Día de los océanos

Es muy fácil no hacer nada y seguir usando plástico

Evitar que toneladas de plástico lleguen al mar y a las playas será un acto de conciencia muy grande por parte de cada uno. Las acciones deben ir más allá para que veamos verdaderos cambios.

Foto: Getty

Hace un tiempo me llegó una invitación para limpiar Playa Cueva en Santa Marta, sin pensarlo dos veces acepté. Es un proyecto muy bonito -me dije- y me dispuse a buscar que era el programa ‘Earth Warriors’. Como parte de esta iniciativa varias marcas que operan en Colombia, como Maaji, Tosh, Postobón, L’Occitane en Provence, Fokus Green, Viva Air y Hilton, se unieron para hacer una jornada de limpieza, con la que buscan proteger y restaurar los océanos colombianos.

Los esfuerzos para mitigar el impacto de la basura en el mar se multiplican cada vez más rápido y a su vez, quienes se suman a iniciativas ambientales aportan su granito de arena para resolver esta problemática que ya no da espera.

Tal vez no somos conscientes de la cantidad de plástico que hay en nuestras vidas, llevamos tanto tiempo viviendo así que se nos hace fácil separar la basura y pensamos que ese es un gran aporte al medio ambiente. Según Greenpeace el 79% de los plásticos que usamos cada día pueden acabar en nuestros mares y océanos, aunque los hayamos depositado en el contenedor correcto.

Playa Cueva está ubicada a 10 minutos en lancha desde la bahía de Santa Marta. Es un sitio que no es turístico, pero que tiene la belleza de la costa caribe colombiana. En otra época hubiese llegado a una pequeña playa virgen, ahora está “adornada” de envases de vidrio, botellas de gaseosas, palos de bombombum y cabezas de muñecas de plástico. Mejor dicho, lo que se imagine de desechos estaba allí. Es tan desalentador el panorama, que 50 personas pasamos todo un día recogiendo y clasificando basura y no la limpiamos en su totalidad.

La contaminación por los residuos sólidos que llegan a los océanos es una de las más graves en materia ambiental. De hecho, se tiene estimado, según cifras de Greenpeace, que para el 2020, la producción de plásticos, que es el material que más afecta a los ecosistemas marinos y a los animales, se acercará a los 500 millones de toneladas. Según el programa de las Naciones Unidas para el Ambiente, para el 2050 los océanos tendrán más plástico que peces, pero para no irnos tan lejos se calcula que más del 60% de todas las especies marinas tienen rastros del material en sus intestinos.

Bajo la premisa los océanos empiezan en casa, tenemos que prestar atención a esta problemática, que, aunque no vivamos en la costa nos afecta a todos. Debemos cambiar nuestra forma de consumir, porque va más allá de un tema de sostenibilidad de las empresas, es un tema de comunidad.

Es importante reciclar en casa, cada botella o envase que ya tiene. Debe limpiarlos y lavarlos, el PET es un material muy aprovechable, pero no se quede ahí, asegúrese que llegue a las manos correctas. Puede localizar al reciclador de la zona y entregar directamente el material.

En lo posible saque de su vida los plásticos de un solo uso, como pitillos, cubiertos desechables, vasos y bolsas. Busque alternativas ecológicas como pitillos o cubiertos en acero o madera. En el mercado ya puede encontrar una gran variedad de productos ecológicos. 

Ir al supermercado sin bolsas de malla o de tela ya no debe ser una excusa, guárdelas en el bolso para cualquier ocasión. Trate de comprar todos los productos sin empaques plásticos, es decir adquiera productos al granel para guardarlos en su propio envase y las frutas y verduras sin empaque. De esta manera retire los envoltorios y bandejas. 

Aléjese de las maquinas de afeitar desechables, es mejor usar una eléctrica o de metal con cuchillas sustituibles, lo que te permitirá ahorrar mucho dinero también.

Para las mujeres que usan maquillaje asegúrense que el que usan no tengan microesferas de plástico, como el Polietileno, polipropileno y nylon. Normalmente se encuentran en productos exfoliantes. En su lugar, elige cosméticos con componentes naturales como arcilla, cáscaras de frutos secos o semillas.

Que sea un reto propio disminuir la huella de plástico y así evitar que cada año entre al océano una media de 8 millones de toneladas.

864646

2019-06-06T16:24:17-05:00

article

2019-06-06T16:45:54-05:00

mcamacho_250931

cromos

Irene Valenzuela

Estilo de Vida

Es muy fácil no hacer nada y seguir usando plástico

54

4208

4262

Temas relacionados