El tarot para el 2012

Será un año de convulsiones. Ni cómodo ni tranquilo, pero tampoco tan desastroso como lo dibujan los videntes.
El tarot para el 2012

A Aries no le gusta perderse las fiestas. Adora ir de juerga con el primer vecino de camino, pero en el 2012 estará dispuesto a cambiar sus vinos, quesos y frutas de estación por un austero retiro en la montaña. Dejará atrás los amores y cerrará la puerta. Dejará un cartel de “no disponible” hasta que termine el año, o al menos hasta que termine el primer semestre. Y si es un alto ejecutivo, buscará un refugio urbano con salida al este y sin entradas de sol para mantener, así, sus ánimos, emociones y ambiciones bajo control. Del 2011 se lleva la necesidad de un respiro y la urgencia de mantener la cabeza fría. Por eso, sus acciones estarán encaminadas a defender su espacio y su propio tiempo para una creativa producción de ideas. Como buen guerrero, escogerá las batallas apenas necesarias y desenfundará la espada cuando sea el instante propicio. Estar silencioso no implica dedicar menos atención o una ligera capacidad de respuesta a tanta guerrita cotidiana. Lo que estará sobre la mesa es su intolerancia a las habladurías y a los cotorreos sin oficio. Aries tramitará sus emociones más complicadas con baños de espumas perfumadas en remotos lugares, o con respiraciones tántricas en las quebradas cercanas. Se olvidará de las iras y de las angustias y se convertirá en activista medioambiental. Porque Urano, planeta de alta vibración, lo seguirá de cerca para que, de una vez por todas, asuma su pedacito de responsabilidad planetaria. Urano le regalará su libertad y lo acorralará con su comodidad. No le dará tregua aunque se encierre en su cueva. Activista por los derechos de los niños, de los discapacitados, de ellas o de los vulnerados, Aries será líder a pesar de su distancia del mundo real. Escogerá bien sus palabras en todo discurso y no se olvidará de los suyos; huirá de las peleas; leerá, escribirá y sabrá que su creatividad tiene un precio. No tramitará los conflictos ni le dará crédito a los rumores. Será más fuego que nunca y más inocente que antes. Aries intentará ser un ser sabio en medio del desorden de sus ideas, de sus amores y de las ciudades. Hará un esfuerzo por estar en forma porque cada mañana riesgo y aventura es lo que le piden sus células. Su alma será de otro mundo y estará acorde con los tiempos de un 2012 que le traerá un nuevo respiro. Un año que se presenta sin malos augurios. El 2012 será para recordar si desata los nudos de su ánimo neurótico. Solo si los desata.

Tauro tendrá el sol a sus pies en el 2012. Olvidará los rencores, hará amigos, se levantará temprano y sonreirá. Tauro recuperará el color bronceado propio de un buen descanso y empezará el año sin arrugas y con la fuerza que le ofrece un planeta como Júpiter en su signo. Habrá cambios y mudanzas durante el año: los abrigos, los zapatos y el maquillaje serán otros. Los amigos retornarán de viejas tierras y traerán ofrendas y regalos porque reconocerán que su amistad es lo primero. Y es así, porque el 2012 se plantea como el año de los amigos, de esos que son buenos y que son fieles, de los que luchan hombro a hombro y los que abren las puertas cuando es necesario. Tauro estará presente para ellos. En el 2012, buscará oficios que lo hagan más rico porque en sus manos el dinero será oro. Vendrán alianzas duraderas en el comercio y buenos planes de negocios. Será un año próspero. Pero hay una advertencia que se esconde entre el mazo de Tarot: su forma de ver las cosas puede ser tan aterradoramente conservadora que puede impedir el vuelo del águila, un vuelo para ver las alturas, soñar y liberarse de las peleas inútiles. Habrá que estar ligero de equipaje, ir y volver, y esto a Tauro le incomoda, le cuesta, no sabe cómo. Salir de su cueva no es su pasión, pero tendrá que lograrlo para dedicarse a lo suyo, a su trabajo, a sus aficiones, a sus ideas locas. Y habrá resultados si no se deja atrapar por la pereza antes de todo amanecer. Tauro tendrá sed de lo que es nuevo y diferente. No intentará correr los muebles sino renovarlos, buscará cambio de casa y escogerá las nuevas cortinas. Tauro no será ni apresurado ni lento. Irá a su ritmo para defender lo más preciado: su tiempo. Buscará entre las rendijas de los oficios escaparse hasta las playas lejanas y dejará que el sol sea su guía y compañero. Un año de maravilla y jolgorio para un signo débil ante los postres, la cocina gourmet y todo buen plato acompañado de vino. La buena vida. Tauro reconocerá los mejores lugares y no querrá salir de ellos, como si tuvieran que echarlo a patadas desde los confines de las cavas. Querrá visitar el sur y el norte y salir en busca de flores exóticas en un navío imaginario. Algunas veces se sentará y leerá a los suyos los cuentos que ha imaginado. Tauro pintará maquetas, reciclará y no dejará para después su creatividad. No habrá mesitas de noche que lo retengan. Buena vida la de este signo en el 2012.

