Sexo cibernético, ¿Te animas?

Cuando de experimentar se trata, resulta mucho mejor hacerlo entre dos y más si estamos hablando de explorar nuevos campos sexuales.
Sexo cibernético, ¿Te animas?

¿Alguna vez has enviado contenido sexual a alguien?

Una reciente investigación hecha por CyberCompare.net sobre los hábitos digitales de las personas, concluye que una de cada tres personas participa activamente en encuentros sexuales virtuales.

La forma más popular de dichos encuentros, con un porcentaje del 37 %,  es el sexting, que consiste en el intercambio de contenido sexual explícito, generalmente a través de teléfonos celulares, videollamadas, o uso de webcam. 

La investigación también encontró que el 60 % de los encuestados ha tenido al menos una vez en su vida sexo en línea con un desconocido. 

"La tecnología se está infiltrando en casi todos los elementos de la vida cotidiana. Ahora, aunque parezca extraño, también en nuestra vida sexual", expresó Kimberley Shapley, investigadora principal del portal .

Un 20 % de las personas respondió que recurre a estos medios para intercambios sexuales cuando tiene una relación amorosa a larga distancia para mantener viva la llama de la pasión. Por otro lado, un 14 % respondió que practica sexo virtual para contrarrestar los pesados horarios de trabajo.

En cuanto a los lugares más usuales en los que las personas se sienten en confianza para elevar sus deseos sexuales a través de Internet, se encuentra la casa y la oficina. 

 

¿Intercambiar estos contenidos sexuales con un desconocido es una infidelidad?

Otra de las respuestas curiosas que dieron las personas estudiadas hace parte del 16 %, y son los que alguna vez han enviado fotos o videos sexuales a un desconocido. 

Respecto al mismo tema de intercambios con desconocidos, YouGov y Huffington Post interrogaron a cientos de hombres y mujeres sobre si lo consideraban infidelidad o engaño. El 85 % respondió que sí. ¿Qué opinas?

 

¿Y qué pasa con la cantidad de material que hay en los dispositivos?

McAfee descubrió en uno de sus estudios que un poco más de la mitad de las personas que intercambian este tipo de contenido no lo borra, y, peor aún, no tiene ningún tipo de protección con contraseña para acceder a él a través de los teléfonos inteligentes, a pesar del alto riesgo que corren estos dispositivos de ser robados o perdidos por accidente. 

 

Otro tipo de relación entre sexo y tecnología

Pero si de satisfacción sexual a través de tecnología se trata, no solo los contenidos provenientes de otra persona logran esto. El mercado que revoluciona todos los días ha encontrado en los aparatos tecnológicos el medio para hacer explotar de placer a muchos sin el miedo de ser descubierto o liberando a todo ser de cualquier culpa.   

 

Masturbador virtual

Este novedoso aparato permite introducir el pene en un masturbador eléctrico activado por un Novint Falcon, es decir, una especie de mouse, que envía estímulos y ondas vibratorias que generan un placer casi programado. Además se complementa con las gafas de realidad virtual, las Oculus Rift, y allí genera imágenes sexuales de mujeres.

 

Foto: Istock

Temas relacionados