Mamá después de los 40

En las últimas décadas los cambios socioeconómicos han permitido que muchas mujeres puedan elegir en qué momento de su vida quieren ser madres.
Mamá después de los 40

Donantes de óvulos

Según los científicos más del 75% de las mujeres mayores de 45 años que recurren a las técnicas de reproducción asistida utilizan óvulos o embriones de donantes para concebir.

Con la técnica de donantes de óvulos el primer paso será decidir quién donará el óvulo (un familiar, alguien cercano o una persona anónima que se puede contactar a través de una clínica de fertilidad).

De esta manera las mujeres podrán elegir a su donante por las características físicas, origen étnico, nivel de educación y ocupación. En general las donantes tienen entre 21 y 29 años de edad.

Después de elegida ambas mujeres deberán ingerir hormonas, e incluso inyectarlas, para sincronizar los ciclos reproductivos para que de esta manera las paredes del útero de la madre estén en condiciones de sostener un embrión. Una vez los óvulos estén maduros, se extraerán de los ovarios para llevar a cabo la fertilización in vitro.

Inseminación artificial o intrauterina

La inseminación artificial es el más antiguo de los tratamientos de fertilidad pero para mujeres mayores se convierte en una de las alternativas más exitosas. Es más, algunos hospitales no incluyen este tipo de fertilización en los servicios para mujeres de 40 años, pues los bajos porcentajes de éxito no justifican los gastos.

Para la inseminación artificial del padre se combina en el laboratorio con los óvulos de la madre y una vez producida la fecundación, los embriones son introducidos en su útero.

Trasplantes de tejido ovárico

Uno de los últimos avances en los procesos de fertilidad para mayores de 40, que permitiría que la mujer ovule de nuevo. El tejido se extrae de un ovario sano y joven, se congela y luego se implanta en la mujer que ya no es capaz de ovular por sí misma.

Congelar óvulos propios: Vitrificación

Las mujeres jóvenes (22 a 27 años) pueden decidir cuándo quieren utilizar sus óvulos fértiles. Por eso pueden someterse a un tratamiento hormonal para estimular la producción de los ovarios y que liberen más de un óvulo al mes. Mediante una aguja, se extraen y se eligen los óvulos que estén en perfectas condiciones, se congelan en nitrógeno para conservarlos sanos y sin envejecer y, pasados unos años, se reimplantan.

Alquilar un vientre

Este método también se conoce como maternidad sustituta o alquiler de útero. Aquí los padres eligen que otra mujer lleve el embarazo del embrión producido por la madre y el padre o por una donante y el padre hasta su término.

últimas noticias