De príncipe azul, a príncipe maltratador con plata

Si conoces a un hombre con mucho dinero y, además, maltratador, ¿te quedarías esperando a que regrese? Consejos de la Doctora Corazón.

Hola Doctora Corazón:

 

Conocí al que, según mis amigas, era el príncipe de mi vida. 40 años, divorciado, con una ex novia y lleno de dinero, justo el tipo de hombre al que le encanta pagar los tiquetes a sus amigas para llevárselas a Cartagena en un viaje corto. Todo un tipazo, el hombre maduro e ideal para mí, tanto así que hoy en día ha sido el hombre por el que más he sufrido con tanta humilación como por ningún otro, en tan solo dos meses.

 



Él siempre me dijo que no me podía ofrecer una relación seria, pero su comportamiento fue otro: mensajes bonitos, cenas, llamadas, varias noches juntos y hasta un viaje, todo esto me hizo creer lo contrario y yo siempre le ofrecí lo mejor de mí.

 

Me hizo verlo como una víctima de su ex, por esa razón también quise demostrarle que no todas las mujeres somos iguales y que el dinero que lo rodea no puede ser su carta de presentación, que él es mucho más que eso, pero finalmente nada de lo bonito que hice sirvió.

 

Me acusó de prenderle una ETS, me trató mal psicológicamente cada vez que quiso, me insinuó que quería verme teniendo relaciones con otro hombre para observarme. También me mencionó algo que me destrozó, "sabes que me acuesto con otras mujeres y eso nunca me lo prohibiste", me siguen doliendo sus palabras, no sé por qué no logro sacarlo de mi mente y corazón. Su dinero nunca me importó, y a pesar de que sé que no me quiere ni me respeta, él sigue estando ahí y siento que si vuelve yo estaré para él.

 

Ayuda por favor.

Te pido que me aconsejes, primero por medio de una carta.

 

 

Querida lectora:

 

Lamento que hayas pasado por una situación así y agradezco que te hayas puesto en contacto conmigo.

 

Hay algunos puntos en tu carta que me estremecen y me animan a despertarte a trompetazos porque te veo como dormida.

 

1. Los príncipes azules no existen

Así como nosotras no somos princesas, y las únicas princesas que conozco son auténticamente infelices, clamo por un mundo en el que se extinga la categoría de príncipe azul y también la de princesa, muñeca y reina para hablar de personas como nosotras.

 

2. Huye de la escena reguetonera

Un tipo que invita a cenas y viajes con todo pago, no es de forma automática un novio. Ese tipo de actuaciones también las puede tener un cantante de reguetón- y ni ganas que tiene de casarse cuando lo presume de mansión con mujeres en bikini- las mismas que no se dan cuenta de lo bajo que están cayendo por venerar su billetera al tiempo que le sacan brillo al pectoral del sujeto en cuestión.

 

3. ¿Todo por la plata?

El dinero es importante, pero no puede ser el filtro para elegir a quien amas. Si defendiste que él valía por sí mismo y no por su dinero, ¿qué es lo que le viste? Te recuerdo que te pisoteó sin perdón, te hizo propuestas indecentes y hasta te dijo que le habías pasado una enfermedad de transmisión sexual, sin contar el tema de las mujeres a las que jamás renunció. A mí este individuo me parece un cerdo con mucha plata. Y este tipo de hombres machistas me dan muchísimo asco.

 

4. El  sexo con cualquiera no es un estilo de vida saludable

Dime con quién te acuestas y te diré cómo eres. En el sexo, como en la comida, se premia ser selectivo, cuidadoso y honesto. La honestidad no tiene grados, se es honesto o no.

 

Así como uno no se come cualquier cosa en la mesa, tampoco se puede dedicar a tener sexo con todo lo que se mueve. ¡Precisamente eso es lo que termina dando altos índices en enfermedades, contagios y demás problemas! Una vida sexual muy desordenada también puede traducirse en problemas de autoestima y depresión. Así que, aunque para muchos el (FE) Fuck Everyone puede parecer maravilloso, es una banalización de algo que es importante, que nos vincula con nuestra pareja y que nos hace mejores porque el sexo es mucho más profundo y beneficioso sí se entiende bien.

 

 

5. Volver con él , Rendirse Jamás IV

Una de las verdades que pueden resultar incómodas pero que actúan como auténticos salvavidas es: si te hizo llorar y te hizo sufrir, NO vuelvas con él. ¿Deseas volver con alguien que no te respeta? ¿Te ves el resto de tu vida con un maltratador?

 

Necesitas saltar esta fase y hablar de tú a tú con lo que eres, con tu autoestima, que seguramente estará pidiendo salir de donde la dejaste escondida. ¿Tienes mapa de dónde la tienes?

 

Empodérate y apuesta por lo que a ti te proyecta. Muchas veces no es un tema de decir: es que no tengo a nadie más y quién me va a querer a mí, cuando la respuesta es TE TIENES A TI, empieza por quererte tú.

 

En todos los puntos, y muy especialmente en este, puedo ayudarte.

 

¿Lista para arrancar una asesoría de coaching conmigo?

 

¡Estás en un momento perfecto para invertir en curar tu corazón!

 

logos mariapasion

 

Ya puedes reservar tu consulta por carta o por whats app

Consulta los términos y tarifas: www.mariapasion.design

Pide tu cita: (34) 616 838 002

[email protected]

 

Foto: Getty.

últimas noticias