 

En el 2012, Géminis continuará con su oficio. El año anterior empezó grandes ideas, las masticó, las diseñó y las puso en práctica. El 2012 anuncia más de lo mismo, que no es menor. Buenas noticias relacionadas con el quehacer cotidiano, y dice que será fácil, agradable, dichoso y lleno de buenas maneras. Géminis no añorará las rutas de la seda ni las ciudades exóticas. Buscará, por el contrario, quedarse en el barrio organizando las flores, cambiando los diseños de los jardines y explorando la mejor ruta para llegar al café de la esquina. Géminis es un alma vagabunda, pero sus pies en el 2012 lo llevarán a recorrer sus cuatro esquinas. Asunto que lo pondrá feliz, mucho más de lo que se imagina. Su cuerpo lo agradecerá y le dejará en claro que los viajes a otros mundos se hacen desde la infinitud de lo más pequeño. Géminis no está para regodeos ni asoleos en playas con los amigos. Este año lo agarró haciendo oficio. Irá y vendrá trayendo ladrillos, construyendo e imaginando planes para otros y con otros. Redes sociales y tecnologías complejas se hacen indispensables, pero cambiará sus deseos por dulces encuentros con los mayores y aguzará el oído para las conversaciones cordiales con extraños. No se dejará tentar por una vida loca, pero estará pendiente de cada cable descompuesto para acudir en su arreglo. La prosperidad será parte de los planes de Géminis durante el 2012. Se dedicará con pasión a hacer presupuestos, a invertir en los pequeños o grandes negocios a su alrededor. Buscará asesores, no se dejará meter gato por liebre como tampoco escatimará en tarjetas de presentación, portafolios y presentaciones innovadoras de sus productos e ideas. Lo empacará todo con el gusto del diseño italiano y hará miles de llamadas para sus mejores propuestas. Géminis trabajará por dinero, por ambición, por necesidad, pero sobre todo lo hará por el gusto y el placer de sentirse vital y lleno de creatividad. Eso sí, debido al corre corre, tendrá algunos traspiés que le disminuirán el ritmo. Nada de gravedad, pero si el descuido es parte de la rutina, la lentitud será la única que gobierne. El 2012 es para disfrutar, y obvio, trabajar.

