Redacción Cromos / 6 Jul 2022 - 12:30 a. m.

Las diferencias entre el squirt y la eyaculación femenina

La cultura popular ha hecho creer que el squirt y la eyaculación femenina es lo mismo, una experta explica cuáles son las diferencias clave.
La cultura popular ha hecho creer que el squirt y la eyaculación femenina es lo mismo, una experta explica por qué son conceptos diferentes.
Foto: GettyImages

Lastimosamente la pornografía ha creado ciertos mitos frente a la sexualidad, especialmente la de las mujeres. Por ejemplo, el squirting o squirt, pensado como el líquido que sale de la uretra de las mujeres, es descrito usualmente como la eyaculación femenina, una creencia completamente errónea, ya que existen diferencias entre los dos conceptos.

Lee también: Nuevo estudio desmiente mitos sobre el orgasmo femenino

Aquí puedes encontrar más contenido como este

¿Cuál es la diferencia entre el squirt y la eyaculación femenina?

La psicóloga y sexóloga, Lara Ferreiro, menciona que la cultura popular es la responsable entre la asociación del squirt y la eyaculación de las mujeres. “La traducción de la palabra inglesa ‘squirt’ es chorro, algo que se podría asociar al orgasmo femenino. El problema es que, a raíz de verse en la pornografía, se ha ido popularizando, y algunas personas traducen equivocadamente este término como ‘eyaculación femenina’, pero son conceptos diferentes. Además, ni uno ni otro ocurre necesariamente durante el orgasmo”, explica.

Una relación sexual está compuesta por cuatro momentos, “Deseo, excitación, orgasmo y resolución (esta última, el tiempo de recuperación hasta volver a la ‘normalidad’)”, según Ferreiro. Entonces el orgasmo es el punto más alto de la excitación sexual y tiene dos componentes, el fisiológico y psicológico.

El fisiológico “se reconoce por una serie de contracciones involuntarias periódicas que se experimentan, con una duración media de entre 15 a 20 segundos”, mientras que el psicológico “hace que se desconecte el ‘lado lógico’ del cerebro, se activa la zona de las emociones y la mujer siente un placer máximo sin poder pensar en otra cosa”, aclara la experta.

Durante el acto sexual, no solo en el orgasmo, las mujeres segregan varios líquidos, “Dependiendo desde dónde, van a tener un nombre u otro”, añade la sexóloga.

“Si es desde la vagina, lo llamaremos lubricación”, pero “si es desde las glándulas de Skene, también conocidas como la próstata femenina, lo llamaremos eyaculación femenina”, entonces “si es desde la uretra, se producirá el famoso ‘squirting’. En algunas ocasiones, el ‘squirting’ también se puede segregar desde las glándulas de Skene”.

Que el squirting y la eyaculación puedan provenir de la misma zona es el motivo por el que hay tantas confusiones, “La gran diferencia está en su cantidad y composición. En la eyaculación femenina, la cantidad segregada de fluido es mucho menor, es espeso y blanquecino”.

Un estudio de la Internationa Society for Sexual Medicine sostiene que solo entre un 10% a 50% de las mujeres eyaculan con frecuencia, esto no quiere decir que no lleguen al orgasmo.

Entonces, “si no has experimentado la expulsión de líquido alguno durante el sexo o el orgasmo, no es significativo. Por otra parte, en el ‘squirting’, el líquido expulsado es una composición de glucosa y fructosa, entre otros (y aclaro que no es orina, aunque contiene residuos de urea). Parece agua clara, y la sensación física es como si estuvieras haciendo pis. Cuando esto ocurre, tampoco significa siempre que se esté teniendo un orgasmo, pese a que por lo general, van asociados”, concluye la especialista.

Síguenos en Google Noticias