Ocho mitos y verdades de tomar café

Alrededor de su consumo han surgido teorías a favor y en contra. ¿Qué hay de cierto acerca de sus vicios y sus virtudes?  
Ocho mitos y verdades de tomar café

1.El café produce gastritis: Falso. Su consumo no genera gastritis ni otros problemas estomacales, pero sí los estimula. Por eso se sugiere disminuir su consumo a aquellos que padecen alguna molestia digestiva.

2. El café desvela: Verdadero. Según un estudio de la Universidad de Nueva York, la cafeína estimula el nivel de alerta de las personas. Al incrementar el trabajo del sistema nervioso central,  también ayuda a concentrarse en tareas cotidianas.

3. El café es digestivo: Verdadero. La cafeína acelera la liberación de enzimas del páncreas, las cuales digieren más rápidamente las proteínas y las grasas en el estómago. El momento ideal para consumir café es después del almuerzo, pues este regularmente es más abundante que el desayuno y la cena.

4. El café disminuye la embriaguez: Falso. No hay evidencia científica que lo confirme. El mito existe debido al efecto placebo, el cual consiste en consumir algo, en este caso café, pensando que se obtendrá la disminución de algún síntoma.

5. No es recomendable tomarlo durante el embarazo: Verdadero. No tiene sustancias que interfieran en el embarazo, pero su digestión reemplaza la asimilación de nutrientes necesarios para el desarrollo de feto.

6. El café es adictivo: Falso. Aunque ciertos componentes de la cafeína causan dependencia, su ingesta no alcanza a desarrollar la tolerancia de sustancias psicoactivas en el sistema nervioso central.

7. El café es ideal para empezar el día: Falso. El desayuno ideal es un plato que tenga lácteos, frutas y cereales. Por no tener nutrientes, el café es prescindible para arrancar las mañanas.

8. El café es perjudicial para los niños: Falso. No hace daño, pero por ser una bebida que no contiene nutrientes, se sugiere evitar su consumo en fase de crecimiento.

 

 

últimas noticias