Redacción Cromos / 22 Sep 2022 - 2:00 a. m.

Edging, la técnica para lograr orgasmos más intensos

El edging es una técnica con la que puedes experimentar orgasmos más intensos y placenteros, aquí te contamos cómo lograrlo.
El edging es una técnica con la que puedes experimentar orgasmos más intensos y placenteros.

El orgasmo es pensado usualmente como el objetivo del sexo, si bien esto no es cierto y más bien la intensión debería ser simplemente el placer, no hay nada que se compare a la sensación de alcanzar el clímax, y el edging es una técnica perfecta para sentirlo de una manera mucha más intensa.

Lee también: Sexo, ¿cómo sacarle provecho al máximo?

Aquí encuentras más contenidos como este

Existen diferentes técnicas y trucos a los que las personas recurren para “venirse”, sin embargo, el edging es algo que muchos todavía desconocen, a pesar de lo especial que puede llegar a ser la experiencia.

Edging, la técnica para lograr orgasmos más intensos.
Edging, la técnica para lograr orgasmos más intensos.
Foto: Pexels - Pexels

¿Qué es el edging?

Esta técnica consiste en retrasar a propósito el orgasmo, lo más que se pueda, o sea, cuando sientas que ya estás muy cerca de ese esperado clímax, trata de retrasarlo en las zonas erógenas para luego ya soltarlo con gran intensidad.

Uchenna Ossai, educadora sexual, habló en Redbookmag sobre el significado de este curioso término: “Ir hacia atrás cuando parece que vas a llegar al orgasmo y después volver a aproximarte. Es una de las muchas y tan estupendas formas de mejorar el orgasmo y la experiencia sexual de una persona”.

La experta explica a mayor profundidad esta práctica con una metáfora, es como cuando estás en una montaña rusa y estás muy cerca de atravesar la cima, pero sorprendentemente pasas por una bajada antes de alcanzar el punto máximo. Asimismo, menciona que entre más repitas este método mayor será la satisfacción al terminar el acto.

¿Por qué es tan efectivo?

Es probable que te estés preguntando por qué el edging tiene tan excelentes resultados, físicamente, se dice que está técnica está relacionada al flujo sanguíneo, este aumenta exponencialmente cuando voluntariamente se prolonga la estimulación para llegar al orgasmo.

¿Cómo lograr el edging?

Naturalmente, dominar esta práctica no es nada fácil, lo que debes hacer es identificar el momento en el que estás muy cerca, entonces se recomienda controlar la respiración y ser muy consciente de la sensación y el placer, pero no desde los genitales, sino desde el resto de tu cuerpo.

Asimismo, se recomienda intentarlo inicialmente con la masturbación, ve a tu propio ritmo, sé muy consciente de tu excitación, gracias a tu respiración y la intensidad de los movimientos.

Además: Relación de pareja: consejos para que el amor no tenga fecha de vencimiento

Al probar la experiencia en pareja, recuerda que debe haber muy buena comunicación con la otra persona, tú puedes ser la guía para que ambos disfruten de un excitante momento. Cuando estés muy cerca del orgasmo, empieza a mermar el ritmo y aumenta la concentración.

Como ya te debes imaginar, aprender a usar la mente es clave en el edging, igualmente, evita tocar y disminuir los movimientos, distráete, piensa en otras situaciones que no tengan que ver con el sexo. Ten presente que está técnica la pueden usar tanto mujeres como hombres.

Síguenos en Google Noticias