El café y sus propiedades

El consumo de dos a tres tazas de café diarias, podría reducir las posibilidades de padecer diferentes tipos de enfermedades. No se trata de abusar de esta bebida, sino de consumirla en dosis razonables.

Pixabay.

El grano del café, originario de África, nace dentro del fruto del arbusto del llamado Cafeto en su edad adulta, se cosecha después de la floración cuando el fruto llega a su madurez entre 6 y 8 meses para el tipo de familia botánica arábica y entre 9 y 11 meses para el de tipo robusto aproximadamente. Su calidad depende de la variedad, de las formas de su cultivo, cosecha, secado y tueste.

Al igual que el té, el café posee numerosos componentes dentro de los que se destacan el ácido cafeico y los polifenoles, los cuales, le dan ese sabor y aroma tan particular. La cafeína es otro componente principal del grano, es la responsable de la acción estimulante y de la transmisión de los impulsos entre las neuronas.

Una taza de 100 ml de café sin endulzantes, lácteos ni azúcares, posee 4 Kcal, 0.8 ml de carbohidratos, 0.3ml de proteína, 0 ml de grasa y el resto del porcentaje es agua. Contiene vitaminas B3, B2 y B1, y minerales como el potasio, calcio, fósforo, hierro y sodio.

Esta bebida no produce ataques al corazón, arritmias ni muertes repentinas, al contrario de lo que se cree, si se consume sin cigarrillos y en cantidades prudentes, tiene poderosos efectos sobre el organismo a nivel del sistema cardiovascular, gastrointestinal y nervioso central.

Es una bebida agradable y estimulante y tiene altas propiedades antioxidantes, lo que genera un efecto protector contra el riesgo de cáncer de colon y de vejiga. Se le atribuyen los beneficios de disminuir el riesgo de diabetes de tipo II, la producción de cálculos renales y posee un suave efecto diurético, el riesgo de padecer depresión, y prevenir la fibrosis hepática (cirrosis).

A nivel cognitivo, también brinda numerosos beneficios, pues las propiedades del grano de café ayudan a fortalecer la actividad cerebral y aporta mayor energía para realizar actividades físicas, sobre todo, en los deportes extremos, ya que combate la fatiga y el cansancio.

Además de brindar beneficios al interior del organismo también lo hace en la piel, ya que actúa como exfoliante natural, eliminando células muertas, y gracias a sus propiedades desintoxicantes, tonifica y da firmeza.

Para que todos estos beneficios sean posibles dentro del organismo, se recomienda que el consumo de esta bebida no se lleve a cabo pasadas varias horas desde el momento de su preparación, ya que el PH baja considerablemente y podría causar malestar estomacal, ni mezclarse con bebidas alcohólicas o energizantes, ya que esto podría ser perjudicial para la salud. También, tener en cuenta los acompañantes con que se prepara, los lácteos, la crema, y el azúcar disminuyen sus poderes.

Sin embargo, si se abusa de esta bebida, puede haber efectos secundarios dañinos para la salud, dentro de los que se encuentran un aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial, irritabilidad, acidez estomacal, insomnio, ansiedad, náuseas, reflujo, etc.

 

últimas noticias