Los profesores del futuro

Hoy podemos aprenderlo todo, con solo sacar el celular. Ya no hay salones, ni matrículas que pagar. Pero, ¿estamos preparados para
educarnos por Internet?

Foto: Getty

El 17 de mayo del 2016, la comediante mexicana Sofía Niño de Rivera le preguntó al entonces presidente Enrique Peña Nieto si estaba preparado para gobernar a un pueblo que, gracias a Internet, estaría cada vez mejor educado; un pueblo cada vez más difícil de manipular. Su pregunta mostraba un panorama prometedor y plausible, pero no del todo realista.

YouTube es una plataforma que se presta para el desarrollo cultural de todas las personas que tengan acceso a la web. En la página han nacido millones de canales, de distintos países y culturas, que promueven una educación infinitamente diversa y gratuita. No son libros de receta, ni monólogos aburridores y distantes, es un acercamiento personal que le permite a cualquier persona aprender lo que desee, al ritmo que lo necesite, de la mano de un profesional. Solo basta con hacer la pregunta en el buscador.

Julio Alberto Ríos Gallego es un profesor caleño de matemáticas y física que, desde el 2009, empezó a subir videos educativos en los que explica, paso a paso, conceptos de álgebra, geometría, trigonometría, cálculo y física. Se convirtió en el ayudante
personal de todos los estudiantes que necesitan tutorías por fuera del salón. Ahora es conocido como ‘Julioprofe’ y tiene más de tres millones de suscriptores.

Alan Estrada es un actor mexicano que dejó a un lado el teatro y la televisión para dedicarse de lleno a viajar por el mundo y servir de guía turístico a sus más de dos millones de seguidores. Su canal, Alanxelmundo, enseña la riqueza cultural e histórica de cada ciudad que visita (he conocido a más de un extranjero que se vio motivado a conocer Colombia, gracias a la serie que Alan produjo en el país).

Tik Tak Draw es un canal español que optó por ilustrar episodios de historia, mitología y leyendas. Holly Grace Marie Tuggy, mejor conocida como ‘Superholly’, es una estadounidense radicada en México, que enseña a hablar y a mejorar la pronunciación en inglés. Patri Tezanos es una maestra española que se dedica a la producción de videos de antropología,
psicología y neurociencia en su canal Antroporama. Jennifer Arregocés es una bogotana que empezó a dar lecciones de lettering y caligrafía con pinceles y marcadores.

Tenemos acceso a artistas, lingüistas, ingenieros, cocineros, médicos... todo tipo de personas, que, semanalmente, publican un nuevo video. Un nuevo tema por explorar. Disfrutamos de la posibilidad de ampliar nuestros conocimientos sin más límites que los que nos imponemos nosotros mismos.

Sin embargo, existe un problema evidente: YouTube no se sostiene solo, necesita generar ingresos a través de patrocinadores. Entre más suscriptores tenga un canal, más vistas genera, más publicidad se le puede vincular, y más rentable se hace el sistema. Ahí nace la falla. Dentro de la plataforma existen millones de videos que solo pretenden generar vistas o esparcir mentiras. Canales como So Yummy, que publica recetas falsas de cocina, o Blossom, que comparte trucos (en muchas ocasiones peligrosos o inútiles) para hacer la vida más fácil, tienen más de 7 millones de suscriptores.

Y puede ser mucho peor. Vivimos en una época en la que se ha comenzado a cuestionar la evidencia científica. Hay un retroceso creciente y sin fundamentos que despierta pasiones destructivas para el progreso de la sociedad: personas que creen que la tierra es plana, el movimiento antivacunas, la conspiración de las estelas químicas, etc.

Las redes sociales se convierten en armas de doble filo. Podemos llegar a construir un pueblo educado a través de la web, explotar talentos ocultos, desarrollar naciones y combatir la corrupción. Pero el proceso empieza en nosotros mismos. En abrir la pestaña de información de cada video, en asegurarnos de que lo que vemos es auténtico, en buscar a los ‘Julioprofe’, en compartir conocimiento genuino y frenar la desinformación. La universidad ahora es digital, y de nosotros depende que los profesores adecuados brillen y seanimpulsados por los algoritmos.

 

881579

2019-09-17T15:51:25-05:00

article

2019-09-23T16:01:34-05:00

mcamacho_250931

cromos

Juan Pablo Rueda

Vida Social

Los profesores del futuro

25

5000

5025

Temas relacionados