Publicidad
Redacción Cromos / 2 Mar 2022 - 12:18 a. m.

Los perros podrían experimentar dolor por la muerte de sus amigos caninos

¿Has escuchado decir que a los animales solo les falta hablar? Y tal parece que es cierto. Un nuevo estudio de la Universidad de Milán plantea que los perros entran en etapa de duelo cuando fallece un compañero canino de la familia.
¿Epilepsia en perros? Te contamos en qué consiste y las razas más propensas
Foto: GettyImages
La mayoría de los cuidadores consultados reportaron que sus mascotas entraron en etapa de decaimiento cuando falleció su compañero canino.
La mayoría de los cuidadores consultados reportaron que sus mascotas entraron en etapa de decaimiento cuando falleció su compañero canino.
Foto: Pexels

La investigación es de la Universidad de Milán y tras haber estudiado el comportamiento de cientos de perros, lograron determinar que tras la muerte de su compañero canino en casa, experimentan lo más parecido al duelo de los humanos.

Te puede interesar: 5 razones por las que tu gato no para de morder

Federica Pirrone es la médica veterinaria que junto a su equipo reclutó 426 personas que hubieran tenido al menos dos perros y que uno de ellos hubiera fallecido. Los cuidadores de los caninos debieron diligenciar un formulario donde se les preguntaba por el comportamiento de los perros sobrevivientes tras el fallecimiento de su compañero. También tuvieron que describir la relación que existía entre los perros y su propia reacción ante la muerte de la mascota.

Los resultados arrojaron que en la mayoría de los casos los propietarios notaron cambios en sus perros tras la muerte del otro animal y un 86 % aseguró que su mascota estaba bastante más decaída o entristecida.

El comportamiento más común, señalado por el 67 % de los humanos consultados, fue un aumento en la búsqueda de atención, seguido por un 57 % que informó de una disminución en las ganas de jugar, y un 46 % que notificó una disminución en toda la actividad de la mascota sobreviviente. El 35% de los propietarios informó de que pasaba más tiempo durmiendo y tenía más miedo, el 32 % informó de que tenía menos apetito y el 30 % de que habían aumentado los lloriqueos o los ladridos.

“Estos resultados indican que un perro puede mostrar patrones emocionales y de comportamiento relacionados con el duelo cuando muere un congénere cercano, y que algunos aspectos de estos últimos pueden estar relacionados con el estado emocional del propietario”, escribe en un artículo el equipo dirigido por Pirrone.

Ya se ha estudiado el comportamiento de duelo en animales como elefantes, delfines y primates pero la exploración y documentación científica de las emociones en los perros es relativamente reciente y el duelo, particularmente, arroja pistas sobre la cognición animal, pues se trata de una experiencia subjetiva.

Otro dato que arrojó la investigación es que de los perros que estaban en duelo, el 93 % había convivido con su congénere durante más de un año, y el 69 % mantenía una relación amistosa. Curiosamente, la duración de la convivencia no influyó en el comportamiento del perro subreviviente.

A pesar de las reveladoras estadísticas, los investigadores aseguran que no es posible sacar una conclusión en firme diciendo que los perros sufren la muerte de sus amigos, pues existen otros factores que podrían influir en el comportamiento de los animales como la propia pena de sus cuidadores humanos.

También puedes leer: ¿Por qué no debes darle sal a tu perro?

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.