Publicidad
Redacción Cromos / 16 Feb 2022 - 10:00 p. m.

“El placer de seducir”, un manual de conquista para todos

El nuevo libro del sexólogo Ezequiel López Peralta, El placer de seducir, es una invitación a repotenciar ese poder latente en todos los seres humanos y sacar el mayor provecho.
"El placer de seducir" ve sin tabúes la sexualidad y el erotismo como componentes ineludibles de la seducción.
"El placer de seducir" busca desmitificar la idea que se tiene sobre la seducción, para llevarla a otro nivel.
"El placer de seducir" busca desmitificar la idea que se tiene sobre la seducción, para llevarla a otro nivel.
Foto: Cortesía

Tras la acogida de Crónicas Eróticas, su primer libro con el sello Sin Fronteras Editorial, Ezequiel López Peralta lanza El Placer de seducir, un manual de conquista de 216 páginas en las que revisa a fondo el significado y alcances de la seducción.

Te puede interesar: 7 señales corporales para saber si tu pareja está mintiendo

El autor argentino desafía la creencia de que seducir es un proceso mecánico, producto de aprender ciertos procedimientos que se replican para conquistar a una pareja. Es enfático en señalar que para desplegar todo su poder debemos tener en cuenta los valores del otro y asumirlo como una oportunidad para desarrollar nuestro propio potencial intelectual, social, erótico y afectivo.

De la teoría a la práctica

Ezequiel dividió el contenido de su libro en 6 partes. En las tres primeras hace un repaso por los conceptos teóricos, en la cuarta, incluye ejercicios prácticos aplicados a dichos conceptos, en la quinta parte expone sin tapujos las temáticas de la sexualidad y el erotismo como componentes ineludibles de la seducción y para cerrar, la sexta, plantea argumentos complementarios de la obra.

Con total convicción fundamentada en su experiencia, afirma que la seducción es placentera en sí misma y una fuente de realización personal rica en matices como el juego de las miradas, el tono de voz, las sonrisas y posturas corporales; las sorpresas, las palabras, el acercamiento, las fantasías, la incertidumbre y la ambigüedad. Todo lo cual propone disfrutar y vivir con placer, aún cuando no se alcance el objetivo.

También puedes leer: Colombia tiene su propio ‘Estafador de Tinder’. Esta es su historia

Síguenos en Google Noticias