Descubre el delicado encanto de la decoración en tonos pastel

¿Estás pensando en remodelar tu casa? Aquí unas recomendaciones muy útiles.

 

Por: Mariana Belisario-Blaksley

 

Los colores pastel son la elección perfecta para una decoración colorida y al mismo tiempo sobria. Su virtud más acusada es la de tratarse de tonalidades esencialmente relajantes que transmiten serenidad y calma al instante. Son colores suaves, tenues, diáfanos y con un punto brumoso. Su versatilidad se traduce en funcionar de maravillas con multitud de estilos, desde el escandinavo, el estilo clásico o el shabby chic. Son ideales para sacar de la monotonía del blanco a los espacios minimalistas. También pueden equilibrar una decoración excesivamente rústica, darle un toque de intemporalidad a espacios con estéticas modernas o suavizar la impronta un poco dura del estilo industrial. Por todo lo anterior y a pesar de su delicadeza, las tonalidades pastel evidencian poderes transformadores que pueden cambiar de la noche a la mañana cualquier espacio. Lo mejor de todo es que existen muchas formas de incorporarlos a nuestra decoración para lograr distintos efectos.

 

Espacios neutrales con toques estratégicos de color

 

La forma menos arriesgada de introducir tonos pastel en casa es la de limitarnos a toques de distintos colores en espacios con una paleta neutral. De esta forma podemos jugar con muebles, adornos, textiles o cuadros que le den a espacio blancos, beige, crema o grises ese acento colorido tan necesario. Esta opción es ideal para áreas sociales, donde muchos prefieren mantener una atmósfera más sobria.

 

HOME AND WOOD - homify.com.co

 

 

Apoderándose de las paredes

 

El siguiente paso en el avance de los colores pastel es el de utilizarlos en las paredes. En sus tonalidades más claras se consideran neutrales en términos de género. Es así como rosados muy pálidos o celestes blanquecinos pueden utilizarse en dormitorios matrimoniales sin que por ello se considere que la paleta se inclina a un sexo o al otro. Esta tiranía cromática se refiere más bien a las habitaciones infantiles. Claro que, dentro de esta rica gama de colores, los lilas, amarillos o verdes, supondrán tonos considerados aún más neutrales.

 

ATOATO - homify.com.co

 

 

Con blanco y madera

 

En cualquier espacio la combinación de blanco y madera clara, suele traducirse en una atmósfera límpida, acogedora y luminosa. Este tipo de decoración se ve muy favorecida por los accesorios en colores pastel, que enriquecen visualmente el espacio sin producir una vibración demasiado disruptiva.

 

PASJA DO WNĘTRZ - homify.com.co

 

 

Romanticismo y femineidad

 

Si el objetivo es crear un espacio que exude romanticismo, la apuesta segura será el uso generoso de tonalidades pastel en paredes, textiles, accesorios y adornos. Si buscamos decorar una estancia que refleje una esencia femenina, un rosado predominante combinado con blanco, lila, verde, amarillo e incluso celeste, será la mejor elección.

 

ВИРА-АРТСТРОЙ - homify.com.co

 

 

Los tonos pastel combinados entre sí

 

Una de las mejores cualidades de los colores pastel, es que absolutamente todos combinan entre sí. Es así como un aguamarina o celeste se verá bien junto a tonalidades malva, rosadas, lila, verdes o amarillas. Esto representa una enorme ventaja a la hora de decorar en esta paleta.

 

ДИЗАЙН-БЮРО ARTTUNDRA - homify.com.co

 

Artículo elaborado en colaboración con Homify

 

últimas noticias