¡Detén la ansiedad de comer!

Es normal que en este tiempo de confinamiento la actividad más atractiva en casa resulte comer y que asaltes la nevera muchas veces al día, pero ojo, es un síntoma típico de ansiedad que además traerá varios kilos de exceso. Una experta dietista llama a la alimentación consciente y explica cómo lograrla.

pan-con-chocolate
Si vas a preparar algo dulce en casa, procura que tenga menos azúcar que un producto procesadoFotos: Pixabay

Lo primero que hay que entender es que cuando se habla de alimentación consciente hay que centrarse en el tiempo presente y en al acto mismo de comer, que va “desde el momento que voy a comprar hasta que me siento a comer”, explica Fran Sabal, dietista-nutricionista y autora del libro Nutrición emocional.

La profesional define la ansiedad como un exceso de futuro. “Nuestra mente salta todo el tiempo entre pasado y futuro. Está todo el tiempo imaginándose cosas y eso no es sano”. De hecho, una alimentación consciente, centrada en el presente, “nos va a ayudar a vivir con mayor seguridad una situación como la que estamos viviendo ahora», apunta la nutricionista”.

Puedes leer: Cómo evitar comer compulsivamente en la cuarentena

Toda esa teoría, traída a la realidad, se aplica de la siguiente manera: comemos para tranquilizarnos, pero “el efecto de calma dura tres minutos”, mientras que “el efecto de culpa dura mucho más”, señala Sabal.

 

Paso a paso

  1. A la hora de ir al supermercado. Haz una lista previa de lo que necesitas en casa. Si vas a hacerlo a través de un servicio de domicilio te resultará mucho más fácil, menos riesgoso y más efectivo.

 

  1. En la cocina. La nutricionista dice que es en este lugar donde sucede la “magia. “Con tan solo cuatro alimentos podemos conseguir un plato increíble. Por ejemplo, si voy a hacer un salteado de verdura, hay que fijarse en la textura de las verduras, en su color, en su olor y como, según vamos cocinando, van cambiando estos elementos”.

 

  1. Al servir. La experta destaca la importancia de alimentar nuestra “hambre visual”, es decir que preparemos la mesa de una manera bonita, con una vajilla, cubiertos y vasos que nos gusten. Sobra decir que debes evitar al máximo comer frente al televisor o computador, o estar revisando el celular. Trata que este momento sea sagrado. Una vez termines podrán volver a lo que estabas.

 

  1. Antes de comer. Sabal recomienda que se hagan 3 o incluso 5 respiraciones profundas antes de iniciar a comer. Esto nos ayudará “a centrarnos, a sentirnos con nosotros mismos y a parar por un momento a pensar el viaje que han hecho los alimentos hasta llegar a nuestra mesa”. Es más, si incluso puede hacer una respiración en el intermedio de la comida, también resulta muy beneficiosa. Tu cuerpo irá procesando mejor lo que está comiendo.
 
 

Ayudas dulces y saladas

Si el pecado de ir a la alacena es inevitable, procura hacerlo de la manera más saludable:

Versión dulce. Puedes optar por un poco de chocolate, pero también existe la opción de preparar tus propios postres y cuando lo hagas, añade poca azúcar o hazlos empleando endulzantes naturales como stevia o miel de abejas. También puedes agregar frutas que le darán esa sensación de sabor dulce que quieres probar.

Versión salada. Tener a la mano verduras crudas como zanahoria o apio nos evitará acudir a los peligrosos paquetes, pero sí esas no son tus favoritas, puede hacerlo con papa, yuca, pepino, tomate, etc. Le puedes agregar un poco de queso, especias y al horno será un verdadero manjar. Incluso puedes hacer pizza con harina integral. La idea es que reduzcas las grasas saturadas y reemplaces los embutidos con carnes frescas.

 

También puedes leer: 

 

912302

2020-03-31T21:43:24-05:00

article

2020-04-01T07:20:01-05:00

mvesga_262385

cromos

Redacción Cromos

Estilo de Vida

¡Detén la ansiedad de comer!

30

4883

4913

 

 

Guía de regalos para mamá