Para Cáncer, el 2012 será fácil. No tendrá que esforzarse para gozar del éxito y beneplácito de muchos frente a sus acciones. Tendrá que ser aun más serio y responsable con lo que desea porque el 2012 viene cargado de buenas vibraciones. Muchos escogerán la vía de los acuerdos, de las alianzas y de los buenos socios en grandes negocios. Otros buscarán el amor eterno bajo las sábanas de la pasión y en las canoas de los deseos y del afecto. Cáncer encontrará oposiciones, pero nada podrá arrebatarle el triunfo propio. No tendrá cómo esconder su sonrisa y se la pasará tan contento que no incluirá entre sus planes el pesimismo. Rarísimo, pero estará radiante a pesar de las lunas nuevas o la muerte de las estrellas. Cáncer tendrá que recoger cosechas y eso exige precisión y disciplina. Habrá afectos, tres y hasta más, pero, como en todo, también tendrá que escoger. Por eso, oculto bajo el Arcano mayor de El Mundo, viene el rey de espadas diciendo a gritos que hay que cortar amarras y lazos inútiles. Que hay que sumergirse en la vida que es ahora y no la que fue antes. Cáncer se olvidará de su pasado, extrañeza para este signo porque vive apegado a las viejas costumbres y a los afectos, sin más razón que un porque sí. Cáncer será decisivo y establecerá prioridades. Neófito en muchas cosas, buscará aprender de aquello con lo que ha soñado siempre: experimentará siendo chef de cocina y aprenderá de mecánica sin mucho esfuerzo. Será lo novedoso lo que lo atrape y estará muy actualizado aterrizando los impactos de las crisis financieras y sus soluciones. Cáncer se preocupará por el mundo y apoyará grupos nacionales de cultura, medioambiente y rock experimental porque sabrá lo que le gusta y en dónde invertir sus pesitos. Se arrimará a buenos árboles y dejará que otros se le cobijen bajo su sombra. Será exigente en asuntos de paladares y buscará estar en los mejores restaurantes. Sin embargo, en el 2012 su verdadera pasión será el menor consumo de carnes rojas y la vía del vegetarianismo. Cáncer disfrutará del año como si hubiera nacido ayer. Y es que en parte es así, saldrá de su caparazón de cangrejo para decirle a los vecinos, familiares y amigos: aquí estoy,  para qué soy bueno. Buen amigo, buen amante y excelente profesional. ¿Algo más?

 

Leo estará totalmente apoyado en el 2012. Lo que desee le será concedido. Cual rey de bastos, estará contento de observar los avances en su propio territorio pero, a la vez, añorará otros lugares. Leo será como un rey que quiere huir de donde está, un gran director o un buen gerente que no quiere gobernar su escritorio. Aunque habrá reconocimiento, la balanza tenderá al desequilibrio y a veces se inclinará  por una pesada carga y un exceso de responsabilidad. Leo prefiere la libertad de la selva, del mar, de las ciudades desconocidas, quiere pasar de incógnito y mantener un perfil más bajo. Pero le será imposible porque tendrá que recoger el fruto de sus acciones y tramitar lo bueno y lo malo. Poner la cara. Por algunas cosas será elogiado y por otras le  lloverán críticas. El 2012 será un año de trabajo diligente para Leo. Sin embargo, no todo es vida laboral. Leo, en sus ratos libres, irá de fiestas y se recreará en cada momento vistiéndose para la gala y los festines. Será invitado a dar discursos, a abrir escuelas y a compartir lo que es y lo que sabe con otros. Un cansancio agobiador lo puede llevar a algunos quebrantos de salud, de los cuales tendrá que ocuparse en mayo, pero saldrá recargado y dará de qué hablar en el segundo semestre, cuando hallará lugares que no han sido explorados y tendrá encuentros nuevos que no imaginaba. Leo será un rey gozoso en el 2012, pero con tanto trabajo que su cara será amargada y con preocupaciones. Atenderá viajes, ideas, papeles, departamentos, casas, niños, matrimonios y su energía será inagotable. Habrá ascensos y reconocimientos, habrá felicitaciones y medallas, pero Leo sabrá que su placer va por dentro y que no querrá que otros se aprovechen de su buena ventura. Leo será un león generoso pero cuidadoso para con los detalles de la familia y los amores. Desde febrero, estará pensando en otros parajes, añorando otros momentos y nuevas complicidades. Sabe que la vida es corta y no querrá perderse estos instantes. Leo se enamorará de la vida, del sol, de la naturaleza y gritará a los cuatro vientos que es libre y feliz. No saldrá en las portadas de los diarios pero se sentirá tranquilo del deber cumplido. Saturno aportará  la fiereza para las conquistas y se sentirá lleno de alegría interna. Casi será místico aunque eso no sea lo suyo. Leo será el mejor entre los que buscan avanzar en el 2012. Un rey bien puesto.

 

Virgo es un signo de austeridad. Le gusta lo fino pero en pequeñas cantidades. Jamás se le verá haciendo gala de sus recursos o de sus gustos. Más bien, adora estar inmerso en su trabajo y en su vida profesional. Por eso aparece el diez de copas en el 2012. Virgo se sentirá contento porque su trabajo funciona como un reloj con todo bajo control. Es apreciado y le llueven propuestas. Hay mucho que envidiarle a este signo durante un año en que los planetas empiezan a alinearse sin mucho esfuerzo. Periodista, ejecutivo, director de escuela, asistente de cámaras..., Virgo disfrutará de su oficio como nunca. Buscará los mejores amigos para trabajar con ellos y a la vez hará excelentes amistades en el trabajo. Sus mejores momentos llegarán hacia el mes de septiembre, cuando logrará ver todo el panorama de lo conseguido y se sentirá satisfecho. Virgo no dejará de levantarse en las mañanas y rogar al cielo que le dé muchos años de vida para disfrutar de esa paz en el corazón. Y lejos de su mundo de oficinas y presupuestos, Virgo escudriñará por las rendijas de las prácticas de vegetarianos y monjes meditadores porque le entrará la curiosidad por saber si puede vencer su dosis de racionalidad. Sentirá que debe aproximarse a esos momentos de interioridad. Lo hará a su manera buscando la energía que –bien sabe– existe, aunque a nadie se lo confiese. Virgo analizará las mejores opciones y poco a poco irá dejando atrás sus prejuicios y acabará respirando profundo en cada momento. Se empapará de las últimas innovaciones en las técnicas de interiorización. Se dirá que la espiritualidad es más que la simple profesión de una fe y estará de cuatro patas colaborando en alguna comunidad esotérica. Puede también que renuncie a algunos de sus mejores vinos y busque los zumos de frutas y de verduras antes que un buen steak. No dejará de observar con atención los eventos políticos del año y hasta pensará que lo suyo es el activismo en algún partido de vanguardia. Cada momento será más consciente de que su espíritu crítico tiene sentido si lo ofrece como un valor agregado a otros y no como una camisa de fuerza para sus opiniones más conservadoras. Virgo será un buen consejero en materia de finanzas y hará que su patrimonio crezca sin mucho esfuerzo. El trabajo y la celebración, buena combinación para Virgo en el 2012. Sin duda, será el empleado, el jefe y el socio que nadie se querrá perder.

 

El 2012 viene con regalos para Libra. Este signo viene con el chip de estar en pareja aunque se diga mentiras y se crea un solitario empedernido. Buscará los mejores momentos para ser romántico, amoroso y profundamente apasionado. Durante el 2012, Libra será un enamorado a cielo abierto y hasta bien descarado. Desplegará las alas y no tendrá dudas de pedir deseos, descorchar el mejor vino y pasar por unas clases de yoga tántrico. Será el mejor despliegue de energía creativa y carismática, y seducirá a su alrededor con su perfume de jazmines. Algunos se sorprenderán y caminarán detrás dispuestos para la crítica rápida y negligente, pero no lograrán quebrantar la mágica realidad que tiene Libra dentro de sí. En el 2012, sabrá que los hechizos son verdaderos y que los desayunos de pan y café serán tan milagrosos como los viajes a Estambul. No escatimará presupuesto para alardear de la buena vida y los gastos suntuosos, aunque podrá ser príncipe con poco y su sonrisa equivaldrá a kilates. Muchos preferirán este despliegue de gozo interno y se le unirán, dejándose contagiar por el enamoramiento vital; además, serán los fieles escuderos de los amores y los romances que Libra vivirá. Y esto podrá ser cierto a pesar de los envidiosos, porque este signo sabe regalar lo que le es dado: triplicará lo recibido. Ofrecerá sus dones y encarnará la gratitud, sabrá cómo complacer y cómo ser parte de los destinos de otros, sobre todo si el suyo es exitoso. Libra compartirá y saldrá de su aislamiento y será fiel a los designios de su signo. Reavivará los caminos oscuros y dispondrá de los bienes de los muertos para compartir con los menos favorecidos un destino de comunidad. Y es que Libra sabe que su apuesta es por los grandes sueños: buscará su misticismo en el servicio a otros y no escatimará esfuerzos en conseguir que sean otros los que puedan surgir. Libra se vestirá de nobleza, creará fundaciones y registrará cada peso con el deseo de erradicar la pobreza. El matrimonio será parte de su sueño pero tal vez no de su realidad porque el año aún presenta aventuras y posibles encuentros magníficos antes de empezar con la seriedad de una relación única. Habrá dinero para Libra. Pagará sus deudas y tendrá nuevos recursos. No se sentirá preso de las apariencias y buscará sus rincones par la creatividad, porque a la hora final del balance, el 2012 le dará una buena excusa para crear. Visitará editoriales. Será sol de media tarde, fuerte y libre, y lo mejor estará por verse,  cuando dos almas gemelas se junten. Los milagros existen, dirá la fe de Libra en el 2012.

