Los beneficios de ir al sauna

Científicos de Finlandia y el Reino Unido revisaron los efectos de los baños de sauna en la salud de los finlandeses, quienes lo hacen de 80 a 100 grados de temperatura. ¿Qué beneficios hay?

Foto: iStock.

Un nuevo estudio publicado en la revista 'Mayo Clinic Proceedings' ha demostrado que bañarse en el sauna de forma regular se asocia con una reducción en el riesgo de enfermedades vasculares, como presión arterial alta y enfermedad cardiovascular, enfermedades neurocognitivas, y enfermedades no vasculares, como las pulmonares o los trastornos de salud mental. (También puedes leer: Uso frecuente de saunas podría disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular

Además, de acuerdo con las conclusiones de esta investigación, dirigida por científicos de la Universidad de Jyväskylä, la Universidad de Finlandia Oriental y la Universidad de Bristol (Reino Unido), el sauna alivia condiciones como enfermedades de la piel, artritis, dolor de cabeza y gripa.

El equipo de investigación ha realizado una revisión exhaustiva de la literatura sobre los efectos de los baños de sauna en diferentes marcadores de salud de los finlandeses. El baño de sauna finlandés se caracteriza por la exposición a altas temperaturas ambientales (80-100 grados centígrados) durante un breve período de tiempo.

Los hallazgos de los investigadores también sugieren que los beneficios para la salud del sauna están relacionados con sus efectos en las funciones circulatoria, respiratoria, cardiovascular e inmune. Así, un baño de sauna regular estabiliza el sistema nervioso autónomo, reduce la presión arterial, la inflamación, el estrés oxidativo, la circulación del colesterol malo, la rigidez arterial y la resistencia vascular.

Además, contribuye a niveles beneficiosos de hormonas circulantes y otros marcadores cardiovasculares. Las respuestas fisiológicas producidas por un baño de sauna común corresponden a las producidas por la actividad física de intensidad moderada, como caminar.