"Reciclaje emocional", teoría para vivir feliz

El libro "Reciclaje emocional", de David J.Pollay, propone claves para dejar pasar todo lo que no nos aporta buena energía y centrarse en las cosas importantes.
"Reciclaje emocional", teoría para vivir feliz

A menudo encontramos personas desagradables o antipáticas que pueden hacer que el día se tuerza. Muchas veces los problemas personales acaban afectado al carácter de las personas que descargan su ira contra quienes menos lo merecen.

Por eso, el periodista y economista David J. Pollay publicó "Reciclaje emocional", un manual que revela las claves para aprender a no recibir ni volcar la basura emocional de otras personas o de nosotros mismos y sentirnos libres de negatividad.

TERAPIA GLOBAL CON USO INDIVIDUAL

Un libro pretende que "nos quedemos con lo mejor de nosotros mismos y convirtamos el mundo en un lugar mejor".

En una época marcada por la crisis económica y la negatividad global, son muchos los manuales de psicología que salen a la venta prometiendo soluciones a los problemas cotidianos, pero el libro de Pollay ha sido admirado y recomendado por la revista Psychologies y numerosos expertos.

Por ejemplo, el profesor de Psicología de la Universidad de Illinois Ed Diener relató: "Si quieres mejorar tu punto de vista en la vida y tu relación con los demás, lee el libro y sigue las poderosas recomendaciones y los divertidos ejercicios y vas a desarrollar unos hábitos positivos de felicidad".

EL TAXISTA FELIZ

¿En qué se basan dichas recomendaciones? Pollay parte de una experiencia que hizo  mella en él hace unos años en Nueva York. Mientras viajaba en un taxi, un conductor de un carro parqueado salió bruscamente del estacionamiento ocasionando que el taxi y su coche quedaran a escasos centímetros y casi provocó una colisión.

En vez de pedir disculpas, el conductor se alteró e insultó al taxista, quien para sorpresa de Pollay, se mantuvo totalmente en calma, le saludó, le deseó buena suerte y siguió adelante.

Pollay asombrado le preguntó al taxista por qué había actuado de ese modo y el hombre contestó que muchas personas son como camiones de basura, van por la vida acumulando rabia y frustración, y esperan la mínima ocasión para verter esa suciedad sobre los demás.

A raíz de esta experiencia, Pollay propone que nuestro deber no es absorber las frustraciones, ansiedades y decepciones de otras personas, sino despejar nuestro camino de limitaciones innecesarias, descubrir nuestro camino y aprender a seguirlo.

¿CÓMO SEGUIR EL CAMINO DE LA FELICIDAD?

Para ello es necesario identificar cuando se acerca un camión cargado de basura emocional, ya sea en forma de conductor agresivo, de pareja posesiva o de jefe autoritario y malhumorado.

Para Pollay es vital hacer la promesa de no aceptar más basura emocional ni repartirla nosotros mismos, una norma que se ha impuesto a sí mismo y que asegura que cumple día a día.

El manual se presenta como un compendio de normas que avala a través de sus propias experiencias, tanto a nivel laboral como familiar, y con las que demuestra que una empresa rinde más con un entorno feliz y favorable.

También se proponen ejercicios para el lector, de forma que el libro interactúa con cada persona y Pollay anima a revisar las respuestas y los compromisos que se han adquirido durante su lectura varios meses después, de forma que sus teorías no se plantean como una ayuda inmediata y definitiva, sino como un ejercicio diario y continuo.

Además, Pollay está convencido de que su teoría se puede utilizar con fines satisfactorios independientemente de la cultura, religión o nacionalidad del individuo.

"He escrito este libro para conectar con todos -afirma en la introducción del mismo-, quiero que llegue a personas de todos los países, ciudades y pueblos del planeta. Quiero que 'Reciclaje emocional' nos ayude a transformar el mundo en un lugar más solidario, más respetuoso y más humano". 

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Beneficios de la vela de soya