Este gel inyectable podría ser el anticonceptivo masculino que todos estábamos esperando

De llegar al mercado, ¿estarían los hombres dispuestos a usarlo? Descubre de qué se trata.
anticonceptivo masculino

La anticoncepción es otro de los tantos asuntos en los que la mayor presión y responsabilidad recae en las mujeres. Mientras los hombres solo cuentan con dos alternativas (la vasectomía como una opción irreversible y el condón), el mercado farmacéutico se ha concentrado en el desarrollo de métodos femeninos como las pastillas, las inyecciones, implantes subdérmicos, anillos intravaginales, todos, hemos de decir, hormonales, que si bien suelen ser en la mayoría de los casos efectivos, tienen efectos secundarios en el cuerpo de la mujer como mareos, acné, dolores de cabeza, aumento de peso o irregularidad en el periodo.

 

Sin embargo, un nuevo método anticonceptivo esta vez, para hombres, podría llegar equilibrar de manera contundente tal carga. Su nombre es Vasalgel. 

 

Vasalgel es un hidrogel de polímero que se inyecta en el conducto deferente (el canal encargado de transportar el esperma) para actuar como un filtro en el que pasa el fluido, pero retiene los espermatozoides.

 

Este anticonceptivo no hormonal, desarrollado por la Fundación Parsemus, se realiza mediante un procedimiento rápido y sin bisturí, en el que el médico inyecta el gel en el conducto, en vez de cortarlo como se haría en el caso de la vasectomía. Se trata, además, de un procedimiento reversible que se completa en 15 minutos, y no tiene un efecto alguno sobre el orgasmo o la eyaculación.

 

 

Vasalgel_Infographic_Lina-WEB

Tomado de www.parsemusfoundation.org

 

“En un ensayo de un año con conejos no hubo transmisión de espermatozoides y también observamos esa eficacia en babuinos y monos rhesus“, explica la fundación en su página web. Además, estas pruebas también mostraron una rápida reversión del flujo espermático, mediante el lavado del gel de los conductos deferentes, con una inyección de solución de bicarbonato de sodio.

 

Al no tratarse de un método de barrera, Vasalgel no puede evitar la propagación del VIH. Así que, de aprobarse, se consideraría un anticonceptivo apropiado para parejas estables, o como una copia de seguridad de los condones.

 

“Queremos poner Vasalgel en el mercado tan pronto como sea posible, pero primero deben ser completadas todas las pruebas de eficacia y seguridad. Vasalgel se encuentra actualmente en pruebas de animales, y nos estamos preparando para los ensayos clínicos en humanos. Si todo va bien, esperamos obtener aprobación regulatoria y luego, lo llevaremos al mercado”, señala el portal. 

 

Desafortunadamente, tales pruebas son costosas y hasta ahora ninguna gran farmacéutica ha invertido en el desarrollo de estas. “Es más lucrativo vender los métodos de control natal hormonales y destinados a las mujeres”, declara la Fundación. “Las farmacéuticas controlan la mayor parte del mercado de los países desarrollados, por lo que vender un método para las parejas de las mujeres, canibalizaría las ventas existentes”. Concluye.

 

En cuanto a las compañías más pequeñas, Parsemus señala que “a menudo se asustan por la responsabilidad o simplemente no tienen el dinero. Además, una empresa con fines de lucro, podría hacer del precio algo tan alto que reduciría su acceso”. Por eso, a medida que avanza su desarrollo, se espera el apoyo de organizaciones con mentalidad social que les ayuden a pasar al siguiente nivel y les permita mantener costos reducidos.

 

Sin duda alguna, este proyecto promete revolucionar el mercado de los métodos anticonceptivos. Pero la pregunta que queda en el aire es ¿estarán los hombres dispuestos a usarlo?

 

Foto: iStock.