁLOGO DEL BUEN LÍDER

1.- Prevee una visión clara de hacia donde se dirige y sabe ajustarla cuando es necesario.2.- Tiene confianza en si mismo y pide consejo cuando lo necesita. 3.- Se comunica abiertamente y con honestidad.4.- Sabe aceptar sus errores y de los demás y aprende de los mismos.5. Construye un clima positivo para que el personal pueda alcanzar su potencial.6.- Involucra a otros en la toma de decisiones solicitando ideas y sugerencias. 7.-Reconoce las características individuales de sus empleados y genera oportunidades para que la persona pueda utilizar sus talentos. 8.- Reconoce y felicita con generosidad y en forma genuina. 9.- Lidera con su ejemplo (hace lo que predica).10.-Sabe confrontar con asertividad, situaciones y personas aunque sea difícil o incómodo.

DECÁLOGO DEL BUEN EMPLEADO

1.- Se focaliza en sus fortalezas y las sabe utilizar.2.- Reconoce que le apasiona y busca la oportunidad para ejercer esa pasión.3.-Crea buenas conexiones emocionales con los demás.4.- Se adapta a las circunstancias cuando las cosas no salen como esperaba.5.-Piensa creativamente para encontrar las mejores soluciones sin esperar nada a cambio.6.- Es consciente de sus emociones y conoce estrategias para crear un ambiente positivo.7.- Tiene clara su visión personal y la estrategia para alcanzarla.8.- Aporta energía y dinamismo a la tarea que tiene delante.9.- Solicita “feedback” para superar sus limitaciones.10.- Reflexiona en forma continua para la mejora personal y profesional.

DECÁLOGOS DEL MAL JEFE

 1.-Tener arrebatos emocionales frecuentes.2.- Ser controlador (microgerenciamiento).3.- Tratar al personal como si fueran niños pequeños.4.- Desconfiar de la gente que trabaja para ti.5.- Ser pesimista y quejarse continuamente.6.- Faltar el respeto a los demás.7.- No escuchar activamente o no prestar atención.8.- Preocuparse sólo por lo que el otro produce (e ignorar el lado humano).9.- Nunca ofrecer reconocimiento o agradecer al personal.10.- Ser una persona ausente y evitar los problemas (dejándolos sin resolución).

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente