El médico en casa habla de la curiosa relación entre el calcio y el colesterol

Los últimos hallazgos señalan nuevos caminos para proteger el corazón de enfermedades cardiovasculares.

Foto: Getty

Los altos niveles de colesterol en la sangre están relacionados con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Por esta razón, si no los controlamos de manera adecuada y oportuna, pueden producir muertes prematuras y otras enfermedades graves, tanto del corazón como cerebrovasculares. En este sentido, los médicos debemos andar vigilantes y ser particularmente atentos cuando nuestros pacientes han pasado los 40 años.

El colesterol afecta todas las arterias, pero en especial las coronarias, las más importantes del organismo, ya que nutren de  sangre el músculo del corazón. Son muy pequeñas y esto lleva a que sean más vulnerables. El colesterol se acumula en sus paredes y produce placas que eventualmente obstruyen el paso de la sangre, lo cual da como resultado enfermedades que no  solo deterioran el funcionamiento del corazón sino que conducen con frecuencia a infartos.

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la segunda causa de muerte en todo el mundo, a pesar de que muchas pueden ser evitadas con solo controlar los niveles de colesterol. Son tan comunes, que la atorvastatina, uno de los primeros medicamentos desarrollados para el control del colesterol, es el más vendido en la historia de la farmacología moderna. 

Así las cosas, científicos y expertos buscan permanentemente mecanismos seguros y eficaces para el control del colesterol. Recientemente, un equipo de científicos canadienses de la Universidad McGill se llevaron una gran sorpresa: encontraron una estrecha relación entre el calcio y el colesterol intracelular.

Según Luis Agellon, director del estudio, fue asombroso descubrir que el calcio de las células ayuda a la síntesis del colesterol, lo cual puede ser útil para manejar los niveles de colesterol en la sangre. 

Por otro lado, un equipo de investigadores de la Universidad de Alberta, en Canadá, resalta que el calcio y el colesterol están tan estrechamente ligados que, cuando el calcio baja, inhibe el mecanismo que maneja y controla la síntesis del colesterol intracelular.

Ya hace algún tiempo, una publicación determinó que las personas que tomaban suplementos de calcio (entre 1.500 y 2.000 mg diarios) tenían un colesterol más controlado que quienes no lo tomaban, pero al final nunca pudieron demostrar esa relación y quedó como un simple hallazgo ocasional. Solo hasta ahora se empieza a entender esa asociación verdaderamente. Aún queda camino por recorrer antes de empezar a recomendar suplementos de calcio a los pacientes, pero  hacerlo no va a traer problemas y podría generar grandes beneficios.

 

últimas noticias