El mango, una dulce medicina

El mango y sus derivados ayudan a estimular las defensas orgánicas, mejorar la flora intestinal y prevenir la diabetes.

Hay muchas razones para disfrutar del mango. ¿Sabías que contienen más de 20 tipos diferentes de vitaminas y minerales, y está libre de grasa, sodio y colesterol?

 

Una taza de esta fruta, equivalente a unos 165 gramos, solo contiene 100 calorías y aporta el 100 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, el 35 por ciento de la vitamina A y el 12 por ciento de la fibra dietética.

 

Estas cifras de la organización National Mango Board (NMB), que promociona e investiga el consumo de esta fruta en Estados Unidos muestran que, además de tener un dulce sabor, el mango aporta una multitud de nutrientes.

 

Según la NMB, esta fruta se cultivó por primera vez en la India hace más de 5.000 años y llegó a América alrededor del año 300-400 de nuestra era. Ahora está disponible a lo largo de todo año y es considerada uno de los alimentos más saludables y su corteza, hojas, piel y semilla son utilizados en infinidad de remedios caseros.

 

Las últimas investigaciones sobre esta fruta confirman que sus beneficios curativos y protectores siguen vigentes y cada vez se conocen mejor.

 

Protege la flora intestinal

 

Una investigación de la Universidad Estatal de Oklahoma, ha comprobado en ratones de laboratorio, que el consumo de suplementos a base de esta fruta, previene la pérdida de las bacterias beneficiosas del intestino, a menudo inducida por una dieta alta en grasas.

 

Estas bacterias de la microbiota o flora intestinal, pueden desempeñar un papel en la obesidad y complicaciones relacionadas con esta, como diabetes tipo 2.

 

“Este estudio demuestra que añadir mango a la dieta puede ayudar a mantener y regular la salud intestinal y los niveles de bacterias beneficiosas”, según Edralin A. Lucas, profesora de ciencias nutricionales en la OSU e investigador principal de este trabajo.

 

La profesora Lucas ha descubierto, además, que la pulpa de mango podría ser útil para reducir la glucosa (azúcar) en la sangre, sin producir los efectos negativos de algunas drogas utilizadas habitualmente para reducirla, como la rosiglitazona, según asegura esta investigadora de la OSU.

 

Múltiples beneficios para la salud

 

La organización NMB ha recopilado las investigaciones más destacadas sobre el mango, que resaltan sus múltiples propiedades:

 

1. El consumo de mangos en los adultos se asocia con una dieta más saludable reflejada en una mayor ingestión de fruta entera y de  nutrientes como la fibra dietética, la vitamina C, el magnesio y el potasio, además de ayudar a reducir la presencia en el organismo de la proteína C reactiva, relacionada con la inflamación que aumenta el riesgo cardiovascular.

 

2. Las personas que consumen esta fruta tienen un menor peso corporal e ingieren menos grasas que aquellas que no la comen.

 

3. Un compuesto de los mangos de la variedad Keitt podría ser tóxico para las células del cáncer de mama, reduciendo su proliferación y el tamaño de los tumores de este tipo.

 

También te puede interesar:

 

Cinco beneficios del mango para tu salud

Cuatro formas de incluir el mango en tu menú

Batido de mango para subir de peso

 

 

 

Foto: EFE.

778043

2017-01-12T08:43:59-05:00

article

2017-05-04T18:15:01-05:00

mfranco_250925

cromos

Con información de EFE

Estilo de Vida

El mango, una dulce medicina

28

4174

4202