¿Estamos cada vez más cerca de la píldora anticonceptiva masculina?

Los resultados de un estudio llevado a cabo en la Universidad de Washington son prometedores. Pero no hay que cantar victoria, todavía.

Una píldora de hormonas llamada dimethandrolone undecanoate o DMAU, está llevando la delantera en la carrera por encontrar un método anticonceptivo masculino efectivo y seguro, según los resultados de un estudio que se presentó el pasado mes de marzo en el encuentro anual de la Sociedad de Endocrinos que tuvo lugar en Chicago, Estados Unidos.

 

El estudio realizado en el Centro Médico de la Universidad de Washington y en el Centro Médico Harbor UCLA en Torrance, Canadá, incluyó un total de 83 hombres de entre los 18 y los 50 años, a los que se les suministró tres dosis diferentes de DMAU: 100 mg, 200 mg y 400 mg las cuales, fueron ingeridas una vez al día durante 28 días. En cada grupo, además, se escogieron aleatoriamente cinco participantes para recibir un placebo inactivo.

 

Los resultados, publicados en la página web de la Sociedad de Endocrinos, arrojaron que, los sujetos que tomaron la dosis más alta del medicamento mostraron una marcada reducción de los niveles de testosterona, y de dos hormonas (LH y FSH) importantes en el proceso de producción de esperma.

 

Los participantes que ingirieron las dosis más bajas por su parte demostraron ser “consistentes con la anticoncepción masculina efectiva que se muestra en los estudios a más largo plazo”, de acuerdo a la Doctora Stephanie Page, profesora de medicina en la Universidad de Washington, en Seattle y autora principal del estudio.

 

Todos los grupos que tomaron DMAU, tuvieron aumento de peso y disminuyeron el colesterol ‘bueno’, pero en general los resultados fueron positivos, incluso en los marcadores de función hepática y renal.

 

“Se trata de un importante paso en el desarrollo de una píldora masculina que pueda ser ingerida una vez al día”, señaló la doctora Page, quien asegura que estos resultados no tienen precedentes en la larga carrera por la creación de un anticonceptivo masculino de este tipo. “Muchos hombres dicen que preferirían una píldora diaria como anticonceptivo reversible, en lugar de inyecciones de acción prolongada o geles tópicos, que también están en desarrollo”.

 

Sin embargo, la investigadora afirma que todavía se necesitan pruebas: “Actualmente se están llevando a cabo estudios de largo plazo para confirmar que la DMAU tomada a diario, bloquea la producción de esperma”.

 

Lento pero seguro, así va el desarrollo de la tan esperada pastilla. “Las únicas opciones ahora para los hombres son la vasectomía, los condones y el ‘coitus interruptus. El 40% de los embarazos en el mundo son no deseados, así que existe una clara necesidad insatisfecha de anticonceptivos novedosos para ellos”, comentó Page.

 

Así que, aunque aún no hay que cantar victoria, cruzamos los dedos para que el DMAU siga superando pruebas y pueda ser finalmente puesta a la venta, como sucedió con la pastilla anticonceptiva femenina... hace más de 60 años.  Ya va siendo hora, ¿verdad?

 

 

Foto: Getty.