"La vida está hecha de sueños"

La diseñadora brasileña Tricia Milanese habla sobre su vida, su profesión y sus diferentes labores sociales a través de su marca Lavish.
"La vida está hecha de sueños"

Tricia Milaneze participó por primera vez en la pasada versión de Colombia moda, en donde expuso la belleza de sus creaciones e igualmente mostró la belleza de su corazón. Tricia es madre de dos niños autistas. “Antes de ser diseñadora y empresaria soy mamá. Mi familia es la mayor bendición recibida por Dios y mis hijos son mi mayor misión. Participo de su vida como cualquier otra madre que educa, cuida y corrige. Realmente lo importante es la calidad del tiempo que compartes con ellos y nunca perder de vista los verdaderos valores de la vida”. ?

Por el recorrido de la vida, el destino la llevó a vivir en Estados Unidos, país que la acogió y le brindó la posibilidad de sacar adelante a sus hijos. Allí también conoció a su socia y amiga, la brasileña Daniele Cardoso, médica y madre de 4 hijos, uno de ellos con parálisis cerebral. “Nos conocimos en Estados Unidos, debido al tema de nuestros hijos. Daniele se mudaba y un amigo me pidió que la guiara en relación a los servicios médicos, la escuela y la terapia para su hijo. Desde entonces somos amigas. Daniele tuvo que dejar su profesión de médico porque su título extranjero no es reconocido en los EE.UU, por tal motivo, empezó a ayudarme en las ferias de joyas y le gusto el mundo de la moda. Ahora tenemos la posibilidad de vivir en un lugar donde los niños con necesidades especiales, son incluidos en la sociedad y a pesar de sus limitaciones se desenvuelven dentro de sus capacidades” señala Tricia.?

La diseñadora abandonó su profesión de abogada y se encaminó por el mundo de la moda y el diseño de accesorios. “Antes de la facultad de derecho me fui a la universidad de Bellas Artes. Abandonar la carrera de derecho era una decisión que tenía que tomar porque Lavish crecía, abrí la empresa y comencé a modelar mi negocio, que ha estado creciendo desde entonces”. Afirma Tricia Milanese.?

Hoy vende en más de 50 países. En Colombia, fue muy bien recibida a pesar de que no conocía el mercado de nuestro país, “Sabemos que la mujer colombiana es muy elegante, hermosa y sofisticada”. Pero además de posesionarse en el mercado de nuestro país, Tricia también incursionó en el área del trabajo social “nos unimos a una fundación educativa para niños especiales llamado Funes en Bogotá. Estamos desenvolviendo una colección llamada Angel Colection inspirada por los ángeles, ideas en crochet hechas por la madre de Blanca Nariño, nuestra aliada en el proyecto en Colombia. Estos fondos recaudados de la colección serán destinados a la fundación. Nuestro trabajo social por el mundo hace parte de un sueño de Daniele y mío. Nuestra ayuda está dirigida a la educación de niños especiales y es una manera donde encontramos la forma de retribuir a el universo lo que recibimos de él gratuitamente”. ?

Ella no se considera un modelo a seguir, cree que cada persona tiene un camino propio y único. “Basta con mirar dentro de uno mismo, escuchar el corazón, entender el sentido de la vida, los verdaderos valores y creer que cada uno es un ser completo y amado por Dios, que tiene una historia hermosa y única para ser recorrida y contada. Yo alcance muchos sueños y pretendo alcanzar más. Así es como lo hago, con las joyas y con la vida…” Finaliza Tricia.

 

últimas noticias