Disfruta de tus vacaciones de fin de año cuidando tu piel de los rayos UV

El protector solar es un producto que debe utilizarse durante todo el año, pero con mucha más frecuencia y abundancia en temporada de vacaciones, cuando tenemos gran exposición al sol o a otros climas extremos.

Foto: Cortesía.

Es común sentirse confundido a la hora de elegir un protector solar para aplicarse. No sólo es importante encontrar el producto correcto para tu tipo de piel, también es necesario darle un uso adecuado y tener en cuenta otros factores. La dermatóloga Dawn Davis, especialista en el cuidado de la piel de Mayo Clinic, hace unas recomendaciones claves para mantener la piel de niños y adultos, protegida de los rayos UV.

Protege tu piel a cualquier edad

Si bien los niños son los más sensibles a los efectos negativos de la exposición inadecuada al sol, todos deben protegerse para evitar lesiones, algunas de las cuales pueden provocar con el paso de los años cáncer cutáneo, uno de los canceres más frecuentes en el mundo.

Protectores solares para niños

A partir de los 6 meses de edad, los niños pueden usar el mismo protector solar de los adultos, existen algunos protectores etiquetados especialmente para niños, eso también son buenos. Lo único que se debe tener en cuenta es que el protector sea de amplio espectro y con factor de protección solar de al menos 15.

¿Amplio espectro?

Cuando compres protector solar es importante que revises que la etiqueta diga “amplio espectro”, eso significa que la protección es contra ambos tipos de rayos ultravioletas: UVA y UVB. Los rayos UVA son la longitud de onda larga de la luz que penetra hasta las capas profundas de la piel, mientras que los rayos UVB son la longitud corta de la luz que traspasa la superficie de la piel y ocasiona las quemaduras del sol.

¿Cuál es el factor de protección indicado?

Los expertos coinciden en que un factor de protección solar de 15 es lo mínimo necesario para prevenir daños en la piel a consecuencia de rayos UVB. Los protectores solares con un factor de protección superior a 50 ofrecen solamente un poco más de protección contra con rayos UVB, comparado frente a los de 30 o 50. Eso significa que posiblemente no valga la pena pagar más por los protectores cuyo factor de protección es muy alto. 

¿Cómo aplicarlos?

La clave para obtener todo el beneficio del producto, es aplicarlo generosamente y con frecuencia. La mayoría de las personas no se lo aplican en una cantidad suficiente, pues alrededor de dos cucharadas de protector solar, debe alcanzar solo para la cara, el cuello y el dorso de las manos. Es importante que se repita la aplicación del protector solar mínimo cada dos horas, o más a menudo si la persona se mete en el agua o transpira.

Aplícate protector solar cada vez que salgas, aunque no parezca un día soleado. La luz ultravioleta atraviesa las nubes y se refleja en el agua y otras superficies. Al reflejarse, los rayos se vuelven más potentes y eso hace más importante la aplicación del protector solar.

Si deseas tener la máxima protección contra el sol, no hay que confiar únicamente en el protector solar, evits exponerte a la luz directa del sol durante el mediodía, a esa hora los rayos son más fuertes. Busca lugares de sombra, carga una sombrilla, gafas de sol y mantente hidratado para disfrutar y compartir en estas vacaciones de fin de año tranquilo y en familia.