Escorpión, durante el 2012, será manantial de creatividad. Se pondrá a explorar nuevos medios, nuevos mecanismos y nuevas herramientas para ver cómo puede ser más creativo de lo que viene siendo. Un año para la innovación y para dar vuelta al colchón, a la casa y a los muebles. Es un año para mirar al oeste y dejar fluir la utopía por las venas sin que se pierda la cabeza en el intento. Escorpión será maestro para encontrar islas perdidas y esconder sus secretos entre baúles y mapas cifrados. En el 2012 tampoco dejará que sus más ocultos sentimientos salgan a la luz o sean asunto de muchos. Cerrará puertas a sus asuntos pero las dejará abiertas cuando de creatividad se trate. La emperatriz es un arcano que anuncia placeres, expresiones, conjunciones con otros y muchas nuevas propuestas. La emperatriz no se queda quieta ni pasa desapercibida, por lo que tampoco lo hará Escorpión, que estará muy ocupado con sus trabajos cotidianos y con aquella vieja idea de querer cambiar lo que ya no sirve. Será casi obsesivo con algunos de sus proyectos y tendrá que ser así, para que al final recoja lo sembrado. Será llamado a la palestra y dará muestras de sus saberes y conocimientos. Querrá compartirlos con otros y por eso la enseñanza viene de la mano del aprendizaje. No hay manera de erradicar de Escorpión su cuidado por el mundo propio y personal, donde solo cabe él con sus emociones intensas y sus decisiones. Escorpión es celoso de un tiempo y un espacio para sí. En el 2012, las cosas deambularán fuera de su territorio y se le exigirá estar atento a fiestas y espectáculos. Escorpión tendrá que dejar sus humores negros para otro año porque en este será una diva del espectáculo que vendrá e irá hasta que su cuerpo no aguante más. A veces tendrá que dormir más de ocho horas y a veces trasnochar sin derecho a rezongar. Amigos, conocidos y muchos otros vendrán a requerir sus servicios, sus consejos, su presencia. Escorpión deberá hacer buena cara y sumergirse en el mágico mundo de la celebración. Su creatividad estará al borde de estallar y tendrá que darle rienda suelta. El riesgo de la contención es no lograr manejar los estados de ánimo, que serán móviles y cambiantes. Un 2012 para dar.

 

El 2012 para Sagitario viene con sus extrañas ideas. Gregario y lleno de amistades de todo tipo, a toda hora, Sagitario dará un vuelco de 180 grados y se dedicará a meditar como si fuera otro. Buscará su refugio de paz y, aunque tal vez no llegue al extremo de optar por los hábitos de un monje tibetano, establecerá sus horarios para poder tener un tiempo para sí mismo. El 2012 viene lleno de exóticas experiencias en centros de retiro o con comunidades en silencio. Sagitario buscará establecer un cronograma eficaz para dedicarse a la vida interior. Esto no garantizará que su mundo se arregle o que sus problemas desaparezcan porque, en últimas, se dará cuenta de que irse para no volver no es nunca la opción correcta. Tiene lazos, amigos, novios y matrimonios que resolver y sus responsabilidades estarán cerca de ellos. Nadie puede remplazarlo a la hora de tomar sus propias decisiones. Así que los asuntos del mercado y de la vida financiera seguirán persiguiéndolo como los impuestos. Nada evitará que Sagitario enfrente los asuntos de una vida real y contradictoria, porque su mayor aprendizaje está en esto justamente: en comprender que el mundo real es tan válido como los otros mundos de la ficción. Aquí y ahora, dice el Ermitaño. Sagitario dejará las adicciones, se dedicará a cuidar su cuerpo y a consentir su alma para darle un equilibrio a la vida. En cada paso podrá ajustar las cuentas, poner los asuntos en claro con resoluciones que le ayudarán a agilizar el destino porque, de todos modos, tendrá que pagar la cuenta del mercado y el alquiler de su apartamento. Sagitario no volverá a mirar atrás en el 2012 porque su espíritu volará con sabiduría y se dirá que los lazos y las posibilidades perdidas no deben atar sus ideas. En el 2012, los amigos encontrarán otro Sagitario, uno más consciente, menos iluso y más generoso aún. También uno más serio, más preocupado con el planeta y más arraigado en cómo ser útil en un mundo en desastre. Sagitario escribirá diarios a escondidas y recitará poemas de la ñinez. No dejará que las opiniones fuertes lo derrumben ni le entorpezcan el camino cuando se trata de defender este espacio íntimo recién encontrado. Un poco loco, un poco cuerdo, el arcano del Tarot lo persigue con una estrella para que no se pierda en el camino. Ni mucho que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre. El 2012 no está para exageraciones, dice El Ermitaño.

