Quiérete Cromos

El potente antioxidante de la fórmula roja

Noticias destacadas de Estilo de vida

Los colores de los alimentos nos dan pistas sobre sus cualidades. Aquellos que llevan los tonos con los que suele representarse el amor y la pasión aportan múltiples beneficios al organismo.

La naturaleza no elige los colores de los alimentos por capricho. El rojo que hoy nos ocupa se debe al licopeno, uno de los antioxidantes más poderosos que conocemos. Los alimentos de este color, como el tomate, las fresas y el pimentón, por poner algunos ejemplos, comparten algunas propiedades beneficiosas para el organismo. Debemos tener en cuenta que el licopeno es liposoluble, lo cual quiere decir que se digiere mejor con grasas. Por lo tanto, si acompañamos estos alimentos de grasas saludables, como las del aceite de oliva o las de los pescados azules, haremos un maridaje perfecto que favorecerá su absorción. 

Beneficios del licopeno

Varios estudios han mostrado que el licopeno genera un efecto protector ante el cáncer de próstata, de estómago, de mama, de pulmón y de cuello uterino. Este fitoquímico nos protege de las enfermedades cardiovasculares y preserva nuestras células del ataque de los radicales libres del tabaco.

También estimula el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, mejora la circulación de la sangre, elimina las sustancias tóxicas, protege la piel del sol y resulta beneficioso para personas con hipertensión y arterioesclerosis. 

El licopeno favorece la regeneración celular, mejora la absorción del hierro, previene la degeneración macular, mejora los casos de asma, tiene un efecto antiinflamatorio y es bueno para prevenir enfermedades neurológicas.

Los frutos rojos

Son frutas que caben perfectamente dentro de la dieta de alguien con un estilo de vida saludable, tanto en jugos como en otras recetas (desde ensaladas hasta postres).

Fresas. 
Son ricas en vitaminas E, C, B, K, betacarotenos, folatos, potasio y fibra. Tienen gran poder antioxidante. Ayudan a eliminar el ácido úrico y combaten la hipertensión.

Frambuesas. 
Son ricas en vitamina C, folatos, fibra y flavonoides; contienen vitaminas del grupo B, que ayudan al metabolismo y favorecen el crecimiento. Por su contenido en fibra, poseen propiedades digestivas. Tienen pequeñas cantidades de calcio, potasio, hierro y magnesio, minerales claves que son absorbidos por el organismo gracias a la vitamina C. 

Cerezas. 
Con alto contenido en betacaroteno (provitamina A), vitamina C y ácido elágico. Se consideran un buen diurético, por sus flavonoides y sus sales minerales, sobre todo, el potasio. Su consumo diario reduce los niveles sanguíneos de ácido úrico y ayuda a las articulaciones. 

Moras. 
Ricas en vitaminas C y E, buen antioxidante. Son buenas para el dolor de garganta y tienen propiedades reductoras de los niveles de colesterol en la sangre.

Tómate un tomate

Mucha gente, por común y corriente, no valora al tomate como debiera, ya que se trata de un superalimento que no debe faltar nunca en nuestra dieta. ‘Tómate un tomate’ debería ser un eslogan permanente en nuestro estilo de vida. 

Ese aliado de casi todas las gastronomías del mundo es uno de los alimentos más sanos que se pueden ingerir, en ensalada, como guarnición o crudo, con un poco de sal y aceite de oliva. Existe un decálogo del tomate que justifica sobradamente su etiqueta de superalimento y que usted puede analizar en la columna de la derecha. 

El tomate

1. Reduce el colesterol. Una de sus mejores propiedades.

2. Evita infecciones. El tomate aleja las bacterias del estómago.

3. Sube las defensas. Fortalece el sistema inmune y evita enfermedades graves. Su efecto diurético ayuda a expulsar toxinas que el cuerpo no necesita.

4. Fortalece el corazón. Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte relacionaba su consumo con un menor riesgo de sufrir infarto de miocardio.

5. Previene el síndrome de degeneración macular. Enfermedad que afecta la visión central para la lectura, la conducción, etc.

6. Mejora el tránsito intestinal. Regula el sistema digestivo y evita el estreñimiento. 

7.Quita la comezón. Calma la picazón provocada por los insectos y evita que nos lastimemos la piel por la urticaria.

8. Cura heridas. Cicatriza heridas más rápidamente. 

9. Evita enfermedades graves. Previene algunos tipos de cáncer de próstata, pulmón y del tracto digestivo.

Comparte en redes: