¿Existen las EPS y la medicina prepagada para mascotas?

El mercado ofrece algunas opciones para que los dueños de gatos y perros sepan a dónde ir en caso de un accidente o de una enfermedad.

Pixabay

Un fin de semana con ñapa de lunes feriado se convirtió en una pesadilla para María José. El sábado, su gata Miñía vomitó el desayuno y el resto del día se la pasó acostada como una mantaraya. María José esperó la evolución antes de recurrir a un veterinario. Estaba segura de que se trataba de un daño de estómago que en la noche menguaría.

En la mañana del domingo, Miñía volvió a vomitar. Esta vez lo que dejó en el suelo fue una baba verde y gelatinosa, sin rastros de comida. No obstante, la gata comió de nuevo. En la tarde se cargó de energía y tuvo ánimos para intentar ser la traviesa de siempre. Poco a poco el susto empezó a convertirse en anécdota. A cualquiera le puede caer mal algo y tener un fin de semana sin probar bocado.

La sorpresa se presentó el festivo. La gata vomitó y no paró de ir al baño en la habitación, la sala y la cocina. María José alertó a sus papás y, celular en mano, consultó clínicas que atendieran un lunes que parecía primero de enero. Google le ayudó, pero tuvieron que pasar casi dos horas de llamadas y mucha ansiedad para dar con una clínica que le recibiera a la débil Miñía.

Fue preparada para escuchar lo peor. El diagnostico no estuvo alejado de su pronóstico: gastroenteritis y hospitalización. Miñía finalmente se mejoró tras los exámenes, la medicinas, la dieta y los consejos de la veterinaria. Pero María José casi de desmaya al oír el precio que debía pagar: un millón quinientos mil pesos.

A partir de esa experiencia, buscó opciones de medicina prepagada. Inspirados en su experiencia, entrevistamos a Freddy Restrepo, representante de una reconocida clínica para mascotas, para preguntar por los planes de salud que ofrece el mercado.

¿Existen las EPS para gatos y perros?

Técnicamente, la EPS para mascotas no, pues no es un derecho constitucional, pero a los planes de salud para animales se les llama EPS para hacer la referencia al contrato de prestación de salud. Este servicio se acerca más a la medicina prepagada, en el mercado hay varias y funcionan de distintas maneras. Por ejemplo, en un plan a un cliente se dan descuentos por ir a la clínica que tenga convenio con la empresa que venda este servicio. Hay otros planes en los que las clínicas son EPS e IPS a la vez. En nuestro caso, tenemos nuestros propios puntos, lo que nos da la posibilidad de brindar más cobertura a una sola mascota en cualquier cantidad de eventos, hasta ocho salarios mínimos en accidentes. 

¿Y las pólizas para mascotas?

Los seguros cubren eventos médicos. Algunos vienen en las coberturas de las tarjetas de crédito, para determinadas enfermedades y accidentes. Dependiendo de la empresa, algunas aplican para dos eventos al año. Los comercializan casi todas las aseguradoras.

Explique cómo es una EPS para mascotas.

En líneas generales la persona interesada paga un plan anual, y en cada consulta debe correr con un bono de alrededor de seis mil pesos, como en la EPS o en la medicina prepagada. Entre más joven sea el animal y pague menos cobertura, el precio será más económico. Hay planes desde $300 mil a $850 mil. 

¿La cobertura es total?

Si tiene un gato de 2 años puede escoger una cobertura del 80%, 60%, 40% o del 30% del total a pagar en cada consulta por accidente o enfermedad. 

¿Un labrador con problemas de cadera es fácil de afiliar?

En nuestro servicio realizamos un examen para evidenciar preexistencias. En los bulldogs no cubrimos problemas por codo y, en los labradores, problemas de cadera. Es decir, les abrimos las puertas al animal, pero en las dolencias relacionadas con predisposiciones no tenemos cubrimiento veterinario.

¿Cómo hacen para identificar que el perro y el gato sean realmente el que está afiliado? No faltará el cliente que quiera suplantar a su mascota.

Entregamos un chip de identificación, sin costo, para que en la consulta nosotros identifiquemos a la mascota. 

¿Por qué recomienda tener un plan de salud?

Para saber responder a las caídas, envenenamientos, peleas, accidentes relacionados con ingestas de objetos, torciones gástricas. También hay enfermedades que parecen en el camino, que deben tener tratamiento, como las relacionadas con el hígado y las infecciones por falta de vacunas. Proponemos el siguiente ejercicio cuando estamos ofreciendo los planes: le preguntamos al interesado "¿cuánto se gastó en la última emergencia de su mascota?". Supongamos que fueron $700 mil. Con esa plata nosotros le cubrimos el plan, con unos bonos que no van a pasar de 150 mil que le van a permitir hospitalización y el diagnóstico, menos los medicamentos. Además, va a disponer de servicio las 24 horas. La persona sabe que si pasó un accidente lo lleva de una vez a donde esté afiliado. 

Puede ser barato…

Pasa mucho que el perro presenta síntomas de diarrea y su dueño espera hasta cinco días para llevarlo al veterinario. Una de dos: la persona es irresponsable o no tiene plata para correr con los gastos de la consulta. Un plan de salud evita escenarios peores. Si usted paga un plan de $600 mil, la cuota mensual sería de $50 mil. Es una inversión, una consulta en la mayoría de las clínicas veterinarias vale $50 mil pesos o más.

¿Comprar un plan de salud para mascotas es humanizar a los animales?

Yo no tengo mascota, pero, si la tuviera, haría lo posible para me genere la menor cantidad de problemas. Un gran reto es que se me enferme y tenga que sacar $800 mil pesos del bolsillo. Lo veo más como una decisión práctica, si me comprometo a tener un animal, también es mi responsabilidad garantizarle las mínimas condiciones de vida. Esperar varios días para ver si se mejora es una tortura. Uno compra un seguro para no utilizarlo, uno no quiere cobrar el seguro del carro. 

881970

2019-09-19T17:20:11-05:00

article

2019-09-19T19:22:57-05:00

ctorres_250930

cromos

Redacción Cromos

Estilo de Vida

¿Existen las EPS y la medicina prepagada para mascotas?

56

6760

6816