 

Capricornio El siete de espadas es un excelente y doloroso consejero. Anuncia que por andar de fiestas y bordados, no se hace la tarea bien hecha. ¡Cuidado!  le dice el tarot a Capricornio. Cuidado con su orgullo, porque cuando no se tiene fina dedicación con los detalles, las consecuencias se dejan sentir. No es una carta que anuncie desastres ni grandes cambios ni complicaciones, así que no hay que tenerle miedo a un destino cruel que no viene al caso para Capricornio en el 2012. Pero sí da un breve anuncio, casi tan parroquial como los problemitas que irán apareciendo. Pequeños detalles todos los días para resolver. Desgastes de energía que lo dejarán agotado remediando los temas del plomero o del carpintero. Capricornio tendrá que estar a la vez en juntas definitorias de grandes temas y encargándose de los asuntos nimios de una casa. Será jefe de familia y establecerá las reglas. Y habrá momentos, como en mayo y en octubre, que tirará la toalla, gritará y dejará todo a medio hacer hasta que logre establecer su paz interior. Se retirará para que otros continúen lo empezado. En esos meses, preferirá toda aventura y darle rienda suelta y loca a los deseos ocultos. Comprará pasajes y se irá lejos para regresar al poco tiempo y retomar los pendientes. Habrá pequeños desajustes, casi como pataletas, que le permitirán respirar profundo y no sofocarse con los detalles cotidianos. No habrá grandes pasiones para Capricornio si no mira más allá de sus cuatro paredes. Se dejará absorber por lo que otros no terminan y resolverá los líos de los demás. ¿Cómo pueden quedarle ganas y tiempo para un par de velas y romances a escondidas? No habrá regalos costosos y el año parecerá gris porque a Capricornio le gustan las utopías aunque lo sometan los oficios. En el 2012, este signo de tierra testarudo sabrá que debe terminar lo emprendido, y cuanto más atento mejor. Por eso le dará la bienvenida a las terapias de pareja, a las artes marciales o al deporte diario. Visitará al médico para deshacerse de un estrés imaginario y no dejará a los suyos sueltos a su libre albedrío. Capricornio será para los otros un pivote y un árbol robusto y serio. Tan confiable que los demás se darán el lujo del desorden. Tarea grande para Capricornio, que en el 2012 reconocerá que las enseñanzas de la vida no son los tinglados de las artes mayores sino los detalles de un día a día que lo hará feliz. Tareas inconclusas, muchas, pero la principal estará resuelta: será muy feliz en el 2012.

 

Acuario es un signo que viene para ser un visionario. Busca lo diferente y lo innovador aunque a veces se le vaya la mano con sus deseos de libertad. El 2012 le dará una excusa perfecta para explorar dimensiones extrañas de su propio mundo. Dimensiones que vendrán a decirle que lo que ha construido hasta ahora no es necesariamente lo que ha de continuar. El nueve de oros anuncia gratitudes y beneficios, pero a la vez insinúa que el trabajo no ha terminado. Hay nuevos esfuerzos que aparecen sobre el horizonte. Junio es el mes en que se presentarán las mayores exigencias. Pagar impuestos y poner las cosas en claro con la familia serán prioridades. Acuario en el 2012 tendrá que dejar volar su personalidad más libertaria, a la vez que asume decisiones de la vida práctica. Es lo uno y lo otro. No lo uno o lo otro. Acuario tendrá que ser su propio maestro y su propio cuidador. Buscará ser parte de la vida de otros y cocinar exóticas recetas del lejano oriente. Acuario experimentará una crisis de fe en su trabajo, pero en los cajones encontrará detalles antiguos que convertirá en ideas de excelentes dividendos. Acuario estará dedicado a lo suyo. Dictará clases, dará cursos y navegará por la web para impartir su conocimiento en otros continentes. No creerá en la magia durante el 2012. Centrado en su propia creatividad, no habrá hechizo que le haga efecto para desviarlo de su curso. Acuario es un signo de terquedad y de suprema independencia. En el 2012, estará entre el cielo y la tierra fascinado con sus posibilidades. Como un buen trabajador, dará todo de sí y se permitirá combinar ideas, materiales, experiencias. Sus apuestas serán un éxito y una buena cosecha. No habrá dolores pero sí mucho trabajo y esfuerzo. Por eso el nueve de oros viene acompañado de las herencias, el dinero y el azar. Una buena mezcla entre el control y las casualidades. Saber jugar le dará a Acuario todas las ventajas de la flexibilidad y podrá, si quiere, cambiar los rumbos. En el 2012, no se hará ni viejo ni débil y su fama lo perseguirá, para lo cual tendrá que trabajar más duro que antes y dejar de lado el pequeño orgullo. Será genio y carpintero, amigo y pésimo anfitrión. Saldrá corriendo si hay tumulto, aunque sus conversaciones serán amables y llenas de anécdotas. Acuario simplemente quiere ser, ser él, y el 2012 se lo permitirá.

 

Piscis tendrá El Colgado por acompañante en el 2012. Una carta excepcional que habla de maestros que practican técnicas de interiorización, una carta que invita a ver los acontecimientos siempre desde el ángulo más sofisticado y extraño. No todo lo que brilla es oro, parece susurrar El Colgado todos los días para Piscis. Cuidado, porque hay que ver los detalles y apostarle a la otra opinión, esa que parece inútil por exótica. Es como para darse un respiro para observar y volver a empezar. Piscis buscará por todos los medios no parecerse a nadie en el 2012. Odiará las manifestaciones donde todos gritan lo mismo y se saldrá de la corriente para ser un pez que busque su refugio bajo el mar. No aceptará las cosas tal y como son y su rebeldía tendrá un pequeño viso de anarquismo antiguo. Pero, eso sí, andará con la cabeza muy en alto y los pies caminando en reversa. Piscis no se dejará meter gato por liebre ni querrá dar explicaciones de si va o viene. Se permitirá estar libre de sus amigos, de los deberes de la familia y de quienes han estado por años detrás de él. No querrá ser un líder carismático pero, con certeza, Piscis en el 2012 encontrará el trabajo hecho a su medida. Algunos negocios vendrán, muy algunos y muy regulares. Sí, tendrá un par de tropiezos y se dirá que es el precio que paga por su innovación. Creativo hasta la médula, buscará soñar en las mañanas antes del desayuno y deshacerse de las pesadillas de cada noche. Comenzará a beber agua de manzana para los insomnios, porque atacarán a mediados de año al darse cuenta de que las finanzas tienen sus desequilibrios. Agosto será el mes de giro porque ajustará las cuentas y apretará el cinturón. No dejará que las nimiedades de un mundo convulsionado y egoísta lo pongan patas arriba y preferirá mantener la cabeza bien fría. Para esto, buscará cancelar las deudas. Será minucioso con el dinero y, como casi tendrá el don de desbaratar y arreglar lo que no existe, será mago de la prosperidad. Duende de otros mundos, no se dejará mentir por lo irreal y sabrá que poner los pies en la tierra puede ser también su perdición. Un año para los Piscis con alma de trapecistas porque le pondrán colores y sabores picantes a una vida cotidiana. Piscis escribirá, pintará y saldrá con medias de diferentes colores. Despiste vital para quien será sabio y lleno de luces en mundos reales. No hay revés ni derecho para Piscis en el 2012. Su terquedad frente a la independencia lo volverá un ser irreconocible. A vivir la vida loca. 

Temas relacionados

 

últimas noticias