Berenjena con tomate seco y vinagre balsámico

Receta especial para comer saludablemente.
Berenjena con tomate seco y vinagre balsámico

Ingredientes (8 porciones)

 

2 berenjenas sin piel, cortadas en rodajas

1/2 taza de aceite de oliva

1 cebolla cabezona roja mediana, finamente picada

3 dientes de ajo finamente picados

1/2 taza de agua fría

1/4 taza de vinagre balsámico

1/2 taza de pimentón rojo conservado en aceite, cortado en pedazos medianos 

10 unidades de tomates secos cortados en cuartos

1/2 taza de perejil crespo finamente picado

1 1/2 cucharadita de orégano fresco finamente picado

1 cucharadita de ralladura de limón

Sal y pimienta

Preparación:

1. Esparza sal sobre las rodajas de la berenjena. Déjelas por 30 minutos para que suelten el líquido amargo. Córtelas en cuadros medianos y enjuáguelas con bastante agua fría para retirar la sal. Séquelas con una toalla de papel.

2. En una olla mediana, caliente el aceite. Fría la cebolla y el ajo por cuatro minutos. Agregue la berenjena y continúe cocinando a fuego medio, por seis minutos aproximadamente.

3. Vierta el agua y el vinagre balsámico y cocine hasta que la berenjena tenga una textura suave. Añada el resto de los ingredientes y cocine por cinco minutos más. Retire del fuego y deje enfriar a temperatura ambiente. Sirva.

Sugerencias:

Esta receta la puede hacer con un día de anterioridad. Consérvela en el refrigerador.

Si desea puede hacer el pimentón rojo en casa. Esparza aceite de oliva sobre la superficie de dos pimentones rojos. Hornéelos a 375º F hasta que la piel se chamusque. Deje enfriar y con un cuchillo pequeño retire la piel quemada. Córtelos por la mitad y deseche las semillas y membranas blancas. Tájelos en tiras largas y consérvelos en aceite de oliva o canola con hierbas (perejil, albahaca, orégano etc.) por un día.

 

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

Tartaletas de auyama con merengue