Publicidad
Redacción Cromos / 24 Mar 2022 - 4:06 a. m.

En relaciones como la de Riaño y Manotas: ¿Cómo decir adiós sin rencor?

Alejandro Riaño y María Alejandra Manotas anunciaron su separación después de 5 años de estar juntos. Una psicóloga nos cuenta cómo las parejas pueden decir adiós a estas relaciones sin ningún tipo de rencor.
En relaciones como la de Alejandro Riaño y María Manotas: ¿Cómo decir adiós sin rencor?
Foto: Cortesía
En relaciones como la de Riaño y su esposa: ¿Cómo decir adiós sin rencor?
En relaciones como la de Riaño y su esposa: ¿Cómo decir adiós sin rencor?
Foto: Leonardo Sánchez

“Hoy queremos contarles que desde el amor hemos tomado la decisión de acabar la relación de pareja. Sin embargo, del amor que nos tenemos están nuestros 3 hijos a los que siempre vamos a cuidar y amar”, compartió María Alejandra Manotas, expareja actual del actor y comediante Alejandro Riaño a través de su cuenta de Instagram.

Puedes leer: ¿Cuál es la mejor forma de olvidar a tu ex?

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

La separación de la pareja sorprendió a los seguidores de Alejandro Riaño y María Alejandra Manotas, quienes han publicado este mensaje para despedir su relación amorosa y darle paso a la amistad, por la crianza de sus hijos, Matilde, Antonio y Agustín.

Revista Cromos consultó a una especialista sobre cómo decir adiós a la pareja sin rencores y pasar la relación al plano de la amistad.

Adriana Silva, subdirectora del campo de Psicología y Familias del Colegio Colombiano de Psicólogos comenta que en las relaciones de pareja necesitamos derrumbar el mito del “amor romántico” como el que todo lo soporta, aquí juega un papel muy importante las presiones familiares y sociales, para seguir en una relación que a todas luces es dañina para ambos.

Puedes leer: En el amor, ¡qué te extrañe! 5 consejos para que no deje de pensar en ti

¿Cuáles serían las causas de una separación en la mayoría de las parejas?

En primer lugar resulta importante aclarar que dentro de lo que los psicólogos que trabajamos con parejas y familias, llamamos Ciclo Vital Familiar, encontramos como primer ciclo la denominada: Conformación de la pareja, este ciclo o etapa, tiene la importante función de construir, la identidad de la pareja, intercambio de expectativas, aprender a leer los ritmos y estilos de comunicación de afecto, es cuando la pareja aprende a organizarse, a hacer acuerdos en lo económico, la distribución de las tareas y cuidado del hogar, afectivo, sexual, formas de resolver conflictos, espacio para las libertades y proyectos individuales y de poner límites a las familias extensas.

Cuando uno pregunta a las parejas actuales, ¿Cómo decidieron formar pareja? la respuesta es que “todo fluyó”, es decir, no construyeron identidad de pareja, no consolidaron pareja ni hicieron acuerdos mínimos para afrontar la cotidianidad.

Desde esta idea, pueden ser muchos los factores que pueden derivar en una separación: Disgustos en cuanto a lo financiero, el deseo de controlar y minimizar al otro en sus libertades personales, no tener un objetivo en común como pareja, la sensación de tener toda la carga del cuidado del hogar, sentir que la pareja no cumplió con nuestras expectativas o si no establecieron límites claros, el intrusismo de las familias de origen pueden ser muy dañinos para la relación e incluso pueden ser todas a la vez.

¿Cómo saber si la relación de pareja ya se terminó?

Es algo muy difícil de decir, frente a esto es importante no entrar en reduccionismos, cada pareja en el momento en que decidieron construir pareja, ha podido hacer sus propios acuerdos y establecer sus propios límites, lo cierto es que cuando se inicia un ciclo de acumulación de tensiones y la forma en que lo resuelven, termina en maltrato físico, verbal, psicológico, emocional, económico, sexual, es una señal clara de alerta para buscar ayuda profesional y si ya hay demasiado daño emocional, psicológico y físico/sexual, separarse, puede ser la mejor opción para ambos.

Por ejemplo:

  • Un tipo de pareja que es incapaz de aceptar sus dificultades y utilizan a los hijos como mensajeros de esos problemas, que se espera como adultos debían resolver.
  • Hay parejas que emocionalmente están desconectadas y no se atreven a plantearse abiertamente hablar de la crisis que tienen o de separación.
  • Hay otro tipo de parejas, que, aunque desconectadas en lo emocional, persisten en seguir la relación o parejas que luchan por no separarse intentando “salvar” lo poco que les pueda unir.
  • Hay parejas que se “pierden” porque no supieron construir su propia historia o parejas que viven su separación camuflada, siempre están muy ocupados para pasar tiempo juntos, o que siguen juntas a pesar de las infidelidades y crisis permanentes y están “separándose” todo el tiempo, sin tomar la decisión, entre otras. Lo cierto es que cada pareja necesitará aceptar cuáles son sus límites.

¿Cuánto tiempo puede durar el duelo de una separación?

No es posible decir cuánto tiempo puede durar un duelo, pues podemos considerarlo, más como un proceso, que podrá variar dependiendo de las características y condiciones de la pareja, este proceso puede ir desde considerar la separación, realmente hacerlo y finalmente el aprendizaje de reorganizar la vida como persona soltera.

¿Cómo superar una separación?

Nos mantenemos en la línea de no caer en fórmulas mágicas, pues no existen, como todo proceso de duelo, tiene sus altos y bajos emocionales, aceptar que todo lo construido una vez no se cumplió como nos hubiese gustado y reacomodar nuestra vida, siempre resultará doloroso y necesitamos darnos el tiempo necesario para poder continuar nuestra vida.

En este punto, si me gustaría añadir que es importante no caer en las trampas de preocuparnos por lo que “diga la gente” o pensar en términos de “fracaso”, o la muy famosa “¿qué hice mal?” pues cada uno, intentó dar lo mejor de sí mismo desde su construcción de lo que es y debe ser una pareja.

Puedes leer: ¿Qué hacer si perdieron la confianza en ti?

¿Qué debo hacer para no recordarlo (a) y dejar de sufrir?

Esta es otra trampa y mito cultural, para el que tampoco existe fórmulas mágicas, partiendo de que es imposible querer borrar a una persona de nuestra vida, simplemente, porque sí hizo parte de nuestra vida y si hay hijos, seguirá siendo parte de nuestra vida, esta vez en función parental.

Pero si de fórmulas se trata, aquí les va una:

  1. Haber hecho un proceso de reconstrucción de heridas emocionales, de tal manera que no sintamos que la otra persona nos queda debiendo algo, por lo que nos atormentemos constantemente. Igual necesitamos hacerlo, si hay hijos de por medio, para impedir que ellos queden atrapados en medio de esas heridas de pareja que no pudieron resolver.
  2. Asumir nuestra responsabilidad afectiva, el otro no tiene la llave de mi bienestar, esa es responsabilidad de cada uno.
  3. La experiencia de la separación, nos ayude a resignificar nuestras ideas sobre el amor y las relaciones de pareja y poder construir relaciones de pareja más sanas.
Síguenos en Google Noticias