¿Cómo potenciar tus habilidades eróticas?

El sexólogo argentino Ezequiel López descubre en su libro claves sobre la naturaleza erótica del ser humano.
¿Cómo potenciar tus habilidades eróticas?

El erotismo infinito del sexólogo clínico Ezequiel López busca, mediante 10 capítulos, resumir herramientas y consejos que puedan ayudarle al lector a fomentar el placer sexual. El libro comienza con una acertada definición de erotismo: “se trata de insinuación y picardía, no se debe confundir con pornografía. El sexo es limitado, el erotismo es infinito”.

En uno de los capítulos el autor hace algunas recomendaciones para los que buscan convertirse en grandes amantes. Según él las tendencias anti-eróticas, que se deben evitar, son las siguientes:

- Exigirse demasiado: el erotismo es placer, diversión, no es una maratón donde se debe batir un récord.

- Genitalizar: en occidente estamos acostumbrados a focalizar nuestras conductas sexuales en torno a las zonas erógenas típicas, olvidando otras zonas sensibles de la piel y los cinco sentidos que se pueden potencializar.

- Apurarnos: la ansiedad es el enemigo número uno del placer

- Buscar puntos mágicos: la búsqueda de puntos mágicos como el punto G es típico de los occidentales. Esta mirada mecánica del sexo solo lleva a buscar fórmulas que no existen y limitan la espontaneidad. 

- Adivinar: no nos podemos basar en estimular solo lo que nos gusta a nosotros, por eso se recomienda la comunicación, preguntar, escuchar, es algo normal que en ocasiones se olvida.

- Presionar: obligar a nuestra pareja a hacer algo que rechaza no lleva a nada positivo: o lo hace solo por satisfacernos y no lo goza, o directamente lo padece. Lo ideal es buscar alternativas por la vía del diálogo y la creatividad. 

- Rutinizar: es aburrido repetir una fórmula, se debe apelar a la creatividad especialmente cuando la pareja lleva mucho tiempo de relación.

- Creer que lo sabemos todo: la soberbia es el fin de la vida erótica

 

 

Foto: Archivo CROMOS.