Hacer compras en el exterior ahora es fácil y rápido

El colombiano Andrés Villabona es uno de los creadores de Qempo, una plataforma de economía colaborativa, que conecta a viajeros y compradores con el propósito de eliminar las barreras entre países y facilitar los envíos de productos adquiridos en Estados Unidos, a través de Internet.

Hacer compras en el exterior, ahora es fácil y rápido
Quien quiera un producto de Estados Unidos, puede conectarse con un viajero que tenga programada una visita al país y espacio en la maleta.David Schwarz

Internet ha cambiado la forma en que vivimos. En este mundo globalizado y tecnificado podemos hacer casi todo en la web: conversar con amigos, pagar servicios, conocer otras culturas o adquirir todo tipo de productos.  Las compras en línea son cada vez más comunes y nos permiten acceder a lo que queramos, cuando queramos. En Colombia, se estima que durante el primer semestre del año se realizaron cerca de 164 millones de compras por Internet.

Aunque no existe un número exacto que indique cuántas de esas operaciones implicaron importar productos desde el exterior, se calcula que las empresas postales nacionales pueden alcanzar los 16 millones de envíos al año. A pesar de que las compras en el exterior a través de Internet han crecido de manera acelerada, los colombianos aún nos enfrentamos a ciertas trabas para traer al país los productos que adquirimos. Y portales de reconocimiento global, como Amazon, hasta ahora empiezan a considerar hacer envíos hasta estas latitudes.

Por otra parte, el proceso de importación no es tan sencillo. La Dian exige que todos los viajeros que llegan al país presenten su equipaje a la entidad aduanera, y a menos de que sus adquisiciones sean reconocidas como personales y no constituyan expedición comercial, solo pueden ingresar un valor en dinero o en productos de máximo 1.500 dólares. Si quisieran sobrepasar ese valor, tendrían que pagar el impuesto único del 15%.

Con ese panorama en mente, nace Qempo. Una “plataforma de economía colaborativa” destinada a conectar viajeros con compradores interesados en productos estadounidenses. Fue creada en el 2016 por los peruanos Anson Tou (de ascendencia china), Mauricio Jiménez y el colombiano Andrés Villabona, con el propósito de crear un mundo sin barreras.

Tou y Villabona se conocieron en Estados Unidos, mientras cursaban sus estudios de preparatoria y universidad. En ese momento, y por casualidad, se dieron cuenta de que sus amigos y familiares en Latinoamérica querían acceder a productos estadounidenses que no encontraban en sus países o que se comercializaban a precios más bajos. “Vimos que había una necesidad de ayudar a importar productos del exterior, que no se conseguían en Colombia ni en Perú, porque eran muy costosos”, afirma Villabona.

La plataforma funciona en esos dos países bajo una dinámica sencilla: quien quiera comprar un producto de origen estadounidense y traerlo a Colombia, puede conectarse con un viajero que tenga programada una visita al país y espacio en la maleta. Así se evitan los trámites para registrar mercancía y los pagos innecesarios de impuestos, si se trata de un objeto para uso personal. La página ya ha registrado a cerca de 60.000 usuarios, que han generado entre 600 y 900 órdenes mensuales.

“A medida que el negocio fue avanzando nos dimos cuenta de que no podíamos suplir la demanda con la oferta porque a veces había demasiados productos y no tantos viajeros, y viceversa. Entonces integramos empresas courier que, registradas como viajeros, toman el pedido y lo hacen llegar a Colombia por medio de carga”, afirma Villabona. De esa manera, por la plataforma se puede pedir todo tipo de productos que se encuentren dentro del marco legal, sin que exista límite de precio.

El viajero y Qempo ganan entre un 7 y un 15% de lo que paga el comprador, quien, además, paga entre el 7 y el 20% del producto por el envío y la garantía. A pesar de que, según Villabona, no es la plataforma más económica, sí creen que es la más segura. “Nosotros garantizamos la seguridad en el proceso de muchas maneras. Compramos los productos, nosotros mismos, no recibimos encargos de nadie y una vez llega el viajero al país, una compañía de última milla se encarga de que se entreguen correctamente los productos y los envía al comprador”, dice.

Pasadas 24 horas, desde que los productos llegan a Colombia, el comprador puede reportar algún problema o anomalía. En caso de pérdida total, daño o equivocaciones con el producto, la empresa responde con los gastos y devuelve el dinero. Para ello, ofrece un servicio de garantía adicional por 30 días, que evita problemas con los viajeros, a quienes someten a un proceso de verificación completo.

Villabona ya lleva 13 años viviendo en Estados Unidos y junto con Jiménez y Tou ha logrado formar una alianza que combina el pensamiento asiático organizado y disciplinado con el carisma y el empuje latinoamericanos. Guiados por la necesidad de eliminar trámites engorrosos que hacen que los envíos se demoren, han llevado productos internacionales a áreas y regiones que normalmente no cuentan con ese tipo de importaciones.

“En los países más desarrollados uno nunca tiene que dar razón de lo que lleva en la maleta, si es para uso personal, eso hace que nuestros países se queden en el olvido y sin acceso a los mejores productos del mundo. Por ejemplo, en los pueblos de Colombia, estos se demoran meses en llegar con los métodos normales, pero nosotros, en mucho menos tiempo hemos completado envíos de repuestos para maquinarias, medicinas y prótesis, entre muchos otros productos, al Amazonas, Vaupés o Putumayo”, cuenta Villabona.

En el futuro cercano, Qempo planea llegar a Brasil, Argentina y Chile. Para eventualmente estar en Asia y Europa. Están desarrollando su propia aplicación y planean cerrar el año con cerca de un millón de dólares en ventas, casi el doble del año pasado. Después de probar que es una idea exitosa, el consejo de Villabona para quien quiera emprender es “pensar en crear soluciones y no necesidades, emprendiendo responsablemente, porque es una tarea muy difícil. Por ejemplo, la idea de Qempo viene desarrollándose desde hace 10 años, cuando estábamos en el colegio y la manejábamos por correo y con un excel. Ya hemos crecido mucho, porque nos atrevimos a soñar, siempre mirando al cielo, pero con los pies en la tierra”.

893688

2019-11-30T11:27:13-05:00

article

2019-11-30T11:28:54-05:00

nroldan_250929

cromos

​Paola Llinás Aragón

Estilo de Vida

Hacer compras en el exterior ahora es fácil y rápido

54

6075

6129

Temas relacionados