¿Cómo cuidar los dientes para tener una sonrisa perfecta?

*El alcohol, el cigarrillo* y el cambio en los hábitos de higiene le pasan su factura a los dientes. Recupere el brillo y vuelva a sonreír.
¿Cómo cuidar los dientes para tener una sonrisa perfecta?

Las vacaciones no dan tiempo para seguir con las rutinas de higiene oral que disciplinadamente seguimos en casa. Por eso, el principal enemigo de nuestra sonrisa es el descuido en los hábitos. Esto conlleva a un aumento en la incidencia de caries dental e inflamación de las encías. Asimismo los excesos en el consumo de alcohol y cigarrillo también traen sus consecuencias. ¡No se olvide de los dientes!El primer mecanismo para combatir los enemigos de la salud oral es tener siempre una buena conducta de higiene dental, es decir, una correcta técnica de cepillado, mínimo tres veces al día y después de cada comida. No se debe olvidar el uso de seda dental y de enjuagues bucales que permitan remover los acúmulos de comida, nicotina y restos de alcohol sobre las superficies de los dientes. Igualmente es de gran importancia el consumo de agua pues ésta actúa como un agente purificador de las mucosas y los dientes.

¡Cuidado! Cigarrillo y alcohol al acechoEstá científicamente comprobado que el cigarrillo actúa como un fuerte irritante local, no sólo sobre los dientes, sino las encías, la lengua y las demás mucosas de la cavidad oral debido a las toxinas que contiene. De igual forma, genera retardos en la respuesta de cicatrización y recambio celular que normalmente hacen parte del buen funcionamiento de la cavidad oral. El cigarrillo es un potente generador de cálculos dentales y manchas de nicotina sobre las superficies de los dientes lo que produce mal aliento. Por su parte, el alcohol es un potenciador de muchas de las enfermedades orales que existen, debido a su gran capacidad para cambiar el pH de la cavidad bucal, lo que produce inflamaciones y sangrado de las encías. Además genera cambios en la flora bacteriana creando un ambiente propicio para la caries dental. A su vez afecta las glándulas que producen la saliva, la cual actúa como un “limpiador natural” de los dientes. El alcohol impide que ésta se produzca adecuadamente y ocasiona lo que se conoce popularmente como “boca seca”. Esto resulta en un incremento de la caries y puede llegar a producir enfermedad periodontal (pérdida de encías y hueso). Y la comida, ¿qué?Los alimentos que tengan un excesivo componente de azúcar se deben evitar, pues generan propensión a la caries dental, especialmente si no hay una disciplina en la higiene oral. De igual forma se debe tener precaución con el consumo de alimentos duros como huesos, nueces o dulces debido a que pueden ocasionar fracturas y traumatismos en los dientes y encías que se deben tratar con prontitud y estando fuera de casa no siempre es posible.

¿Qué factores ambientales afectan la dentadura?Hay regiones en donde el agua que se utiliza para el consumo diario tiene exceso de flúor, un elemento que se utiliza para su purificación, pero que en grandes cantidades produce fluorosis, una enfermedad dental que produce manchas e imperfecciones sobre la superficie de los dientes y en algunos casos intoxicación. Control de dañosUna vez en casa se debe realizar un autoexamen que consiste en observar frente a un espejo la cavidad bucal. Se deben buscar inflamaciones o cambios de color en las encías y verificar que no exista sangrado durante el cepillado.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente