Cuida la piel de tu bebé con estos consejos

Al nacer, la piel de los bebés se enfrenta abruptamente a un medio aéreo y seco. Prevenga irritaciones y alergias mientras van adquiriendo resistencia a los factores externos.
Cuida la piel de tu bebé con estos consejos

La piel de los bebés es muy delicada y tiende a irritarse con facilidad. Esto se debe a que las glándulas sebáceas todavía no producen la grasa necesaria para mantenerla humectada y la dermis aún carece de una barrera que la proteja de la deshidratación. Desde el nacimiento, el bebé se somete a cambios como el uso de ropa, el clima, productos tópicos y pañales que pueden causar irritaciones. Los pediatras recomiendan que los cuidados durante las primeras semanas sean, en lo posible, muy naturales.

El agua reconforta a los bebés, pero también puede resecar la piel, por esto es mejor hacer baños de corta duración. Algunos pediatras recomiendan el uso del jabón luego de las dos semanas de nacido. Es clave usar productos neutros a base de glicerina y avena. El mercado ofrece champú hipoalergénico indicado para no irritar los ojos ni el cuero cabelludo. Con respecto a las lociones, también se recomienda tener cuidado porque algunas contienen alcohol y otros compuestos que favorecen las alergias. En caso de usarlas, deben aplicarse sobre la ropa, nunca directamente sobre la piel.

El ombligo debe limpiarse todos los días con alcohol y dejar destapado hasta que se caiga. Luego, continuar con la aplicación de alcohol por varios días después de su caída.

La dermatitis en la zona del pañal es una de las afecciones más comunes en los bebés debido a la mala higiene, alergias y calor. Es importante revisar, de manera constante, el área para verificar que el bebé esté limpio y seco. Los cuidados más importantes están en la limpieza de la colita por medio de toallas húmedas hipoalergénicas y cremas antipañalitis para prevenir la humedad, que es la principal causante de la dermatitis y la aparición de hongos.

 

Cuidados especiales

1. Para los bebés recién nacidos, un baño de 5 minutos es suficiente. El agua debe estar tibia y es importante verificar la temperatura (con el codo del adulto que es un lugar especialmente sensible), antes de sumergir al bebé.

2. Los pediatras recomiendan usar, en lo posible, ropa de algodón. Evitar fibras como la lana y otras texturas que pueden causar irritaciones y alergias.

3. Cuando se moje la ropa durante la alimentación, es recomendable reemplazarla inmediatamente.

4. Es importante limpiar con toallitas húmedas las zonas alrededor de la boca para retirar restos de leche que pueden causar irritaciones.

5. Es recomendable verificar que la talla del pañal sea la adecuada. Uno muy apretado puede causar irritación. La ropa tampoco debe quedar muy ajustada en el área del pañal.

6. Luego del baño, es recomendable hidratar la piel del bebé con una crema especialmente indicada para su piel. Las que contienen avena son eficaces y ayudan a conservar la humectación natural.

7. Es importante lavar la ropa del bebé antes de usarla por primera vez. Se recomienda el uso de jabones naturales y neutros para evitar alergias. 

 

 

Fotos: iStock.

 

últimas noticias

Los hábitos matutinos de la gente exitosa

Beneficios de la vela de soya