Cinco consejos para tener una piel de infarto

Noticias destacadas de Estilo de vida

Pensar que estar más tiempo en casa es sinónimo de no usar protector solar ni de maquillarnos. Con la creciente cantidad de tiempo que pasamos en casa tu cuerpo se está adaptando a una nueva rutina y tu piel también podría tener dificultades para darse cuenta de lo que está sucediendo.

Por eso, es importante seguir unos cuidados específicos para nuestro rostro. Debemos cuidarnos por completo y mantener una piel sana en estos tiempos de confinamiento, recuerda que la piel es el reflejo de tu salud general.

Protector solar

Una de las formas más fáciles de proteger nuestra piel es el uso del protector solar. A pesar de no salir a la calle nuestra piel también sufre los efectos de la luz azul o luz visible que emiten los aparatos electrónicos como el computador o el celular. Por tanto, incorpora en tu rutina de belleza un producto que tenga un escudo protector para ese tipo de luz así ayudarás a proteger tu rostro.

Otro de los hábitos imprescindibles para rejuvenecer la piel es la hidratación. No olvides usar una crema hidratante a diario. Tu dermatólogo de turno puede proporcionarte una que se adapte a tu tipo de piel y a la vez corrija algunas imperfecciones para tu rostro.

Bebe agua en abundancia

Tu cuerpo pierde agua a lo largo del día. Por ello, necesitas al menos reponer la que pierdes, por eso es recomendable beber entre dos y tres litros del agua al día. El agua nos ayuda a que la sangre transporte oxígeno, y el nivel de energía aumente. También actúa como protector, ayuda a mantener los niveles adecuados de acidez en el cuerpo y retarda los procesos de envejecimiento.

Puedes leer: Mascarillas caseras para limpiar y exfoliar tu rostro

Dormir bien

Dormir bien es el mejor y más sencillo hábito de belleza. Mientras dormimos la piel se regenera y mejora nuestras defensas. Cumplir las 7 o 8 horas diarias de sueño nos ayudará a tener una piel más joven, luminosa, sin arrugas y además contribuye a retrasar las líneas de expresión en nuestro rostro.

Limpieza día y noche

La higiene facial es uno de los principales cuidados de belleza y ahora es indispensable que tengamos tiempo para hacerlo. Es muy importante tocar tu cara con las manos limpias, de esta manera evitarás traspasar la suciedad y bacterias que han acumulado durante el día a tu rostro.

La limpieza superficial de nuestro rostro eliminará la suciedad y la piel respira como es debido. De no hacerlo en el día al levantarnos o en la noche antes de acostarnos, la piel sufrirá acné y las arrugas no tardarán en llegar, ya que los poros cerrados impiden que se forme colágeno en la piel.

Te invitamos a leer: Seis mascarillas para tu rostro a base de frutas

Ejercicio físico

La elasticidad y la tonificación de la piel se pierden con la edad. Puedes mantener la firmeza de tu piel haciendo ejercicio físico regularmente. También puedes hacer yoga facial, los cuales pueden ser beneficiosos para mejorar la apariencia y reducir algunos signos visibles del envejecimiento. Cuando haces ejercicio, incrementas el flujo sanguíneo hacia la piel, lo que implica que ésta reciba de manera óptima los nutrientes y vitaminas esenciales.

Comparte en redes: