¡Me dejó destrozada y encima llama para pedirme plata!

¿Has amado mucho a alguien a tal punto de apoyarlo económicamente, sacrificando tus gastos? Esta es la historia de hoy.

Soy estudiante de 9 semestre de medicina, tengo 23 años y hace 3 años comencé una relación con alguien. Cuando lo conocí todo era especial, él era muy detallista y cariñoso. Siempre estaba pendiente de mí y yo de él. Un día tuvimos una discusión y yo tenía la culpa porque me había equivocado. 

 

Hablábamos por teléfono y me decía que se sentía mal, que había golpeado algo y tenía un brazo partido. Yo no sabía qué hacer, apenas me dijo eso pedí un taxi para llegar a su casa pero en el camino tuve un accidente. 

 

En mi recuperación él siempre estuvo conmigo apoyándome. Tenía unos negocios y me ayudaba con algunos gastos de mi universidad. Pero no todo era perfecto, comenzaron a llegar los problemas. Yo siempre he sido un poco reservada con mi vida personal, no soy de esas que me gusta publicar muchas cosas en mi redes sociales, él en cambio quería que subiera fotos con él, porque le daría seguridad. 

 

Yo nunca lo hacía, él pensaba que yo lo estaba engañando. Y empezó a cambiar su trato conmigo. Cada vez que se enfurecía me decía cosas como malparida, puta, entre otras que no se imagina. En muchas ocasiones he intentado dejarlo pero solo basta volverlo a ver para reconciliarnos. Duramos casi un año separados y a principios de este año nos volvimos a encontrar. Yo me siento muy enamorada de él y fui yo quien le pidió que nos diéramos una última oportunidad. 

 

Actualmente él no tiene trabajo, tampoco estudia ninguna carrera y en su defensa me dice que yo no lo he dejado avanzar y que tiene muchas deudas. Entonces, yo quería ayudarlo con un dinero extra que recibo y duré casi un mes enviándole el dinero que me mandaban mis padres para mis gastos de la universidad. Hace unos días descubrí conversaciones en su celular, donde hablaba con su ex novia, tiene conversaciones muy cariñosas con otras niñas. En cambio a mí ni siquiera me llama, intenté reclamarle por lo que ví y lo que me dijo fue que eso no era nada.


Me dijo que nosotros habíamos tenido muchos problemas y que prefería cortar la relación. Yo quedé destrozada. Hace unos días me llamo para saber como estaba, me dijo que había estado enfermo y que no tenía dinero para los medicamentos, sentí como si indirectamente me estuviera pidiendo dinero. Luego me dijo que me amaba, nos vimos por cámara y yo pensé que volvíamos a arreglar las cosas. Cuando finalizó la videollamada me dijo que tenia muchas ganas de estar conmigo y yo le respondí que también sentía lo mismo. Pero después me dijo que él y yo no teníamos nada y que no me fuera a equivocar. Yo no supe que responderle y lo dejé hablando solo. Al día siguiente volvió a escribirme pero no he querido responderle aunque sólo me escribe para decirme unas bobadas, no menciona nada de los dos.


 
Doctora yo estoy sufriendo mucho, yo siento que lo amo demasiado. Mi carrera es de mucho estudio pero no logro concentrarme. He bajado mi rendimiento académico y estoy muy deprimida, no me provoca salir con mis amigas. Solo voy de la universidad a la casa y viceversa. 


¡A veces tengo la esperanza de que me va a llamar pero no lo hace, nunca lo hace! Yo me he abstenido de escribirle y llamarlo. Estoy sufriendo, siento que lo amo demasiado pero también que he perdido mi orgullo, no se alcanza a imaginar las noches que he llorado y todo lo que he sufrido.

 

Por favor regáleme un consejo, se lo agradecería.

 

 

Querida lectora,

Gracias por enviarme tu carta.


Eres una mujer generosa, llena de detalles y con mucha fuerza.

 

¿Qué obtienes de una persona como la que me has descrito?
____________________________________________

(¡¡¡Si escribes algo en esta línea me preocuparía mucho!!!)

 

Quisiera saber honestamente qué es lo que él te da porque desde mi perspectiva es una pérdida de tiempo y de tus recursos vitales, emocionales y económicos.

 

Nadie que te insulte merece estar a tu lado. Jamás permitas que te vuelvan a llamar como te ha llamado. Ponlo en su sitio. Y no le des más dinero, que se busque la vida por él mismo y que aprenda a gestionar mejor su bolsillo. Si a él no le da vergüenza lo que hizo, a mí me da una lástima terrible, y se ha ganado un puesto en la lista negra de los peores novios que he conocido en el consultorio. Y en cuanto a ti, querida lectora, me parece que mereces despertar.

 

Aquí voy a decirte lo que considero relevante a futuro:

 

Por favor concéntrate en tus estudios. 


Una amiga caleña me dio una vez un gran consejo: estudia mucho, al final de todo, lo único que tendrás es tus estudios y lo que hagas con ellos. 
Los hombres pasarán, pero los estudios siempre se quedarán contigo.

 

No pierdas tu tiempo en un hombre así, te lo pido por favor, y no llores por alguien que no sabe para dónde va y que confunde el amor con aprovecharse de las situaciones y de tu dinero.

 

¡Ama a alguien que te ama!


Ama y nunca llores por amor. Tampoco llores por un hombre que te pedía plata mientras te era infiel. ¡Líbrate de ése hueso de una vez!

 

Comparte con alguien que VALORE todo lo que eres, que comparte tus mejores facetas y te hace grande. No lo llames, no le escribas. Si la ansiedad te está comiendo, ponte a hacer deporte o escríbeme a mí, pero no des un paso atrás. ¡Tú puedes!

 

Espero que mi carta te haya hecho reflexionar.

 

Cualquier consulta que necesites de forma particular conmigo de forma directa, contáctame y te puedo ayudar por WhatsApp video llamada.

Ya puedes reservar aquí:
(34)616 838 002

@mariapazruiz

 

Foto: iStock.

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente