Pasos para hidratar el pelo de la raíz a la punta

"Cuidar del cabello, como cuidamos la piel". Es uno de los principios del reconocido estilista Germán Palomino. ¡Estos son sus consejos!

Así como las mujeres se preocupan por la elasticidad, hidratación y exfoliación de su cuerpo, el cabello también merece un trato especial para que se mantenga sano y se refleje joven. No basta tener una rutina de limpieza, también hay que hidratarlo y protegerlo de los factores externos que si no se combaten terminarán por quitarle brillo y fuerza. Consejos para un cabello radiante.

 

1. El ritual del despunte

 

El paso del tiempo, la contaminación y el exceso en el uso del secador terminan por desgastar el pelo. Nada más preocupante que notar que después de peinarse se atrapan más cabellos de los normales en el cepillo y darse cuenta de que la cabellera luce opaca y con horquilla.

 

Por esto no deben pasar más de tres meses sin que el cabello se despunte, y si se tiene un corte que necesite verse marcado, como en el caso de los cabellos cortos, el tiempo prudente para pulirlo es cada mes y medio.

 

2. Bloqueador también para el cabello

 

A tomado muchos años convencerse de la importancia usar bloqueador solar para protegerse de los rayos ultravioleta, pero para muchas es raro pensar que el cabello también debe protegerse del sol, más si se visita o se vive en climas cálidos. La recomendación es que luego de lavar el pelo se aplique un poco de protector solar de la mitad de este hacía abajo, el cambio será evidente, el cabello se mantendrá hidratado y los tintes se protegerán.

 

3. Mascarillas caseras cada 15 días

 

Cada dos semanas estaría bien apartarle una cita a la cabellera y dedicarle al menos dos horas a la aplicación de mascarillas caseras que pueden resultar económicas y fáciles de preparar. Aplicarse durante 15 minutos la mezcla de un aguacate machacado y revuelto con una gema de huevo y dos cucharadas de aceite de oliva dejará el cabello hidratado, el aguacate puede reemplazarse por pepino triturado si lo que se busca es tener un pelo más suave. El proceso puede acompañarse con masajes suaves al cuero cabelludo.

 

4. El boom de los productos naturales

 

El cuidado del medio ambiente ha traído consigo la cultura de consumir productos con menos componentes químicos y más naturales. Los productos que contienen alcohol o siliconas terminarán deteriorando el cabello, pues mientras el primero le restará nutrientes, las siliconas provocan que el pelo se selle y no permita ser hidratado por los acondicionadores haciendo que este se deshidrate, el consejo es fijarse en la tabla de contenidos que los shampoos, acondicionadores y tratamientos y evitar adquirir los que los incluyan.

 

5. Acudir a un asesor de imagen

 

Así como cada tipo de piel merece un tratamiento especial, no hay verdades absolutas cuando se habla de los productos más apropiados para el cuidado del cabello, por eso Germán Palomino recomienda asesorarse con un especialista que guíe y aconseje de manera personalizada a cada mujer dependiendo de las características de su cabello.

 

Foto: iStock.

Temas relacionados