Hábitos para hacerle frente al hipotiroidismo

Descubre las alternativas que tenemos a la mano para tratar esta patología desde la nutrición y el ejercicio.
Hábitos para hacerle frente al hipotiroidismo

Ambos sexos estamos expuestos a padecer signos y síntomas por desbalances hormonales, pero somos las mujeres las que con mayor frecuencia los sufrimos en especial en la etapa reproductiva (20-40 años). Aunque a simple vista parecen inofensivos, no podemos perderlos de vista, ya que pueden llegar a afectar drásticamente el cuerpo tanto interna como externamente. Existen dos grandes problemas provocados por el desbalance de las hormonas: el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, del que nos vamos a ocupar en esta nota.

 

Para tener los conceptos claros, primero tengamos en cuenta qué es la Tiroides. Etimológicamente significa “forma de escudo”. Esta glándula ubicada en la parte inferior del cuello, es el órgano más grande especializado en las funciones endocrinas. Cumple un rol muy importante en el control del metabolismo corporal, informando a qué ritmo debemos trabajar y cuánta energía utilizar.  

 

Para cumplir con esta tarea, secreta suficientes cantidades de hormonas tiroideas, en especial L-tetrayodotironina (T4) y en menor cantidad L-triyodotironina (T3), las cuales permiten el adecuado crecimiento y el desarrollo de nuestro cuerpo, en especial del cerebro, viajando a través de la sangre a todos los órganos para que los nutrientes que incorporamos a través de la dieta, sean asimilados y utilizados adecuadamente. Estas hormonas, deben mantenerse en niveles séricos normales, para que todas las demás glándulas, tejidos y órganos trabajen de manera efectiva.

 

Es importante saber que para que se produzcan estas hormonas, se requiere de un componente elemental: el Yodo inorgánico que, por medio de un proceso enzimático, es transformado de sintético (que lo obtenemos a través de los alimentos) a orgánico. Este mineral, podemos encontrarlo en alimentos como pescados, mariscos, algas y el agua.

 

¿Qué es el hipotiroidismo?

 

Según American Thyroid Association, quiere decir que se refleja una ‘glándula tiroides hipoactiva’. El hipotiroidismo significa que la tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea para mantener el cuerpo funcionando de manera normal. Por lo tanto, las personas hipotiroideas tienen muy poca hormona tiroidea en la sangre.  El rango óptimo de TSH es de 0.5 a 2.0 mIU/L1 para la adecuada producción de T3 Y T4.

 

Causas

 

- Falta de cualquier nutriente requerido para el funcionamiento de la tiroides.

- Uso de antiácidos, anticonceptivos hormonales, antidepresivos o antiepilépticos.

- Radiación de los rayos X (médicos y odontológicos), y la radioterapia en el tratamiento del cáncer.

- Cirugía de la tiroides efectuada con la intención de corregir el hipertiroidismo (exceso de función tiroidea).

- Estrés emocional.

- Mala alimentación.

- Infecciones recurrentes.

- Exposición a ciertas toxinas presentes en el aire, en aguas “potables” y en algunos alimentos.

- Reacción inmunitaria exagerada que ataca la glándula tiroides.

- Embarazo.

 

Síntomas

 

Por lo general, el desarrollo de la enfermedad es lento y progresivo. Se relacionan con una disminución en la actividad funcional de todos los sistemas del organismo de manera tan sutil, que pueden llegar a confundirse o pasar por alto:

 

-  Sobrepeso (incapacidad de quemar calorías)

- Cansancio o fatiga.

- Dolor de cabeza al despertar.

- Depresión/ansiedad.

- Estreñimiento.

- Intolerancia al frio.

- Calambres musculares.

- Bajas defensas.

- Problemas digestivos crónicos.

- Erupciones cutáneas.

- Pies y manos fríos.

- Irregularidades menstruales.

- Infertilidad/aborto espontáneo.

- Dificultad para concentrarse.

- Mala memoria.

- Enfermedad cardiovascular.

- Colesterol o triglicéridos elevados.

- Caída del pelo.

- Piel seca.

- Inflamación de los párpados o de las piernas (retención de líquidos)

- Uñas débiles.

 

Para tratarla y prevenirla te recomiendo que tengas en cuenta los siguientes hábitos en tu rutina diaria para ayudar a nivelar tus hormonas y contrarrestar los signos y síntomas. Recuerda que estos consejos deben ir de la mano con el respectivo tratamiento médico.

 

Nutrición

 

Procura llevar una dieta balanceada de 5 o 6 comidas al día bajas en calorías y grasas, y ricas en yodo con las siguientes especificaciones:

 

- Durante el día consume 2 litros de agua mineral.

- Consume alimentos que sean fuente de estas vitaminas y minerales, útiles para estimular la Tiroides:  

L-tirosina: carne, pollo, pavo natural, pescado, cerdo, huevos y otras fuentes de proteína animal.

Cobre: ostras, nuez de brasil, almendras, avellana, arvejas, hígado de res.

Vitamina A: hígado, ají rojo, zanahoria, col verde, durazno,perejil, espinaca, acelga, hojas de remolacha, cebollín, auyama, mango, durazno y berros.

Vitamina E: aceite de germen de trigo, semillas de girasol, almendras y aceite de oliva.

Vitamina C: cerezas, guayaba, pimentón rojo y verde, ají rojo, col verde, perejil, brócoli, coles de bruselas, berros, coliflor, repollo morado, fresa, papaya y espinaca.

Selenio: nuez de brasil, germen de trigo, mantequilla (no margarina) y vinagre de cidra de manzana.

Yodo: algas marinas, mariscos, pescado y huevos.

Zinc: ostras, jengibre, cordero, almendras, arvejas y sardinas.

 

- NO consumas los siguientes alimentos ya que suprimen la función de la tiroides: soya, cítricos, lácteos, maní, mostaza y cereales que contienen gluten como son el trigo, la avena, el centeno y la cebada.

- Consume quinua, mijo, arroz y amaranto.

- NO consumas los siguientes alimentos ya que afectan la producción hormonal: café, té, gaseosas, chocolate, bebidas energizantes, etc...

- Baja o elimina el consumo de azúcar, panela, dulces, pan, papa, pasta y plátano.

 

Suplementos

 

Refuerza la absorción de estos nutrientes: Vitamina C, A, E, zinc, complejo B, hierro y betacarotenos.

 

Ejercicio físico

 

Realizar el ejercicio físico es clave para disminuir el estrés de la tiroides y activar su función.  Lo principal, será enfocarnos primero en mejorar la actividad de esta glándula antes que en bajar de peso. Una vez se haya nivelado la producción de las hormonas, el peso mejorará.

 

El hipotiroidismo es un problema que afecta principalmente con una reducción de la tasa metabólica, influyendo directamente sobre el rendimiento al momento de realizar la actividad física, especialmente a nivel cardiovascular que es lo que se necesita para activar la tiroides. Esto puede limitar la tolerancia al ejercicio, pero no debe ser razón para rendirse: acepta la situación, ten paciencia y constancia para ver los resultados.

 

Para ello es primordial realizar ejercicio cardiovascular:

 

- Debe ser regular, todos los días.

- Progresiva: primero de 20 - 30 minutos por dos semanas. Luego de 45 minutos -1 hora.

- Actividades deportivas que acelere la frecuencia cardiaca como: natación, tenis, baloncesto, bicicleta, trote, elíptica, rumba y avanzados como crossfit, circuitos funcionales.

- Ejercicios localizados que impliquen ejercitar el abdomen.

 

Aplica estos consejos durante 1 o 2 meses y comenta tu experiencia. Si quieres tener asesoramiento personalizado en deporte, nutrición y tratamiento estético búscame en Facebook como Ft Viviana Ortega.

 

 

Foto: iStock.

 

últimas noticias

Cinco recomendaciones para practicar sexo oral

Tres antojos para empezar septiembre

Apps para usar en amor y amistad