No hacer dietas milagrosas: primera regla para recuperar la figura tras las vacaciones

Con estos tips nutricionales, perder los kilos de más que dejaron las fiestas de fin de año será mucho más fácil.

Foto: Pixabay.

Es bastante común que, durante las vacaciones, cambiemos la rutina de nuestras actividades diarias, especialmente en cuanto a la alimentación y a la actividad física se refiere. La natilla, los buñuelos y los cocteles de fin de año muchas veces nos cobran cuenta en enero, y algunos kilitos de más pueden hacerse notorios.

La Dra. Clara Lucía Valderrama, Integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife nos da los 5 pasos que se deben seguir para recuperar la figura:

1. No hacer dietas “milagrosas”

2. Comer 5 porciones de frutas y verduras al día

3. Tomar varios vasos de agua durante el día

4. Comer cada 3 horas alimentos y snacks saludables

5. Practicar actividad física

Para cuando regresamos a la rutina diaria y al trabajo, la nutricionista Valderrama recomienda que seamos cuidadosos con las dietas que son conocidas como “milagrosas” y que, por lo general, a muchas mujeres, (y ahora también a muchos hombres) les gusta hacer para así recuperar su peso y estado físico. La mayoría de veces estas son desbalanceadas en los nutrientes que nuestro organismo necesita. Si son de alta restricción de carbohidratos (azúcares, almidones, por ejemplo) pueden llevar a un desbalance en los niveles de glucosa sanguínea y a un mal uso de hormonas contrarreguladoras, (insulina y glucagón que ayuda a transformar la energía acumulada en los músculos) por lo que el organismo utiliza sus propias proteínas para producir energía, generando metabolitos que pueden ocasionar daño renal

Los programas de reducción de peso deben estar basados en hábitos alimenticios adecuados que permitan mantener el balance proteico y que disminuyan progresivamente el consumo de azúcares y grasas. Además, deben estar acompañados de programas de actividad física y, en general, deben conllevar un cambio en el estilo de vida.

Volver de vacaciones puede ser el momento oportuno para empezar una nueva vida activa y saludable. Es fundamental el consumo de frutas y verduras para lograr un aporte importante de vitaminas, minerales, fitonutrientes y agua. La recomendación es que se deben consumir cinco porciones al día.

El consumo de carbohidratos y grasas es indispensable en nuestro organismo, en especial porque son fuente de energía. En cuanto al consumo de grasas, se debe procurar restringirlas y enfocarlas hacia las de tipo insaturadas que son especialmente de origen vegetal, como el aceite de oliva y el aceite de pescado (rico en ácidos grasos en forma de Omega 3) que ayudan a disminuir los altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Para desintoxicarnos y además perder esos kilitos que ganamos durante los días de descanso es muy importante tomar abundante agua durante el día. Además, la actividad física debe ser parte de la rutina diaria de nuestro estilo de vida saludable, pues ayuda a eliminar toxinas, quemar calorías y prevenir la obesidad, puede disminuir el riesgo cardiovascular, ayuda a reducir el riesgo de la osteoporosis, brinda una gran sensación de bienestar y disminuye el estrés, entre muchos otros beneficios.

Es muy importante aclarar que la actividad física se debe realizar de manera progresiva en duración y resistencia. Caminar a diario, incrementando progresivamente el tiempo y la distancia es un buen comienzo, en la medida que mejore la capacidad y la tolerancia. Es recomendable consultar al médico para una evaluación física completa si se quiere hacer ejercicio de fuerza o de alto rendimiento.

Al regresar de vacaciones, nuestro programa de alimentación debe incluir todos los grupos de alimentos; lo que se modifica de manera importante es la cantidad y la porción del alimento que se consume. Igualmente, se deben establecer horarios y tiempos de comida a lo largo del día que cumplan con las necesidades de energía para poder desarrollar todas las actividades programadas. El consumo de alimentos que sean buena fuente de proteína también es importante, ya que este nutriente participa en la construcción, crecimiento y reparación de todos los tejidos y órganos.

La doctora Valderrama recomienda tomar refrigerios saludables, como frutas o algún alimento que contenga proteína que le ayude a sentirse lleno y no genere un aporte extra de grasas o azúcares.

La frecuencia del consumo de los alimentos (cada 3 horas) mantiene activo su metabolismo, así que no deje de comer, consuma porciones más pequeñas, pero más seguido. Hay que tener en cuenta que la cantidad de calorías que debe consumir cada persona, se determina de forma individual, y depende de su nivel de actividad física, entre otras cosas.

“Siguiendo estas recomendaciones, volver de vacaciones ya no será una tortura y por el contrario, nos animará a un cambio saludable en nuestras vidas”, concluyo la nutricionista Valderrama.

 

 

779621

2019-01-05T16:26:42-05:00

article

2019-01-05T17:10:08-05:00

mfranco_250925

cromos

Redacción Cromos

Estilo de Vida

No hacer dietas milagrosas: primera regla para recuperar la figura tras las vacaciones

86

5131

5217