Tecnología

¿Es hora de hacer un detox digital?

Noticias destacadas de Estilo de vida

El uso excesivo del celular puede desencadenar problemas físicos y mentales. Consejos para prevenir los efectos venenosos de la tecnología.

Tres amigos completan un crucigrama mientras viajan en carro. La copiloto es la encargada de llenarlo y justo cuando está escribiendo la palabra que acaban de descifrar, a la piloto le entra un mensaje de texto. Ella lo revisa, sin prestarle atención a una señal de Pare. A los dos segundos, se estrellan contra un camión. Las imágenes son impactantes. En cámara lenta se ve lo que ocurre dentro del carro: vidrios por doquier y cuerpos que se mueven violentamente de un lado para otro, como si fueran muñecos. El video hace parte de una campaña de la Administración Nacional de Seguridad Vial de Estados Unidos para generar conciencia sobre el uso inapropiado del celular a la hora de conducir. 

Nuestra obsesión con los celulares puede ser más grave de lo que pensamos y, entre más nos demoremos en reaccionar, más nos costará recuperarnos de la adicción, que muchas veces pone en jaque hasta nuestra felicidad: según un estudio realizado, en el 2018, por la Universidad Estatal de San Diego a jóvenes entre los 15 y los 18 años, las personas más felices son aquellas que reconocen pasar menos de una hora conectadas. De acuerdo con la investigación, no deberíamos pasar más de dos horas con la mirada en el smartphone, si queremos mejorar nuestra calidad de vida. Si, por el contrario, nos perdemos en las redes sociales durante más de cinco horas, está comprobado que podemos sufrir problemas de salud, tanto  físicos  como mentales.

¿Cómo saber sí es una adicción?

“Cuando se habla de adicción es porque la persona puede tener cambios en la manera como se relaciona con el sueño y la alimentación, o porque experimenta un aislamiento excesivo de sus círculos sociales, para encontrarse con sus amigos en la virtualidad”, explica Natalia Izquierdo, psicóloga clínica, investigadora en temas de salud mental.

Aunque para la Organización Mundial de la Salud todavía no es un trastorno formalizado, tiene todas las características de una adicción química y puede causar problemas en la salud, como falta de atención, sedentarismo, mala memoria, túnel carpiano, aumento en la pérdida de la visión y dificultades en las relaciones personales. “Al estar expuesto a este tipo de conducta que es el relacionamiento con las redes, los juegos y la tecnología, la persona se siente tan bien, que aumenta los consumos y eso genera un padecimiento de adicción”, agrega Izquierdo. 

¿Cuándo se necesita una desintoxicación?

Si al levantarse lo primero que hace es ver el celular para enterarse de lo que pasó mientras dormía. Si siente que hay vibraciones pero en realidad no ha llegado ningún mensaje. Si se le queda en casa el celular y eso hace que todo en su día salga mal. Si siente urgencia de usar las redes sociales, cada vez, por más tiempo. Si se identifica con estas situaciones,haga un pare, reflexione y conéctese, mejor,con la vida real. 

¿Por dónde empezar?

- Revise sus redes sociales, juegos y demás aplicaciones, una hora después de despertarse (no apenas se levanta) y una hora antes de acostarse (no tan cerca de dormirse).

- Deje de usar el celular cuando esté con sus amigos y familiares. Reconéctese con los suyos.

- Compre un recipiente para dejar los celulares apagados durante las comidas en su casa.

- Apague su ‘smartphone’ un día a la semana, sí puede. De lo contrario, unas horas al día. 

- Practique algún deporte, aprenda algo nuevo o realice otras actividades que lo alejen de la tecnología.

- Busque retiros creados puntualmente para desintoxicarse, o uno de yoga y meditación. 

- Algunos aparatos tienen la opción de configurar el tiempo que se destina frente a ellos. ¡Póngase una meta! 

- Descargue aplicaciones que le informen cuánto tiempo usó el celular al día (Offtime, Checky, QualityTime y Forest).

- Si tiene hijos pequeños, evite dejarles el celular al alcance o ponerles videos para distraerlos o calmarlos. Si son adolescentes, enséñeles a regular el tiempo de uso y supervise con frecuencia sus movimientos en la red.

- Si cree que su problema es más grave, puede hacer una desintoxicación más prolongada y acudir a un especialista. El psiquiatra japonés Takashi Sumioka creó un modelo que obliga a las personas a distanciarse del celular por seis meses y escribir todas sus experiencias en un diario. Según el especialista, este es el mínimo de tiempo que se requiere para curar la adicción extrema. 

Comparte en redes: