Lo que debes saber cuando tu gato se hace mayor

Noticias destacadas de Estilo de vida

Una pregunta recurrente para aquellos que tienen gatos es cuánto tiempo vivirán. Se sabe que su promedio de vida es hasta 18 o en algunos casos, hasta de 20 años; sin embargo, cuando pasan de los 12 ya son considerados “adultos mayores” y es necesario prestar atención a los males más comunes, propios de la edad.

Al gato, como al humano, le aparecen los “achaques”, cuando llega a cierta edad. A los 10 años, los gatos empiezan a presentar síntomas de envejecimiento, pero a los 12 se hacen más notorios, y al igual que los adultos mayores requieren de mayor atención y cuidados por parte de su familia. Algunas de las enfermedades típicas en los felinos son la artritis, insuficiencia renal, diabetes y perdidas de visión y oído.

Para que te hagas una idea cuando tu gato tenga 16 años, estos equivalen a unos 81 años en edad humana. Sus articulaciones serán menos flexibles y por lo tanto asearse, a diario, como solía hacerlo, será difícil para él. Es por esto que es recomendable que para entonces tengas un veterinario de confianza que le realice chequeos médicos y así puedas atenderlo adecuadamente, y devolverle el amor y mimos que por tantos años te ha entregado.

Recomendaciones:

Alimentación. En la edad adulta del felino las visitas al veterinario deben ser, al menos, cada seis meses. Para controlar su peso, lo ideal, es que el especialista determine el tipo de alimento que contenga los nutrientes que tu mascota necesita y pueda comer, pues en algunos casos pueden perder parte de su dentadura.

Salud oral. La gingivitis, que consiste en la inflamación de las encías, afecta los felinos de avanzada edad. Por el dolor que esto les causa pueden llegar a presentar pérdida del apetito e incluso derivar en otras enfermedades. Lo recomendado es cepillar los dientes de los gatos, al menos dos veces por semana y acostumbrarlos a esta rutina desde pequeños o jóvenes. Puedes hacerlo solo con agua o adquirir productos especializados en tiendas para gatos.

Te puede interesar :Lo que necesitas para correr

Higiene. La perdida de flexibilidad puede afectar su capacidad para asearse, por lo que su apariencia puede tornarse sucia o desaliñada. En especial en los mininos de pelo largo. Puedes acudir a los baños secos para no someterlos al estrés del baño con agua, y peinarlos continuamente. En algunos casos les cortarán el pelo para eliminar los nudos, pero déjale esta tarea a un veterinario que lo hará con las precauciones necesarias.

Actividad física. Seguramente tu gato no perseguirá insectos ni trepará por los muebles como solía hacerlo porque se sentirá cansado. Como su actividad física disminuirá de manera importante es necesario que al menos, por 15 minutos, juegues con él, cada día. Es fundamental para que se mantenga saludable.

Pero lo más importante es que le demuestres tu afecto. Al igual que pasa con las personas, los animales resienten la ausencia y es cuando aparecen las enfermedades. Un gato amado vivirá más años y el recuerdo de los días felices permanecerá en la familia, incluso cuando falte.

Puedes leer: El brasier, los senos y sus cuidados

Comparte en redes: