Nuestra piel se prepara para el sol

En esta temporada de vacaciones es importante mantener una rutina de cuidado para la piel antes, durante y después de la exposición al sol. 
Nuestra piel se prepara para el sol

Las claves para prolongar el bronceado no se limitan únicamente al momento de acostarnos, aplicarnos bronceador y recibir amigablemente sus rayos potentes. Para ello, es necesario establecer una rutina días antes para preparar la piel para el bronceo.

Margarita Urdaneta, directora de Figurella explica que “antes de ir a la playa o a la piscina es obligatorio preparar la piel, haciendo exfoliaciones, tomando mucho líquido, comiendo frutas y verduras como la zanahoria. Todo esto con el fin de que nuestra piel no se queme, literalmente, con el sol”. Lo que deja claro que si no hemos tomado sol por un tiempo prolongado, es necesario pasar por esta primera etapa para evitar daños graves tanto en el rostro como en el cuerpo.  El uso de protector solar es fundamental. “Es común pensar que solo se recibe sol en la playa, pero el sol sale todos los días. Y si recordamos que por cada 300 metros que se asciende en altitud se incrementa un 4% la radiación ultravioleta, en ciudades como Bogotá hay un 30% más de radiación ultravioleta que a nivel del mar. Así pues, la piel debe cuidarse del sol todos los días”, explica John H. Gaviria, dermatólogo y vocero de la Roche Posay y enfatiza en que “al momento de meterse al mar o la piscina, igualmente, se debe aplicar protector solar de alta calidad, pues son más resistentes al agua y se mantienen adheridos a la piel en las piscinas y en el mar. Sin embargo, hay que insistir que debe reaplicarse cada 3 o 4 horas para mantener su función óptima”. 

19632110_xxl

"EVITAR el sol de las 10:30 am a las 3:00 pm es una regla de oro para cuidar la piel" 

Foto: 1 2 3 

 Hidratar diariamente la piel es otro factor importante y, más aún, durante el tiempo de exposición al sol, ya que ayuda a recibir positivamente sus rayos sin causar daños graves, “mantener la piel humectada es básico para prolongar el color bronceado, además que la piel logra conservar una textura suave y delicada”, dice Margarita.  Además de los cuidados que se deben convertir en un proceso de todos los días, los dos expertos son muy claros al decir que “debemos ser muy cuidadosos con el sol, hay ciertos momentos del día donde los rayos ultravioleta son muy fuertes, lo idea es evitar el sol entre las 10:30 am y 3:00 pm, esas horas son las que más afectan la piel produciendo cáncer y quemaduras graves”, y Gaviria añade “lamentablemente esas horas son las que más gente disfruta del sol” sin darle la suficiente importancia a las consecuencias que trae.   Lo importante es ser cuidadosos y conscientes de los daños que se producen si no protegemos nuestra piel, mediante una rutina que provenga todo lo necesario para tener una piel sana.  

 

 

últimas noticias